news231231231312322221 1

Paros docentes, el ciclo lectivo 2024

Atravesado por los paros docentes, el ciclo lectivo 2024 comienza el lunes en ocho distritos

Miles de estudiantes comenzarán este lunes el ciclo lectivo 2024 en escuelas de la ciudad de Buenos Aires y siete provincias, en un escenario marcado por el paro con movilización convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) en reclamo de la paritaria nacional y en rechazo de la eliminación del Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) y que impactará en los diferentes distritos con las demandas específicas de sindicatos locales.

De acuerdo al calendario escolar oficial, las jurisdicciones que darán el puntapié inicial del ciclo lectivo son CABA, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Mendoza, San Luis y Santa Fe.

Las escuelas de La Rioja, en tanto, comenzarán las clases el martes; en Santa Cruz iniciarán el jueves y el viernes 1 lo harán Buenos Aires, La Pampa, Tierra del Fuego y Tucumán.

El calendario se completará con el inicio de clases el lunes 4 en Chaco, Chubut, Misiones, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca y Neuquén a las que se sumaron Jujuy y Salta, que en realidad iban a empezar este lunes pero aplazaron la fecha.

Por su parte, Río Negro comenzarán su ciclo lectivo el 11 de marzo, tras un periodo de intensificación desarrollado del 14 al 26 de febrero, se informó oficialmente.

En la Ciudad de Buenos Aires, donde algunos gremios docentes adhieren al paro de Ctera, un total de 745.000 estudiantes tienen previsto comenzar un nuevo ciclo lectivo en las 1.247 escuelas de gestión estatal y 1.487 privadas del distrito, según los datos brindados por el Ministerio de Educación porteño.

El lunes se dará inicio a las clases en los niveles inicial y primario y el lunes 4 de marzo será el caso del nivel secundario.

En tanto, los estudiantes de primer año de secundario de escuelas de gestión estatal iniciaron las clases el pasado 19 de febrero para cursar el Trayecto de Articulación entre Primaria y Secundaria.

Las vacaciones de invierno tendrán lugar entre el 15 y 26 de julio, indicaron.

En tanto, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), que nuclea a los docentes estatales, decidió «ir al paro nacional y movilización el lunes», mientras que los sindicatos de docentes privados desarrollarán actividad normal.

Franco Boczkowski, dirigente de UEPC, argumentó que además de adherir al «rechazo y repudio al terrible ajuste nacional», se suman los de la provincia, que «recorta los salarios docentes al no cumplir con los acuerdos paritarios» de la anterior gestión, y advirtió que el gobernador Martín Llaryora «pretende sostener un salario por debajo de la línea de pobreza».

El miércoles el gremio hará una asamblea para resolver sobre la propuesta que contiene el cierre de la paritaria 2023 y los primeros tres meses de la de 2024 (febrero, marzo y abril).

En Santa Fe, los sindicatos de docentes estatales (AMSAFE) y privados (SADOP) anunciaron que no comenzarán las clases este lunes –como estaba previsto-, al rechazar el incremento salarial propuesto por el gobierno de Maximiliano Pullaro del 7 por ciento a partir de marzo.

El secretario general de AMSAFE-Rosario, Juan Pablo Casiello, dijo que “la Asamblea manifestó un fuerte rechazo” a la oferta salarial y “el lunes las clases no comenzarán en Santa Fe”, en tanto remarcó que seguirá un plan de lucha con paros activos la semana próxima.

Similar postura de «rechazo» a la oferta salarial con paro y movilización a partir de la próxima semana adoptó el sindicato que nuclea a los docentes privados.

También en Corrientes los gremios docentes convocaron a un paro de actividades en el inicio del ciclo lectivo, al considerar que el Gobierno provincial «no ofreció una propuesta salarial satisfactoria». Las autoridades ofrecieron un piso salarial de 352 mil pesos a partir de marzo y la continuidad del Fonid (suspendido por Nación) con recursos provinciales.

El titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (SUTECO), Fernando Ramírez, señaló que «no hubo oferta que compense la pérdida de más del 50 por ciento del salario docente por la devaluación y la inflación en diciembre, enero y febrero».

En similar sentido, el secretario General de la Asociación Correntina de Docentes Provinciales (ACDP), José Gea, dijo hoy que «necesitamos una propuesta superadora. El reclamo sigue siendo mejorar el salario básico, porque si siguen colocando cifras en negro, la carrera docente se va achatando».

También adhiere al paro la Asociación de Maestros de Enseñanza Técnica (AMET).

