Boliche “Gabbana”, Vecinos denuncian aprietes violentos y amenazas

Publicado por

Se encontraría habilitado solamente para funcionar como Bar y Cervecería. Vecinos se quejan por ruidos molestos.

Sábado 9 de Junio de 2018, es de noche, los inspectores de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad colocan sobre el frente del boliche “Gabbana” de Godoy Cruz 1752, una faja que anuncia la clausura preventiva del establecimiento, por faltas a la normativa de la Ciudad. La escena no resulta novedosa para los vecinos. Tampoco para el dueño del establecimiento, Lucas Sebastian Giménez y mucho menos para los Inspectores de la Ciudad que realizan estos controles nocturnos diariamente.

Domingo 10 de junio, la fachada del Hotel Boutique que se encuentra frente al establecimiento clausurado amanece totalmente grafitada. El mensaje es claro. Los dueños del Hotel “The Glu” son uno de los damnificados por los ruidos molestos de Gabbana y como tales han realizado diversas denuncias ante el GCBA y el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad.

Madrugada del Domingo 17 de Junio, inspectores de la Ciudad concurren a Gabbana a verificar el estado de la clausura, encuentran que el local bailable se encontraba abierto y violando la disposición gubernamental. Se convoca oficiales de la Policía de la Ciudad quienes nuevamente labran actuaciones, esta vez por la violación de la clausura impuesta. Esa misma madrugada la pared y vereda del hotel amanece totalmente vandalizada con litros de pintura negra, el mismo mensaje pero más explícito.

Un grupo de vecinos, afectados por establecimientos de esparcimiento nocturno, entre los que se encuentran los dueños del Hotel, relataron a esta redacción que sucesos como estos son bastante frecuentes y ocurren a modo de represalia cuando existen denuncias vecinales en su contra.

“Es un modo de amedrentamiento, para desincentivar a los vecinos a que denunciemos” nos comenta uno de los afectados que prefiere mantener su nombre en el anonimato.

Según el relato de los vecinos, locales como “Boddah Bar”; “Like”, “Mango”,entre otros, muy frecuentados del barrio de Palermo, tendrían un perfil similar a “Gabbana” en cuanto al nivel de reincidencia en las faltas y el trato beligerante hacia los vecinos e incluso los propios inspectores.

Por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pudimos conversar con el Presidente de la Comuna 14 Lic. Alejandro Pérez, quien nos confirmó la existencia de los operativos conjuntos entre la Agencia Gubernamental de Control, el APRA, la Dirección General de Fiscalización del Espacio Público y el Ministerio de Seguridad, con énfasis en aquellos establecimientos que exhiben mayor índice de reclamos vecinales y que representan además un compromiso para la seguridad del público concurrente. “Vemos necesario encontrar un equilibrio entre el desarrollo de las actividades ligadas al esparcimiento nocturno que son preponderantes en Palermo y el derecho de los vecinos a descansar”.

Asimismo, Pérez pudo confirmar a este medio la existencia de una causa penal por “Amenazas y Daños” vinculada a estos hechos, que ya investiga la Unidad Fiscal Este del MPF que figura a cargo de la Dra. Massaglia.
La situación entre los empresarios de la noche y los vecinos es tensa. Así también lo reflejó la nota publicada en el diario Clarín el 10 de Junio de este año:

https://www.clarin.com/ciudades/palermo-vecinos-denuncian-ruidos-peleas-bares-funcionan-boliches_0_HJKSZgseQ.html

Las vías que disponen los vecinos para denunciar este tipo de irregularidades son el 147 del GCBA; por la web a través del link

https://gestioncolaborativa.buenosaires.gob.ar/prestaciones
y las 24 horas al 0800-333-47225 del Ministerio Pùblico Fiscal de la Ciudad.