Arte Marcial Pa-Kua en el Barrio de Palermo

Bagua (八卦, Wade-Giles: Pa Kua, Pinyin: Bāguà, ocho estados de cambio), es el nombre que recibe un símbolo de origen chino compuesto por ocho trigramas (agrupaciones de tres líneas, unas sobre otras, algunas enteras y otras cortadas) ordenados de una manera determinada alrededor de un centro, el yin-yang.

Origen
Según la leyenda, fue el emperador chino Fu-Hi quien, a mediados del milenio II antes de nuestra era, vio la existencia de similitudes entre las marcas inscritas en su cuerpo y las existentes en el cielo, representadas por las constelaciones. A partir de dicha observación, creó los ocho trigramas, que rigen las leyes universales, el orden del mundo, los fenómenos de la naturaleza, y al ser humano. Cada trigrama está en relación con uno de los ocho puntos cardinales. (Observación: Pero colocados de forma inversa a como se situan en occidente, es decir, el sur arriba, el norte abajo, el oeste a la derecha y el este a la izquierda. Y por consiguiente, los demas rumbos laterales, también cambian de posición). La traducción de los vocablos chinos, PA: significa “ocho” y KUA: mutaciones, transformaciones o cambios. Mitológicamente, se le atribuye al Emperador asiático Fu-Hsi, el vislumbramiento de los “8 Estados de cambio, sobre el caparazón de una tortuga a orillas del río Amarillo.

Los “Estados de cambio” le dieron orden universal a los diversos seres de la Naturaleza. (3.000 a. C.) Cada uno de los Ocho Estados de Cambio se representa con tres líneas pudiendo estas ser completas (yang) o cortadas (yin). Hay muchas maneras de ordenar los Trigramas; el que se ejemplifica en esta página pone énfasis en la estructura familiar, un concepto importante en el método de enseñanza.

Pa-Kua International League

Escuela de artes marciales en Buenos Aires
Dirección: Nicaragua 4480, C1414BVD CABA

El completo Arte Marcial Pa-Kua desarrolla el entrenamiento que trabaja a la vez fuerza física junto con las más refinadas y espectaculares técnicas de utilización de puntos sensibles, palancas, giros, lances y mucho más. Esta práctica garantiza al estudiante una mejor comprensión de sí mismo y de su entorno. Esto es posible a través de una filosofía totalmente no competitiva, donde el verdadero enemigo a ser vencido es uno mismo. Cada estudiante debe enfrentarse a sus propias limitaciones y temores en cada clase, y superarlos sin compararse con sus compañeros. Esto permite que cualquier persona, de cualquier edad o sexo, pueda practicar nuestra Formación Marcial.

La parte técnica se caracteriza por movimientos circulares y el uso de la fuerza del oponente contra sí mismo. El énfasis está en el equilibrio físico y mental, que se expresa en movimientos fluidos o rígidos, fuertes o suaves, de acuerdo a la necesidad. Cada una de las graduaciones abarca el estudio de diferentes aspectos del arte marcial, por lo que aquel que obtiene el cinturón negro de Pa-Kua es un guerrero total y completo en sus propias capacidades, seguro de sí mismo.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)