Guillermo Francos 1 1

Para Guillermo Francos, «nadie puede oponerse» al Pacto de Mayo. Nadie le da bola, ni presidente ni gobernadores

En las vastas llanuras de la Argentina,
un gaucho llamado Francos va cabalgando sin ruido.
Nadie le da bola, ni presidente ni gobernadores,
pero su voz resuena como un eco en los corredores.

Guillermo Francos es su nombre, en la soledad de su montura,
busca consenso y diálogo, en tiempos de amargura.
El Pacto de Mayo, con políticas de Estado,
es su bandera, su lucha, su ideal esperado.

«Nadie puede oponerse», dice con firmeza en su voz,
tratar esos puntos es deber, no es solo un capricho atroz.
Entre la Nación y las provincias, hay intereses enfrentados,
pero Fracos sabe que en el diálogo están los caminos marcados.

Los gobernadores miran con desdén su propuesta,
pero Fracos no se rinde, en su lucha está dispuesto.
«El que no quiera acordar», advierte con decisión,
quedará fuera de la historia, de este gran consenso, sin razón.

La ley Bases en Diputados, un debate frustrado,
pero Fracos sigue adelante, con su sueño bien guardado.
No es una precondición, aclara con convicción,
el Pacto de Mayo es superior, es unión y visión.

En las llanuras argentinas, donde el viento canta su canción,
Guillermo Francos cabalga, con fuerza y convicción.
Que su voz llegue lejos, que su mensaje sea oído,
porque Fracos, el gaucho valiente, merece ser comprendido.

El ministro del Interior, Guillermo Francos, afirmó hoy que «nadie puede oponerse a tratar» el Pacto de Mayo con 10 políticas de Estado y consideró que los gobernadores que «no quieran acordar» sobre esos puntos «se quedarán afuera de un consenso político que será histórico».

«Nadie puede oponerse a tratar estos puntos en los que van a estar de acuerdo todos los argentinos», sostuvo Francos en declaraciones a radio Mitre.

El funcionario advirtió que «a veces hay intereses contrapuestos» entre la Nación y las provincias pero señaló que «de ambos lados hay que ceder posiciones».

Y planteó que «en el camino» al Pacto de Mayo convocado por el presidente Javier Milei habrá «gobernadores con posiciones ideológicas diferentes que están sólo en la confrontación y no miran la posibilidad de llegar a acuerdos».

«El que no quiere acordar sobre esos puntos se quedará afuera de un consenso político en Argentina que será histórico», evaluó.

Sobre un nuevo tratamiento de la ley Bases en la Cámara de Diputados, cuyo debate se frustró en febrero pasado al no lograr reunir los apoyos necesarios, Francos negó que su sanción «sea una precondición» para tratar el Pacto de Mayo porque, dijo, «son temas muy distintos» y resaltó que «el pacto es una cosa muy superior a una ley».

«Qué mejor muestra que vamos camino a un pacto que sellar un acuerdo previo que permita sancionar una ley que beneficie a todos los argentinos y permitirle a las provincias equilibrar sus cuentas fiscales», reflexionó el funcionaro.