cgt 1

Paro general: el enfrentamiento Milei Vs CGT

La CGT y los gremios se mandaron un retruco a Milei

Los trabajadores van a parar mañana y se van a juntar en el Congreso para mandarle un mensajito al Gobierno

Se viene una ‘medición de fuerzas’ entre el Ejecutivo y los sindicatos

El próximo miércoles, 25 de enero de 2024, tendrá lugar una jornada histórica en Argentina. La CGT y los gremios se movilizarán en un paro general de 12 horas para protestar contra las medidas económicas del Gobierno de Milei.

Esta movilización es un claro ejemplo del enfrentamiento entre la fuerza y el derecho. Por un lado, el Gobierno de Milei se basa en el uso de la fuerza para imponer sus políticas. Por otro lado, la CGT y los gremios defienden el derecho de los trabajadores a manifestarse y a exigir sus derechos.

El uso de la fuerza por parte del Gobierno de Milei se evidencia en su política de represión a las protestas sociales. El protocolo anti piquetes de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es un ejemplo de ello. Este protocolo permite a las fuerzas de seguridad detener y multar a los piqueteros, incluso si no están bloqueando ninguna vía pública.

El derecho de los trabajadores a manifestarse y a exigir sus derechos está consagrado en la Constitución Nacional. El artículo 14 bis establece que «los trabajadores tienen el derecho a organizarse para la defensa de sus intereses».

La movilización del próximo miércoles es una oportunidad para que la CGT y los gremios defiendan sus derechos y para que la sociedad se pronuncie en contra de la política de represión del Gobierno de Milei.

¿Qué pasará?

Es difícil predecir qué pasará el próximo miércoles. Es posible que el Gobierno de Milei utilice la fuerza para reprimir la movilización. También es posible que la movilización sea pacífica y que el Gobierno de Milei se vea obligado a ceder a las demandas de los trabajadores.

Lo que sí es seguro es que el paro general del próximo miércoles será un evento histórico que marcará un punto de inflexión en la relación entre el Gobierno de Milei y los trabajadores.

La huelga se va a armar

El título de esta noticia, «La huelga se va a armar», es una expresión coloquial que significa que se avecina un enfrentamiento violento. En este caso, el enfrentamiento sería entre la fuerza del Gobierno de Milei y el derecho de los trabajadores a manifestarse.

La expresión «la huelga se va a armar» es una metáfora que sugiere que el enfrentamiento podría tener consecuencias . En este caso, las consecuencias podrían ser la represión de la movilización por parte del Gobierno de Milei, con la consiguiente violencia y el riesgo de heridos o incluso muertos.

Conclusiones

El paro general del próximo miércoles es un evento importante que podría tener un impacto significativo en el futuro de Argentina. Es una oportunidad para que la CGT y los gremios defiendan sus derechos y para que la sociedad se pronuncie en contra de la política de represión del Gobierno de Milei.

Sin embargo, también es un evento peligroso, ya que podría desembocar en un enfrentamiento violento entre la fuerza y el derecho.

Roberto Bonetti: solo con trabajo y producción saldremos de la crisis que nos ha llevado el sistema político

Roberto Bonetti: solo con trabajo y producción saldremos de la crisis que nos ha llevado el sistema político
En una entrevista exclusiva con la revista Patria Grande, Roberto Bonetti, secretario general adjunto de la UOM Unión Obrera Metalúrgica, Seccional Capital y consejero del Partido Justicialista de Capital Federal expresó conceptos condenatorios sobre el gobierno de Javier Milei y también sobre los “mariscales de la derrota” del justicialismo en referencia a Sergio Massa, La Cámpora y Cristina Fernández de Kirchner. “La única salida para el país es el trabajo y la producción, algo muy ausente del debate político”, dijo entre otros conceptos.

¿A 30 días del gobierno de Javier Milei cuál es su opinión de la actual administración de La Libertad Avanza y sus proyectos que impulsa?

Un desastre. Un verdadero desastre para la clase trabajadora, el pueblo argentino en su conjunto y el patrimonio nacional. Por ese motivo ya estamos movilizados.

Hay quienes opinan que es prematuro sacar conclusiones tan pronto. Incluso que fue muy rápido decretar un paro nacional por parte de la CGT. ¿Cuál es su opinión del tema?

