Otro accidente ferroviario en Retiro provoca una nueva desintegración del Gabinete Nacional de Cristina Kirchner.

El autogolpe K está en marcha.

Como no pueden culpar a nadie, ahora la culpa es de los usuarios de trenes y subtes por querer viajar. Seis graves heridos al descarrilar un tren de la línea Mitre antes de entrar en la estación de Retiro.

A la caída de la imagen presidencial, ahora hay que sumarle el mal humor popular que comienza un espiral que puede llegar a ser muy violento. La gente a pie no tiene tren, ni subte ni para ir al trabajo ni para volver a sus casas.

Mientras Cristina Fernandez de Kirchner se moviliza en un Audi custodiada por al menos 40 agentes federales, el gabinete se desintegra poco a poco y poco a poco las organizaciones le quitan el apoyo, y este nuevo accidente ferroviario pone sobre la mesa la decidia de como se manejan los dineros públicos. Ya no pueden culpar a nadie. Son ellos mismos los culpables de la mala administración y la falta de control. La culpable de la decidia es Cristina Fernandez de Kirchner.

Después de Jaime, Schavi, el nuevito monito titi, El secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, no sabe donde está parado ni sentado, es más no sabe donde queda Retiro.

El gobierno Nacional busca ocultar su inoperancia de casi 10 años de gestión en Infraestructura.

Seis personas fueron hospitalizadas y 33 atendidas en forma ambulatoria, al descarrilar el último vagón de un tren que luego impactó contra una torre de señalización. El estado del servicio.

OPERATIVO CULPAR A LOS USUARIOS
Parese un chiste pero no lo es. El operativo del Gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner de responsabilizar a los usuarios ya esta en marcha y tiene atecedentes: ONCE. Con una demora de tres días luego del accidente se encontró a la víctima fatal número 51, que se trataba de Lucas Menghini Rey, de 20 años de edad. en su momento el ahora procesado ex Secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi responsabilizó a Lucas por «viajar en una zona prohibida.» Recordemos que El impacto causó 51 víctimas fatales de los cuales 3 eran niños y 703 heridos.

accidenteretiro2EL RELATO DE UN ACCIDENTE ANUNCIADO

El hecho ocurrió a las 13.45 cuando el último vagón de una formación de cinco coches que llegaba a Retiro desde Tigre, descarriló unos 300 metros antes de ingresar a la terminal, cruzó las vías e impactó contra una torre de señalamiento de unos 12 metros de altura.

Seis personas resultaron con politraumatismos y dos de ellas fueron llevadas al Hospital Fernández, dos al Rivadavia, una al Argerich y la restante al Hospital Santa Lucía, ya que presentaba heridas en sus ojos.
Los heridos «eran dados de alta en forma paulatina esta tarde ya que tienen contusiones y golpes», dijo a Télam una fuente del Ministerio de Salud del gobierno porteño.

En tanto, fueron atendidas en el lugar del accidente 33 personas con diversos raspones, heridas cortantes y golpes menores, por lo que fueron atendidas en el andén dos de la estación y luego se retiraron por sus propios medios.
El accidente involucró al último coche, el número 13, de la formación 3092 que venía desde Tigre cuando «por causas que se están determinando salió de las vías y causó la caída de la torre de señalamiento», indicó la Unidad de Gestión Operativa Mitre y Sarmiento (UGOMS).

El vagón siniestrado presentaba dos de sus ventanillas fuera de lugar y raspones en su lado izquierdo, pero no se observaban abolladuras o hundimientos en su chasis.

En tanto, la puerta central del vagón estaba «arrancada» hacia afuera para facilitar la evacuación de los pasajeros, al tiempo que el coche quedó montado sobre las vías, sobre el ramal donde circulan los trenes que salen de Retiro.
La torre de señalamiento es utilizada para ordenar el ingreso de las formaciones a la terminal y quedó arrancada desde su base, con cables expuestos.

UGOMS destacó que, como consecuecia del accidente, el servicio se está brindando de forma reducida entre las estaciones Tigre-Belgrano C, Tigre y Bartolomé Mitre, J.L.Suárez-Colegiales y Mitre- J.L.Suárez, todos estos trayectos de ida y de vuelta.

La estación Retiro del ramal Mitre quedó inoperable hasta tanto se logre reparar la torre, pero los trenes de los ramales San Martín y Belgrano, que también salen desde la zona de Retiro, circulan en forma normal.

SUBTES
El conflicto con los metrodelegados de la red de subterráneos sigue sin solución y mañana volverá a afectar a casi un millón de pasajeros, que tendrán que buscar un medio de transporte alternativo para moverse por una ciudad que se encuentra colapsada por el tránsito.

Los representantes de los trabajadores nucleados en la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) decidieron extender la huelga porque las autoridades no dan una respuesta positiva a sus reclamos por mejoras salariales y por la falta de mantenimiento.

En estos momentos los delegados están terminando de redactar el comunicado que oficializará una decisión que ya fue tomada y que obligará al gobierno porteño a mantener el servicio de emergencia que implementó hoy, con micros escolares que tratan de hacer el recorrido de las diferentes líneas de subterráneos.

Minutos antes de que se confirmara el nuevo día de paro, el secretario general de AGTSyP, Roberto Pianelli, justificó las medidas: «Nosotros antes esperamos ocho meses, pese a que arrasaron nuestros derechos. Abrimos molinetes, dimos dos meses de tregua y se nos rieron en la cara».