Pabellón de la música de 1904. Ex Zoológico de Palermo. Hoy Ecoparque.

Con el correr de los años el Zoo quedó en medio de barrios de altos edificios, frente al predio de la Sociedad Rural Argentina y a metros del jardín Botánico. Hacia el este se extiende el parque Tres de Febrero, el mayor espacio verde de la capital argentina.

Pabellón de la Música.

El pabellón de la música es una pieza de catálogo producida por la fundidora Mac Farlane, importada de Glasgow (Escocia) y emplazada en el Zoo por idea de su director C. Onelli en 1904.









 Pabellón de la Música de 1904

El escenario para bandas de música y para actividades institucionales y educativas es un pabellón decorativo de estilo ecléctico de planta octogonal y composición simétrica constituida por un basamento revocado en símil piedra al que se accede por una escalera revestida en mármol blanco. La cubierta de base octogonal está formada por faldones curvos de chapa lisa y se apoya a través de una pieza de herrería artística sobre ocho columnas de fundición de hierro unidas por barandas. La cubierta remata en un pequeño techo carpado y una aguja. El cielorraso está armado de tablillas de madera y el solado es de mosaico calcáreo. La instalación de glorietas o kioscos de música era común en los parques y jardines del siglo XIX.

El pabellón de la música es una pieza de catálogo producida por la fundidora Mac Farlane, importada de Glasgow (Escocia) y emplazada por idea de su director Clemente Onelli. En los años 20, jueves y domingos se presentaba la banda del Regimiento Patricios y los sábados, la banda de la Policía Federal. En esta época las bandas municipales se presentaban en los lugares públicos de las ciudades y eran muy populares las reuniones para escuchar música. Observen la herrería artística de las barandas perimetrales y la cubierta de faldones curvos acompañada con ornamentación de fundición de hierro.

Hasta 1888 el Zoológico se encontraba en el terreno comprendido entre la Av. Del Libertador hasta el Río de la Plata y de Ugarteche hasta la Av. Sarmiento. Después y bajo la dirección de Eduardo L. Holmberg, ya en el nuevo terreno asignado (el actual delimitado por las avenidas Las Heras y Libertador, Sarmiento y la calle República de la India) el Zoológico se transformaría en una institución cultural por excelencia. Arquitectos y artistas reconocidos intervinieron en el diseño y emplazamiento de edificios, esculturas, fuentes, puentes, especies vegetales y senderos de este hermoso paseo. La mayoría de los edificios se construyeron en la primera mitad del siglo XX, y estaban asociados a la arquitectura de la región de origen de la especie alojada.

El Jardín Zoológico

El Jardín Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires participó activamente desde sus orígenes en el desarrollo social y cultural de su entorno. Pionero en exhibir especies únicas, en generar y desarrollar trabajos de investigación y educación, se transformó en referente en manejo de fauna en ambientes controlados. Las especies animales comparten el espacio con especies botánicas, exóticas y autóctonas y se integran a un importantísimo conjunto artístico arquitectónico. Este capital cultural convirtió al Zoológico, emblema identitario porteño, en Monumento Histórico Nacional en 1997.

En 1840 puede ubicarse temporalmente el antecedente más remoto del Jardín Zoológico. Juan Manuel de Rosas comenzó a adquirir tierras en lo que se conocían como “bañados de Palermo” y urbanizó el lugar Se rellenaron bajíos, se trazaron canales para riego o desagüe y se plantaron árboles, frutales, de sombra y ornamentales limitándose calles y avenidas. Tomando como modelo los parques privados de la Europa del siglo XVIII, Rosas ordenó construir una imponente casa. Para entretener a sus visitantes instaló jaulas que habitaron animales autóctonos mamíferos y aves, y para cuidar de este mini cuadrillas de obreros. El conjunto se convirtió así en residencia presidencial, sede del gobierno y lugar de esparcimiento.