Este gobierno desde el primer día nos dio una cachetada a todos los argentinos. Lo que es prematuro e inaceptable es pretender quitar de un plumazo todos los derechos sociales y laborales adquiridos a lo largo de años de lucha. Por nuestra parte usaremos todos los resortes legales para defendernos: incluyendo huelgas y movilizaciones. Este gobierno me recuerda al fracasado de Raúl Alfonsín que a diez días de haber asumido la presidencia quiso imponer la llamada “Ley Mucci” para liquidar a los sindicatos. El propio Alfonsín atacó a nuestro secretario general de la UOM, el compañero Lorenzo Mariano Miguel de haber organizado un “pacto sindical militar” contra la democracia. ¿Qué “pacto” podría haber organizado Lorenzo que estuvo preso seis años en las cárceles de la dictadura? El pacto real fue de la UCR, Unión Cívica Radical, colocando centenares de dirigentes de ese partido en intendencias y gobernaciones. Detentaron cargos públicos durante el gobierno de Videla. Una verdadera infamia, no solo contra Lorenzo, sino contra toda la clase trabajadora.

Ante el fracaso de Alfonsín ensayaron nuevamente durante el gobierno de la Alianza de Fernando De la Rúa y Chacho Álvarez y ya sabemos cómo terminó: un escándalo de coimas que se llamó “La Ley Banelco”. El sistema político al servicio de la oligarquía buscó desarticular al movimiento obrero… incluso muchos que se dicen peronistas. También lo intentó Mauricio Macri y ahora Javier Milei. La oligarquía y sus personeros pusieron como prioridad cercenar el accionar de los gremios. Como vemos, es la CGT la que sale a la cabeza nuevamente a la lucha contra este modelo colonial. Parece que para Javier Milei (agente de los grandes importadores y usureros) los sindicatos son su principal enemigo.

¿Milei ganó por mérito propio, que responsabilidad tuvo el peronismo?

Milei fue la herramienta que encontró un sector de la población para votar contra el sistema político. Recordemos que desde la llegada de la democracia en 1983 venimos de fracaso en fracaso. Salvo el período de Néstor Kirchner, el resto colaboró con la crisis que tiene la política actualmente. Y separo claramente el gobierno de Néstor con los dos de Cristina Fernández. Yo digo que una cosa es el kirchnerismo y otra muy distinta es el cristinismo y La Cámpora. Justamente Cristina Fernández con Kicillof en el ministerio de economía el 2014 devaluaron de un saque el 23 por ciento afectando claramente el bolsillo de los asalariados. Y luego vino el declive. Recuerdo esos momentos cuando se boicoteó al candidato del peronismo Scioli que terminó perdiendo las elecciones del 2015 para dar paso al PRO de Mauricio Macri.

¿Y el gobierno de Alberto Fernández?

Fue una decepción. No estuvo a la altura del peronismo. Y aun así, en su gobierno, en la UOM recuperamos más de treinta mil puestos de trabajo. Pero sobre el final del mandato la devaluación del peso con la inflación volvió a perjudicar el salario de las familias trabajadoras. A la sequía y a la pandemia hay que agregarle las permanentes agresiones de cristinismo y La Cámpora al presidente. No diría al presidente en sí, sino que perjudicaron a todo el gobierno nacional.

Recordemos que Máximo Kirchner produjo una crisis abandonando la presidencia del bloque de diputados. Luego Cristina Fernández, hizo renunciar a los ministros del gabinete nacional para extorsionar al presidente. Siempre buscó debilitar al presidente. Y eso que a Alberto Fernández lo puso ella. La Cámpora y Cristina no dejaron un solo día de golpear al gobierno de Alberto. Y así terminó… hundiendo al peronismo y facilitando el triunfo de la oligarquía. También en cuanto Cristina impone la candidatura de Sergio Massa sin internas, no espera un minuto y junto a La Cámpora saca a relucir la candidatura de Juan Grabois como competidor para que le pegue. Grabois le restó apenas un cinco por ciento a Massa, pero le restó.

Massa nunca me gustó, pienso que representa a intereses nefastos, pero frente a Milei y los usureros votamos a Massa. Me pregunto: ¿Y quién los puso a todos los nombres de Unión por la Patria?

–Cristina y el hijo.

¿Cómo salimos de esto?

