Palermo Facho: Denuncian graves hechos de discriminación en Boliches de Costanera

Compartí :-) .

Por Mariano Andrés Santo

A las graves denuncias realizadas a mediados del año pasado, que tuvieran como destinatario al personal de Seguridad del Boliche JET en Costanera Norte, se suman ahora las realizadas – también en SEDE del INADI- en contra del boliche “Rose in Rio” situado también en el exclusivo distrito costero del barrio de Palermo.

En efecto, en el día de ayer trascendió la denuncia realizada por Agustina Ríos, a quien se le habría negado el ingreso por “no dar con el target del boliche” en alusión a su aspecto físico.

Son cientos las denuncias que circulan en las redes respecto a una práctica tristemente difundida en boliches de la Ciudad de Buenos Aires, consistente en “seleccionar” de acuerdo a caracteres físicos o socioeconómicos la clientela que puede acceder a cada establecimiento, con la clara intención de otorgarles un carácter “top” o “cool” al tiempo que pretenden, de esa forma, maximizar sus ingresos económicos.

Sin embargo, consultadas las autoridades del INADI son contadas las denuncias que se formalizan ante el Organismo Nacional por ese motivo, e incluso de aquellas que sí se materializan, son pocas las que devienen en condenas, muchas veces por falta de pruebas que avalen la presentación.

Algo así sucedió con la denuncia efectuada hacia Julio de 2017 por Nadine Sikuler y dos meses después por Guillermina Cetkovich Bakmas , la primera víctima de discriminación y la segunda agredida brutalmente por personal de “seguridad”. En ambos casos la denuncia involucraba al boliche JET.

Palermonline recorrió la noche de Costanera y pudo confirmar por declaraciones de los mismos jóvenes lo que es un secreto a voces: Si sos “lindo” o “linda” pasas y sino te volvés a tu casa.

En momentos en que el colectivo feminista se manifiesta -legítimamente- por la igualdad laboral y los derechos de la mujer, sorprende que el tema de la discriminación por motivos de apariencia física, como lo sucedido con Agustina, no sea puesto en el tapete con el mismo énfasis.

Otro aspecto que no podemos soslayar, es que la mayoría de los boliches que incurren en estas repudiables prácticas discriminatorias tienen como asiduos concurrentes de sus espacios a jóvenes de 18 a 23 años – e incluso menos- tal el caso del boliche Brooklyn de Av. Casáres y Sarmiento que permitiría el ingreso de adolescentes menores de 18 años en horas de la madrugada, habilitándoles el consumo de alcohol, algo que se encuentra absolutamente vedado.
Tanto la Constitución Nacional como las Leyes Nacionales y aun las de la Ciudad de Buenos Aires, condenan este tipo de actos discriminatorios y los sancionan con penas de prisión y severas sanciones económicas.

La Ley 5261 de la CABA, por caso, otorga legitimación para presentar acciones judiciales al INADI; el Defensor del Pueblo de la Ciudad; La Secretaría de Derechos Humanos de la Nacion; La Subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad e incluso las “Asociaciones Civiles que propendan a la defensa de los Derechos Humanos”. Por supuesto también se encuentra legitimado el damnificado o las personas afectadas.

En tal sentido, sorprende, que en pleno Siglo XXI, habiendo tantos organismos estatales encargados de la Tutela de estos derechos fundamentales, sea la DISCRIMINACION una practica tan extendida en nuestra sociedad.

Urge por un lado preservar a los adolescentes de esta clase de flagelos que atenta contra su integridad física y psicológica; por el otro deviene necesaria la articulación con los organismos de contralor y la Sociedad Civil, para la realización de campañas de difusión que alienten a nuestros hijos a denunciar esta clase de ilícitos. Por último, le corresponde al Estado, incentivar y acompañar a eventuales damnificados en todas las etapas del proceso administrativo y judicial, que debe transitar con la menor cantidad de escollos posibles y contener sanciones ejemplares.

Tras la repercusión que tomó la denuncia sobre lo ocurrido en el boliche “Rose in Río” de Costa Salguero, el INADI anunció que «actuará de oficio» para determinar qué fue lo que sucedió y, en caso de confirmar los hechos denunciados, tomar medidas contra los responsables del acto discriminatorio.

«Además de recibir las denuncias de la población, el INADI trabaja diariamente impulsando campañas de concientización y sensibilización a la sociedad sobre no discriminación y derechos, al mismo tiempo que realiza capacitaciones en instituciones educativas, organismos del Estado y organizaciones de la sociedad civil», agregó el organismo.

El INADI asesora y recibe denuncias durante las 24 horas a través de la línea gratuita 0800-999-2345 y en sus delegaciones en todo el país.

OTROS CASOS
Recordemos que La DAIA denunció a un empleado del boliche Jet BA por hacer propaganda nazi Damir Vladusic fue acusado por discriminación por compartir fotos en las redes de su tatuaje con el símbolo de la fuerza paramilitar SS. Publicada: 29/08/2017, 23:30 hs. Según el letrado, el chico que trabaja en la puerta del boliche de Costanera Norte también se disfrazó del jefe de las SS, Heinrich Himmler, para una fiesta que habría organizado el complejo. “Lo riesgoso es que, al subir estas fotos, atraiga a personas con su ideología discriminatoria nazi a un lugar al que van jóvenes de todas las culturas y religiones”, manifestó Broitman. Y remarcó que muchos chicos de la comunidad judía van a bailar a Jet.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: En que podemos ayudarte?