El 3 de febrero de 1852 Rosas fue vencido en la Batalla de Caseros

El 3 de febrero de 1852 Rosas fue vencido en la Batalla de Caseros y el lugar quedó abandonado por dos décadas. La reorganización nacional que tuvo lugar entonces, implicó la búsqueda de modelos a imitar tanto de Europa como de Estados Unidos. Domingo F. Sarmiento influido por los preceptos del higienismo y el naciente urbanismo bregó por crear un parque para una Buenos Aires en permanente crecimiento. Después de numerosos debates el 27 de junio de 1874 bajo la presidencia de Sarmiento se sancionó la Ley Nº 658 que creó el Parque 3 de Febrero que contaba con una sección zoológica. Inaugurado el 11 de noviembre de 1875, el Parque 3 de Febrero, fue el primer parque público construido en el país y se convirtió en el ejemplo a seguir por las ciudades del interior. Fue entregado a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires en febrero de 1888.

Durante una primera etapa, que se desarrolló a lo largo de la primera gestión del zoológico, entre 1888 y 1904, se construyeron sitios donde predominaba la intención de remitir al visitante al lugar de origen de cada animal. Dentro de este período, pueden mencionarse la casa de los osos, el templo hindú de las cebras, el pabellón de los loros y el de los leones.

Fue durante la gestión de Clemente Onelli, entre 1904 y 1924, que la arquitectura se volcó al estilo clásico, donde se hicieron el Templo de Vesta, el pabellón de la música, la antigua estación y la condorera.

El Jardín Zoológico de Buenos Aires está ubicado en el establecimiento donde Juan Manuel de Rosas construyó una casa imponente, la cual contaba con numerosos animales que le regalaban con los cuales entretenía a las visitas: yaguaretés, guanacos, ñandúes y monos.

Con el tiempo se convirtió en residencia presidencial. Y cuando en 1852 Rosas fue derrotado en la batalla de Caseros, el lugar quedó abandonado por 20 años. Con la creación del Parque 3 de Febrero, en 1888, se inauguró el Jardín Zoológico, con una construcción donde el gusto por lo oriental fue determinante: la casa de los osos, los templos hindúes de cebúes y elefantes y los pabellones de los loros y los leones cuentan con esta impronta. Con más de 3 millones de visitantes por año, es uno de los más visitados del mundo.

ANIMALES FAMOSOS DEL ZOO

Cecilio: este mono araña mide aproximadamente un metro, pero cuando percibe la presencia de humanos su comportamiento cambia en forma radical y su cuerpo negro se estira entre los caños de la jaula hasta superar los dos metros. Esa es su forma de seducción hacia los humanos, a los que confunde con pares tras años de cautiverio. El mono llegó al zoo a finales de la década del ’90 rescatado por la policía en un piso de Buenos Aires.

Mara: la elefanta asiática del Zoo de Buenos Aires todavía levanta una pata trasera cuando pide comida, aunque ya no tan seguido como cuando estaba en el Circo Rodas. Nacida en cautiverio, la elefanta es uno de los ejemplares más famosos del lugar, donde lleva más de 20 años. Como comparte cautiverio con dos elefantas africanas tiene un cronograma de paseos por turnos que evita cruces potencialmente peligrosos.

Charly: a los 25 años, la pantera negra pasa las tardes lamiéndose una de sus patas. Desde la muerte de Marcela, su compañera, ha adquirido un comportamiento rutinario que le produce escoriaciones.

Sandra: la orangután nació hace 30 años en Alemania. Se hizo famosa en 2015 tras un fallo judicial que la declaró «persona no humana» y «sujeto de derechos», producto de la demanda de una ONG que denunció su condición de encierro. El juez ordenó su traslado a un santuario,.

LINKS INTERESANTES DEL BARRIO PORTEÑO DE PALERMO









LINKS INTERESANTES DEL BARRIO DE  PALERMO. COMUNA 14

.