La Argentina sale adelante con dos acciones. Son dos palabras que Javier Milei y su secta de libertarios desconocen absolutamente: Trabajo y Producción. Milei y su ministro Caputo pertenecen al mundo de las finanzas. Se trata de un área improductiva que vive de vender acciones del trabajo ajeno. En otra época se los llamaba: “comisionistas”.

Yo digo que no hay solución financiera. La solución es productiva. La defensa del trabajo y las empresas nacionales jaqueadas por las importaciones de los monopolios extranjeros. Observo que en muchos empresarios Pymes hay conciencia nacional productivista. La realidad es que a pocos días de asumir este gobierno ya estamos sufriendo despidos y baja del salario real.

¿En la UOM?

Si. En varias empresas vinculadas a la electrónica ya están despidiendo compañeros. Estas empresas están preparando su esquema de negocios para dejar de fabricar para comenzar con las importaciones. Y en cuanto a los salarios los trabajadores metalúrgicos estamos con salarios por debajo de la línea de la pobreza. La inflación de diciembre nos dejó un 34,3 por ciento por debajo de lo que ganábamos en noviembre. Y hay que sumar ahora enero. Si agregamos que la inflación en alimentos llegó al 50 por ciento diría que el gobierno está gestando un coctel explosivo.

¿El achicamiento del Estado ayudará terminar con la burocracia?

Cuando hablan de achicar el Estado, en realidad lo que quieren es destruir el Estado. Estoy de acuerdo buscar un Estado más eficiente. Por ejemplo un Estado que apoye el desarrollo de la investigación tecnológica. ¿Cómo puede ser que no podamos fabricar tecnología de las comunicaciones? Actualmente, aún con un Estado Nacional prácticamente destruido producimos y exportamos satélites, maquinaria agropecuaria de punta o rectores nucleares. ¿Cómo es que no podemos fabricar computadoras básicas o teléfonos celulares como lo hace Chile, Canadá o Brasil?

Para colaborar con los empresarios nacionales se creó el INTI, Instituto de Tecnología Industrial, especializado en la investigación para la producción. Debemos desarrollar un plan de crecimiento productivo. El Estado tiene un rol importante para cumplir.

Los países capitalistas como Estados Unidos o Inglaterra no son dogmáticos con el libre comercio. Lo aplican cuando les conviene y son proteccionistas si es necesario para su economía. Esto tan sencillo, Macri y Milei lo entienden perfectamente. Solo que son -como diría Perón- cipayos.

¿El Estado debe intervenir en la economía?

Siempre interviene. En un sentido o en otro. Incluso este gobierno intervine en beneficio de los banqueros y usureros.

El Estado norteamericano interviene de muchas maneras en su economía (como los estados europeos) por ejemplo busca contener su baja inflación con un sistema que delimita los márgenes de ganancias. Un comerciante o un productor no pueden poner a sus productos el precio que se le ocurra, tiene que respetar los márgenes de ganancias establecidos. Y moverse dentro de esos parámetros. El capitalismo tiene reglas anti monopólicas. Por el contrario, Milei parece querer promover a los monopolios y a la especulación.

Finalmente ¿qué opinión le merece el debate de los legisladores sobre la Ley Ómnibus y el DNU?

Son aberraciones de un trasnochado. Pero insisto, solo con producción y trabajo nacional se puede salir del estancamiento. Hace unos años atacaban a nuestro gremio diciendo que promovía una “Patria Metalúrgica”. Puedo decir sin lugar a equivocarme que ojalá tuviéramos una “Patria Metalúrgica” y no una “Patria Financiera” como la de Martínez de Hoz y la que pretende hoy Caputo y Milei.

¿Y en cuanto al peronismo?

El peronismo se encuentra más vigente que nunca. Y el Partido Justicialista en su peor momento. Está claro que el PJ ha sido uno de los principales responsables de la actual crisis. El sistema político en su conjunto no ha llevado a esta situación. Hoy no hay conducción. Debemos volver a las enseñanzas del general Juan Domingo Perón. Paradójicamente la vigencia de la Justicia Social, la Independencia Económica, la Soberanía Política y la Unidad de la América Latina, se contraponen con el fracaso absoluto de sus dirigentes. De ahora en más, el pueblo y la clase trabajadora, en su lucha deberán encontrar el camino hacia una Comunidad Organizada socialmente justa.