No circulan los diarios por los caprichitos fascistoides de Cristina Fernandez de Kirchner.

Cascoteada, Pastillera vieja nomas. No hay presidente que aguanten atornillados en el sillón de Rivadavia.

Sus chupamedias se acordaron ahora de los aumentos, ¿y en estos últimos años que pasó que se quedaron sentaditos mariconeando?. Ahora te haces el machito márica gay Plaini márica tú. Si al menos el paro lo hubieras llamado vos, al menos hubiera sido un paro, pero como sos tan márica llamaron a un paro desde la rosada y en la rosada viven las mariposas como vos, te llevan al viento. Recién ahora se acordaron que hay inflación en los puestos de Revistas?
Plaini tenes que llamar a elecciones INTERNAS Plaini MARACA, MARICA. El PO te está y estará esperando para limarte, con la espada, con la pluma y la palabra. En su pecho, la niñez, de amor un templo te ha levantado y en él sigues viviendo. Y al latir, su corazón va repitiendo: SIEMPRE FUISTE UN VENDEDOR DE DIARIOS CLARIN, no te hagas el lindo.

El titular del Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas, Omar Plaini, denunció que la idea de los “medios monopólicos” de poner puestos alternativos para eludir el paro de canillitas fue una “provocación”.
De esta forma, el sindicalista explicó que la asamblea que realizaron ayer los canillitas en la puerta de un centro de distribución de Clarín fue «una respuesta a la provocación de los medios monopólicos, que anunciaron que iban a poner puestos alternativos de distribución».
«Con esa actitud, esos medios violan un decreto presidencial y una resolución del Ministerio de Trabajo: no respetan los derechos laborales y tutelares de los canillitas», destacó Plaini.
En diálogo telefónico con Télam, el dirigente también denunció «la prepotencia con la que actúan los medios monopólicos» que no accedieron a devolver un porcentaje del precio de tapa destinado a los canillitas, motivo por el cual este fin de semana realizan un paro.
Plaini subrayó que desde el sindicato se iniciaron negociaciones «hace tres meses» y estimó que «no se avanzó nada» ya que el aumento del precio de tapa que dispusieron desde diversos matutinos «no resuelve el reclamo de los trabajadores».
«Ellos se siguen llevando el mismo porcentaje», señaló el dirigente, aclarando que «sólo Tiempo Argentino, Crónica, BAE y Miradas al Sur» restituyeron los puntos porcentuales en disputa.
Por último, el secretario general de SIVENDIA indicó que se realizará una asamblea para analizar la continuidad de las medidas de fuerza y recordó que un trabajador canillita «gana un promedio de 4 mil pesos mensuales, no cobra vacaciones y se paga su jubilación».

Debido al bloqueo, los ejemplares de LA NACION y CLARIN no podrán ser distribuidos a los puntos de venta que habían sido establecidos para llegar a los lectores.
Ayer, los manifestantes habían bloqueado durante varias horas las entradas y salidas de las plantas.

La medida de fuerza se da en el contexto de un paro organizado por los gremios que nuclean a los distribuidores y vendedores de diarios: el Sindicato de Vendedores de Diarios (Sivendia) y la Sociedad de Distribución de Diarios, Revistas y Afines (Sddra).

El Sindicato de Vendedores de Diarios y Revistas (SIVENDIA) continuaba con el paro de 48 horas iniciado este sábado para reclamar que a los trabajadores se les pague el 40% del precio de tapa.

«Nosotros recibíamos un 40% sobre el precio de tapa, pero en el 2001 nos confiscaron el 20%, que son ocho puntos, y desde allí estamos luchando para recuperarlo», dijo a Télam el titular del gremio, Omar Plaini, frente a las plantas impresoras de Clarín y La Nación, en el cruce de la calles Zepita y Magaldi, en Barracas, donde participaba de una protesta junto a grupo de trabajadores.
Plaini señaló también que el transcurso del día «vamos a reunirnos con los compañeros y a decidir si continuamos con la medida de fuerza o volvemos a trabajar».

Además, el titular SIVENDIA adelantó que «el próximo viernes vamos a hacer una asamblea multitudinaria a las 15.30 en nuestro sindicato, donde determinaremos las medidas a seguir porque esto no termina aquí, esto está empezando».
«Este paro de 48 horas es en respuesta a esa negación que tienen al diálogo estos grupos acostumbrados a imponer», señaló Plaini, al tiempo que aclaró que «hay diarios que nos restituyeron ese porcentaje que reclamamos, como Tiempo Argentino, Crónica, BAE, Miradas al Sur y Herald».

El titular del sindicato de los canillitas también denunció que mientras «estábamos haciendo este paro, en el día de ayer nos encontramos otra vez con la provocación del grupo Clarín, conjuntamente con La Nación y Perfil, que violentaron el decreto promulgado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (que regula la actividad y modifica el decreto 1.025 del 2000 que quitaba la exclusividad de la venta en la vía pública al canillita) y salieron a regalar diarios con mano de obra esclava».

«Si pueden regalar los diarios, quiere decir que sus finanzas están muy bien», manifestó Plaini, al tiempo que aseguró que denunciaron esa violación ante el Ministerio de Trabajo.

Sobre el reclamo, el titular SIVENDIA sostuvo además, que «los vendedores de diarios estamos atados al precio de tapa, pero hoy el 70% de los ingresos de las publicaciones dependen de la pauta publicitaria -que es varias veces millonaria y de la cual nosotros no participamos- y sólo el 30% del precio de tapa».
«Ellos pueden planchar el precio de tapa porque sus ingresos están basados en la publicidad», remarcó.
Asimismo, dijo que «ellos facturan los adicionales, como los famosos alimentos para perros, desodorantes, shampoo y gaseosas, a costa del canillita que tiene que trabajar más tiempo».

«Históricamente cargábamos entre 80 y 100 diarios en un canasto, pero hoy no podemos llevar más de 30 por la cantidad de inserts y pauta publicitaria con que vienen. Eso significa más vueltas de reparto y más horas de trabajo», explicó Plaini.

Por último, el titular del sindicato de canillitas remarcó que «estos diarios crecieron por la eficiencia de nuestro trabajo» y aseguró que «el paro no es contra los ciudadanos, que son nuestros clientes».

Hay que recordarle a Plaini que los diarios K se regalan regalados por que no los compra ni los militantes de La Kampora.