Dólar

Monotech, el dólar tecno. Dólares de diseñadores, gamers y programadores.

El mes de octubre, la conducción económica tendrá que linkear entre el rendimiento logrado por el dólar soja, que que hizo posible el fortalecimiento de las reservas del Banco Central, con medidas que fomenten la Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector tech.

TIP Monotech: el dólar tecno: las compañías que proveen servicios pudieran acceder en dólares al 50% del incremental de las exportaciones si un 20% de ese total era aplicado al pago de salarios.

Van a estar incluidos beneficios para las compañías, grandes, medianas y pequeñas, que exportan sus servicios generando imprescindibles divisas que, hoy por hoy, se encuentran jaqueadas por la diferencia entre la suba del dólar oficial y la inflación generándoles una pérdida de competitividad en el mercado tecnológico.

Es una señal de alarma que la cámara que reúne a muchas de estas compañías del área de la nueva economía, Argencon, viene señalando, al tiempo que sus directivos explican, “Exportamos entre 6.500 y 7.000 millones de dólares y podríamos doblar ese número con las herramientas adecuadas”.

Su director ejecutivo, Luis Galeazzi, señaló que “en este rubro la Argentina tiene un balance de activos y pasivos. Por un lado, nuestros profesionales son reconocidos por su calidad y alta oferta de valor. Tenemos crédito por la calidad del trabajo que entregamos, pero, por el otro, la falta de estabilidad, la imposibilidad de tener políticas públicas continuas, las dificultades de la brecha cambiaria y el cepo, permiten que muchos trabajadores, altamente calificados, emigren al exterior, de manera virtual o física, para cumplir funciones en empresas multinacionales”.

Con esto presente, Sergio Massa y el secretario de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk, van a anunciar durante la primera semana de octubre, medidas que incluirán ventajas impositivas adicionales a la ley que rige el sector y un nuevo esquema cambiario que tomará como referencia el elaborado para el sector del gas y del petróleo.

Con respecto a este último punto, ha trascendido que, beneficiarán a aquellos que inviertan en el país permitiéndoles vender, parte de los dólares que ingresen, al tipo de cambio paralelo y no oficial.

En principio se evalúa que las compañías con proyectos de inversión superiores a los 3 millones de dólares podrán retener un 20% de las divisas sin liquidarlas por el Mercado Único y Libre de Cambios.

Ahora bien, si las empresas logran exportar servicios y generar valor, podrían conservar hasta el 30% de lo obtenido por sus contratos con el exterior. Estas divisas deberían ser utilizadas para abonar mejores sueldos y evitar aquello que Luis Galeazzi teme. Una nueva fuga de talentos formados en la Argentina y radicados en el extranjero.

Un dólar tecno para el tercer sector exportador

La pata impositiva del plan Massa-Sujarchuk está relacionada con una transferencia, por única vez, del bono de crédito fiscal sobre las contribuciones patronales, que es exclusivo para las empresas inscriptas al Régimen, y que realicen exportaciones que representen al menos un 70% de la facturación anual.

Además, el proyecto de Presupuesto 2023, que se analiza actualmente en la Cámara de Diputados, prevé la posibilidad de descontar hasta el 60% del impuesto a las Ganancias. Un beneficio para las compañías del sector que se agregan a las que fija la Ley de Economía del Conocimiento y que tendrá un costo fiscal cercano a los 50.000 millones de pesos.

Ahora bien, existe un sector muy dinámico de emprendedores que esperan respuestas para poder ingresar dólares en el mercado oficial y liquidarlos a una cotización que no los obligue a terminar en el blue o paralelo.

Un área donde se desempeñan profesionales como diseñadores, gamers y programadores, entre otras profesiones que venden sus servicios al exterior y que generan divisas desde el país.

Una auténtica “máquina de fabricar dólares” como le gusta expresar al ministro de Economía, que permite a un emprendedor ganar 5.000 dólares mensuales trabajando para el exterior sin pasar por los controles de la AFIP y el Banco Central.

Pero, para que los freelancers puedan exportar software y servicios digitales y no seguir liquidando los honorarios en criptomonedas o en cuentas abiertas en el extranjero que les permitan evadir la pesificación al tipo de cambio oficial, Sujarchuk, presentará un proyecto de ley que le permitirá al trabajador independiente cobrar su trabajo en el exterior en dólar billete sin pesificarlo.

