Payasada histórica: El Tribunal de Justicia de Venezuela renunció a asumir las funciones del Parlamento

Publicado por

Parece un guión de cine Z berreta: dan un golpe de estado a un parlamento y a las 48 horas dan marcha en reversa. Se discute acaloradamente, si el golpe anda o no anda y no anda, por que no anda Venezuela, se planean en la entraña del Chahvismo, si deben o no tener este o aquel privilegio, pero se desconoce olímpicamente que hay una cuestión de orden histórica, un nuevo orden internacionale incluso en el Mercosur, puertas a dentro los Palamentarios dan vergüenza ajena por que el Mercosur no existe, como tal, es raro. Es realmente ridícula la situación de Maduro. Cómica, tragicómica o dramática en el contexto de una país arruinado por el NarcoChavismo y su corporación política que se mofa de la población.

Nos jugamos que va a pasar con Maduro más adelante: después de idas y vueltas en la historia va intenatar escaparse a Cuba y será encontrado con sus putas y bolsos, con millones de dolares en el Aeropuerto, será enjaulado y quizas ejecutado. Maduro tiene los días contados en esta tierra. Es increible que un tarado mental sea presidente de un país. Hay muchos en el mundo.


La payasada o el Chavismo, que a ésta hora son sinónimos

Fue después de que el Consejo de Defensa, encabezado por el presidente del país, Nicolás Maduro, solicitara a la Corte revisar la sentencia que disolvió la Asamblea Nacional.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela renunció hoy a asumir las funciones del Parlamento, después de que el Consejo de Defensa, encabezado por el presidente del país, Nicolás Maduro, solicitara a la Corte revisar la sentencia que disolvió la Asamblea Nacional.

En un comunicado, el TSJ venezolano informó que «suprime» algunas partes de la citada sentencia y deja sin efecto su anterior decisión de asumir las competencias del Parlamento, de mayoría opositora.

Asimismo, suprimió el contenido de la sentencia con la que había decidido limitar la inmunidad de los diputados de la Asamblea Nacional, al considerar que ese privilegio es «incompatible» con el «desacato» en el que persiste por mantener en sus escaños a tres diputados suspendidos por una investigación de fraude en sus elecciones.

La decisión fue anunciada luego de que el Consejo de Seguridad de la Nación, una instancia de consulta del jefe de Estado, exhortara al TSJ a revisar esas sentencias.

Maduro convocó a este Consejo con el objetivo de «resolver» lo que calificó como un «impasse» derivado de la posición del Ministerio Público (Fiscalía) frente a la sentencia en la que el TSJ se atribuyó las funciones del Parlamento, debido a la situación de «desacato» en la que este se encuentra.

El Consejo de Seguridad llegó a este consenso pese a que un par de horas antes el propio Maduro había respaldado la decisión del Supremo, garante del cumplimiento de la Constitución venezolana, y la canciller Delcy Rodríguez había previsto acudir a la sede judicial para expresar también el apoyo del Ejecutivo.

Otro punto del acuerdo al que llegó el Consejo fue ratificar que el máximo tribunal, en su Sala Constitucional, «es la instancia competente para el control de la constitucionalidad de los actos emanados de cualquier órgano del poder público nacional», así como «la resolución de los conflictos entre poderes».