País acéfalo: Se profundiza la devaluación y Cristina no quiere que le cuenten que hay problemas en el país

dólar oficial:$8.40 blue: de $12.50 a $13.25, Interior del país $14. Temperatura:35.4 grados Sensación: 44.5 grados. Estamos en el horno!. Los pasos a seguir son: Terraza de la Rosada, Helicóptero… Cristina ya es Isabelita. Se reunió el directorio del Central y no solo no se pusieron de acuerdo, salieron a avisarle a todos que el dolar va a subir más fuerte por que la apuesta de Axel Kicillof es ‘acelerar la devaluación y que la cosa se calme sola con la entrada de la cosecha en marzo. Axel está apostando muy fuerte.

Fuerte suba del dólar oficial: cotiza a $8,40. La divisa subió $1,26 con respecto al cierre del miércoles. El Banco Central ya vendió 80 millones en tres horas de operaciones. “No es una devaluación inducida por el Estado”, había declarado esta mañana el jefe de Gabinete. Vuelven a desplomarse las cotizaciones de las acciones argentinas en Wall Street. Ante la incertidumbre por la profundidad de la devaluación del peso, YPF cae más de 12%, después de haber retrocedido 8% el miércoles. Los papeles de los bancos argentinos se hunden hasta un 10%. Siamo fuori della copa un giorno tristisimo.

OLA DE CALOR
Gran parte de la Argentina vive el enero más caluroso de los últimos 53 años

En lo que va de enero de este año se registraron las temperaturas mínimas y máximas más altas desde 1961, con valores que superaron los 40 grados en gran parte del país y picos de sensación térmica mayores a 45, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Gorilas
“Toda esta incertidumbre económica es una mala noticia para los sectores productivos porque se termina en un planteo especulativo del país. Volvimos a la Patria financiera, a la especulación; conviene más especular con la inflación y el dólar que producir o fabricar productos”, declaró Etchevehere en diálogo con la periodista María O’Donell.

El efecto Isabelita se repite en Argentina una vez más pero esta vez como una comedia K tipo cine berreta sala c
Tras la histórica suba de ayer, el dólar oficial abre a $ 7,14. En la rueda del miércoles la cotización oficial del billete sufrió la mayor devaluación diaria del peso desde el 2002. El blue sigue a $ 12,15.

Por la cancelación de deuda, los activos de la entidad cedieron u$s80 millones, a u$s29.443 millones.
El dólar oficial tuvo trepó a los 7 pesos mientras que el el dólar libre superó su récord y cotiza a $12,15.

El Banco Central se abstuvo de intervenir en el mercado de cambios aunque no logró contener la pérdida de u$s80 millones en las reservas internacionales, que finalizaron en u$s29.443 millones, según datos preliminares sujetos a ajuste dentro de dos días.

Alfonsín se refirió a la devaluación:
“Cuando se la niega, la realidad pasa facturas”

Consultado acerca de si el aumento del ritmo devaluatorio del dólar oficial impuesto por el gobierno es o no correcto, el diputado nacional Ricardo Alfonsín respondió que “no es pertinente preguntarse si la devaluación es o no correcta. En rigor, no es sino una consecuencia de la persistente actitud del oficialismo, negatoria de la realidad, entre otras cosas de la inflación real”.
“Cuando la realidad se niega, tarde o temprano, la realidad pasa la factura. El problema es que la pagamos todos. Más que el gobierno, como ocurrió con el fin de la convertibilidad, es la realidad la que manda”, dijo.

PAYASO PAYASO PAYASO: El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich
Luego de que ayer el país registrara la mayor devaluación diaria del peso desde 2002 que llevó al dólar oficial a 7,14 pesos, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, salió hoy a despegar al Gobierno de ese movimiento en un mercado cambiario controlado por el Banco Central y dijo que “no fue inducido por el Estado”.

“No ha sido una devaluación inducida por el Estado”, remarcó Capitanich y agregó que “para los amantes del libre mercado, la oferta y demanda de divisa es la que ayer se expresó en el mercado de cambios”.

Capitanich ratificó esta mañana que el sistema de cambio es “de flotación administrada”, por lo que el Banco Central ayer “no compró ni vendió dólares” y la cotización oficial subió hasta $ 7,14.

En la jornada cambiaria se produjo una sorpresiva apreciación de 3,6% de la divisa norteamericana en el segmento oficial, la mayor alza diaria de las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.