“El proyecto denominado Monotech está terminado y lo presentaremos en los próximos días” aseguró una fuente del Palacio de Hacienda.

Según ha trascendido, el cupo de disponibilidad de divisas que se podrá atesorar se elevaría desde los actuales 12.000 dólares anuales hasta 30.000 dólares. Y, se incluirían beneficios fiscales para abonar impuestos con la liquidación de los servicios exportados.

El secretario de la Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk, anunciará este lunes nuevas medidas para potenciar el crecimiento de las actividades del sector de los servicios básicos del conocimiento (SBC).

«Estamos construyendo una política integral para motorizar el crecimiento estratégico de la Argentina a partir de la economía del conocimiento, una actividad cada vez más federal y transversal a toda la cadena productiva. Con las nuevas herramientas otorgadas a las empresas generamos ventajas que alientan la creación de empleo, promueven las exportaciones y estimula la formación y capacitación de nuevos talentos», destacó Sujarchuk.

Las exportaciones de los Servicios Basados en el Conocimiento (SBC), alcanzaron, en el segundo trimestre de 2022, 2.060 millones de dólares, lo cual representa un 22,6% más que en el mismo período de 2021 y un 19,2% comparado con 2019.

Quinta suba de exportaciones

Las exportaciones de los Servicios Basados en el Conocimiento (SBC), alcanzaron, en el segundo trimestre de 2022, 2.060 millones de dólares, lo cual representa un 22,6% más que en el mismo período de 2021 y un 19,2% comparado con 2019, según informó hoy el Ministerio de Economía.

En un comunicado, el Palacio de Hacienda expresó que «se trata de la quinta suba interanual consecutiva, y fue el trimestre con mayores exportaciones de SBC de la historia».

«La economía del conocimiento es una política de Estado que este gobierno va a seguir potenciando porque creemos que es parte fundamental de la agenda de desarrollo para generar empleo de calidad y divisas para el país. Este sector es una de las piezas que tenemos que integrar a la producción para avanzar hacia la economía 4.0, que es presente y es futuro», afirmó el secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren.

Por su parte, el secretario de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk, destacó: «Estamos construyendo una política integral para motorizar el crecimiento estratégico de la Argentina a partir de la economía del conocimiento, una actividad cada vez más federal y transversal a toda la cadena productiva. Con las nuevas herramientas otorgadas a las empresas generamos ventajas que alientan la creación de empleo, promueven las exportaciones y estimula la formación y capacitación de nuevos talentos».

De acuerdo con datos del Centro de Estudios para la Producción (CEP-XXI), en el buen desempeño de los SBC se destacan dos rubros de mayor peso: servicios empresariales y servicios de informática. Los servicios empresariales totalizaron ventas externas por 1.204 millones de dólares y crecieron un 30,6% interanual y 15,8% comparada con 2019.

El rubro representó el 58,4% de las exportaciones totales de SBC y aportó la mayor incidencia positiva en el desempeño general con 16,4 puntos porcentuales. De esta manera, registra cinco trimestres de suba interanual ininterrumpida.

Qué rubros crecieron más

Al interior, se destacó el crecimiento de los dos principales subrubros: los servicios profesionales y de consultoría donde las exportaciones representaron el 51,6% del total y subieron 30,6%; y los servicios técnicos relacionados con la ingeniería, arquitectura y el comercio que representaron el 34,8% del total y subieron 32,9%. Por último, las exportaciones de los servicios de investigación y desarrollo se expandieron 25,2% (con el 13,6%).

Los servicios de informática exportaron USD 636 millones, lo que representó una suba interanual del 13,6% y 36,9% contra 2019. Representaron el 30,9% de las exportaciones totales de SBC con una incidencia positiva de 4,4 puntos porcentuales. Se trata de la quinta suba interanual consecutiva, y registró el mejor segundo trimestre de la serie (el anterior ocurrió en 2018 con USD 567 millones de ventas externas).

Entre los demás rubros, que sumaron el 10,7% de las exportaciones totales de SBC, se destacó la evolución interanual de cargos por el uso de la propiedad intelectual (+19,4%, con una representación del 3,3% en el total de ventas externas de SBC) y de servicios personales, culturales y recreativos (+12,5%; 5,7% del total).

El rubro telecomunicaciones e información bajó 7,9% interanual y explicó el 1,7% del total.