Pareja gay fue atacada por besarse en Aráoz 1900 Palermo.

Publicado por

Una pareja denunció un violento ataque homofóbico tras haberse besado en la calle en la noche del miércoles, en Aráoz 1900 barrio porteño de Palermo. Allí, tres hombres desconocidos les pegaron por la espalda a él y a su pareja por besarse.


La pareja fue atacada a palazos este miércoles por la noche en Palermo. Pablo y Cristian, de 32 y 35 años, se detuvieron en Aráoz al 1900 para besarse y tres hombres comenzaron a golpearlos e insultarlos inmediatamente. “Estábamos en una parte que estaba un poco más oscura. Paramos, nos dimos un beso, nos estábamos abrazando y nos atacaron a traición, por la espalda”, contó Pablo

Al comienzo, los jóvenes pensaron que se trataba de un intento de robo y por eso trataron de cuidar sus pertenencias.

Al poco tiempo se dieron cuenta de que constaba de un acto de homofobia. Al escuchar los disturbios algunos de los vecinos del lugar se asomaron para ver lo que estaba pasando y llamaron a la policia.

El suceso aconteció sobre la calle Araoz al 1900, cuando Cristian “Yaco” Jacobsen y su novio Pablo Cavaignac estaban caminando por la zona hasta que un grupo de personas de entre 20 y 30 años comenzó a perseguirlos e insultarlos.

Según relató una de las víctimas en las redes sociales, en un momento, uno de los agresores los golpeó “a traición, con un palo y un fierro” por la espalda. Ante esta situación, Jacobsen intentó proteger a su pareja. «Me escudaba, la ligó por mí. Fue un héroe porque decía ‘no lo toquen a él’ y me protegió”, contó Cavaignac.

“Querían cagarnos a palos. Si no empezábamos a gritar por la policía y salían todos por los balcones y los frenaban, no sé qué podría haber pasado”, destacó Cavaignac. Asimismo, en diálogo con TN resaltó que «afortunadamente se frenó porque podría haber terminado como el caso de los rugbiers”, en referencia a los jugadores de ese deporte que mataron a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell en enero pasado.

Cuando pudieron estar tranquilos y a salvo, las víctimas se dirigieron hasta la Comisaría Vecinal 14A de la Policía de la Ciudad para radicar una denuncia que quedó en manos de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas número 8, a cargo del fiscal Maximiliano Vence.