En una jornada en la que el dólar oficial trepó arriba de 7 pesos y el informal sobre los 12 pesos, la autoridad monetaria indicó que los títulos y divisas que integran las reservas “no registraron cambios significativos” durante la jornada, pero se concretó la cancelación de deuda, que explicó la merma de activos.

El ex presidente del Banco Central Alfonso Prat Gay criticó la gestión del oficialismo al considerar que su única respuesta a la disparada del dólar blue es “devaluar, cuando el problema no se resuelve con una devaluación, sino con un programa económico creíble, que el Gobierno no tiene”.

Para el también dirigente de UNEN el Gobierno “está tan desesperado por los dólares que está esperando la varita mágica de algún distraído de afuera que le pueda resolver el problema a la Argentina”, con relación a las negociaciones que se están llevado a cabo con el Club de París.

Alfonso Prat Gay “El Gobierno perdió la brújula en el plano económico”
El economista Alfonso Prat Gay habló con Ari Paluch en el programa ‘El Exprimidor’ que se emite por FM Latina (101.1)

Hizo referencia a los confictos económicos que vive la Argentina de hoy.

Lo primero que tenes que asegurar es que el Banco Central deje de ser el principal financista del Gobierno. Cada vez que la maquinita terminó en la Casa Rosada, tuvimos inflación. Eso se puede resolver financiandose con deuda, y podes eliminar algunos gastos que no necesitas. Hoy Argentina tiene un deficit fiscal que es casi igual a los subsidios. La mitad de los subsidios benefician a personas que podrían pagar una factura razonable. El Banco Central, sin presión, puede manejar el mercado cambiario de otra forma.

¿Qué imaginas que va a hacer el Gobierno ahora?

Creo que van a salir a buscar dólares, pese a ser algo que no es lógico para su pensamiento. Nadie propone endeudarse mientras se pague lo que va venciendo. Eso mantiene una deuda constante y el Banco Central tendría 50 mil millones de dólares más de reserva. Creo que la salida que van a buscar a va ser a través de YPF y no me sorprendería que YPF termine colocando más deuda.

Supongamos que el nuevo índice de inflación determina un número que se acerca a la realidad, ¿eso ayuda a que se consiga plata a menor precio?

No. Primero, porque con un mes no alcanza. Segundo, tendrían que ser transparentes con la metodología para generar confianza y tercero, para que sea creíble, tendrán que dar una mala noticia porque van a informar que la inflación es más alta que lo anunciado anteriormente.

ESCARMIENTO
El domingo pasado, el vice fue a cenar a “Viento en popa”, uno de los restaurantes de pescados y mariscos más tradicionales de la ciudad en la que vivió toda su vida, Mar del Plata. Boudou llegó al lugar junto a un grupo de amigos: ni siquiera pudo sentarse a la mesa. Su presencia provocó de inmediato el fastidio de buena parte de los comensales. Algunos empezaron a aplaudir mirándolo enojados a la cara. Otros le gritaron frases de rechazo, e incluso insultos. La tensión fue en aumento hasta que el vice ya no pudo aguantarse más y decidió retirarse para evitar problemas mayores, dejaron trascender fuentes que presenciaron esos hechos.

Hasta que asumió como vicepresidente, Boudou solía comer varias veces a la semana en distintos restaurantes de Buenos Aires y Mar del Plata.

Pero a los tres meses de llegar a ese cargo, en febrero del 2012, estalló en los medios el caso Ciccone, en el que está imputado por negociaciones incompatibles con la función pública y enriquecimiento ilícito.

El vice sufrió desde entonces varios malos momentos mientras caminaba por la calle, algo que le pasó también en lugares en los que comía con amigos o asesores.

A pesar de todo, Boudou no se resigna y sigue intentando volver a su viejo estilo de vida en público.

Uno de los lugares en los que últimamente se sentía cómodo era en el Palacio Duhau, uno de los hoteles más lujosos de la Capital Federal, en el que le gusta comer hamburguesas.

Para evitar los riesgos de la exposición, Boudou alguna vez le pidió a los jefes administrativos del Duhau que le cierren una zona del restaurante para que pueda comer allí solo con sus amigos y su novia. Pero esa medida de prevención generó todavía más enojo entre los clientes que llegaban al lugar y descubrían que no podían pasar porque así lo había pedido el vice.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)