Por su parte, en Mendoza el Gobierno provincial y los gremios docentes llegaron días atrás a un acuerdo salarial, aunque desde el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (Sute) adelantaron que el lunes adherirán a la medida de fuerza nacional con una movilización por la tarde hacia la Legislatura.

En dialogo con Télam, Carina Sedano, secretaria general de Sute, consideró que «no va a ser un inicio de clases tranquilo y con normalidad».

El Sute aceptó la propuesta realizada por el Ejecutivo provincial de un bono de 90.000 pesos para febrero y aumentos del 15% para febrero y 15 % en marzo, respectivamente.

Según el calendario de la Dirección General de Escuelas (DGE) mendocina, este lunes inician las clases estudiantes del nivel primario y el miércoles el secundario. El receso invernal será del 8 al 21 de julio.

En la vecina San Luis, la Unión de Docentes Argentinos (UDA) realizará un paro y se unirá a la movilización que por la tarde realizará también la Asociación Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET); Asociación Sanluiseña de Docentes Estatales (ASDE); el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP); y la Unión de Trabajadores de la Educación Pública (UTEP) en la ciudad capital, Villa Mercedes y Merlo.

El secretario general de UDA-San Luis, Jorge Lazarini, dijo a Télam que la huelga se decidió luego de «haber agotado los canales de diálogo con el gobierno provincial en el contexto de una escalada inflacionaria desmedida que afecta al sector».

Por su parte, Soledad Correa Amiotti, secretaria general de UTEP, advirtió a Télam que «tenemos el pago del salario en cuotas que afecta prioritariamente a las maestras de grado» por lo que «hemos pedido al Gobierno provincial que llame urgente a una mesa de discusión sobre lo que aún no hay repuesta alguna».

El calendario provincial establece que las clases para los niveles inicial, primario y secundario se extenderán desde este lunes al 19 de diciembre.

En Formosa, el gobernador Gildo Insfrán inaugurará el lunes el ciclo lectivo en una escuela del Departamento Laishí, mientras que el gremio provincial Docentes Autoconvocados anunció la adhesión al paro de CTERA «pero llevando nuestro reclamo provincial y exigiendo a las centrales y gremios nacionales continuidad a las acciones de lucha».

En un comunicado informaron que el próximo lunes se convocaran desde las 9 en la plaza San Martin en la capital norteña «para llevar a Gildo (Insfrán) el reclamo provincial».

Finalmente, los docentes de Entre Ríos nucleados en la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), gremio mayoritario en la provincia, y en el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), comunicaron su adhesión al paro nacional del lunes y denunciaron «hostigamiento y persecución» por parte del Gobierno provincial.

El ofrecimiento salarial del Estado provincial, declarado «insuficiente» por los gremios, fue del 18% de aumento tomando como base los sueldos de enero, y se estipuló un incremento temporal por traslado.

En caso de que el Gobierno no haga lugar a las exigencias, el mayor gremio docente entrerriano ejecutará 48 horas de paro el jueves 29 febrero y viernes 1 de marzo.

Por su lado, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) entrerriana también aseguró que la oferta estatal es «insuficiente» y solicitó «una superadora», aunque los docentes de este gremio no adhirieron a las medidas de fuerza e iniciará las clases este lunes.

Milei inaugurará sesiones ordinarias con un discurso de tono «duro» ante la Asamblea Legislativa

El presidente Javier Milei inaugurará el viernes, por primera vez, las sesiones ordinarias del Congreso, con un discurso ante la Asamblea Legislativa que se anticipa tendrá un «tono duro», en consonancia con la arremetida de los últimos días contra los parlamentarios, especialmente los diputados, tras la caída a fojas cero en esa Cámara de la Ley de Bases, por la que se pretendía desregular gran parte de las áreas económica y de la vida nacional.

«El discurso en el Congreso será de tono duro, tal cual lo viene siendo contra los diputados», dijo a Télam una fuente de la Casa Rosada, en correspondencia con sus últimas declaraciones en las que tildó de «casta política», «traidores», «delincuentes» y «nido de ratas» a los congresistas, enojado porque le adjudica a un sector de los legisladores haber impulsado -junto a algunos gobernadores- el pase a comisión y caída abrupta de la Ley de Bases.

Si bien el contenido medular del discurso ya está listo, el Presidente terminará de pulirlo a partir del lunes próximo, cuando regrese del viaje relámpago que emprendió anoche Washington, Estados Unidos, donde disertará esta tarde en la Conferencia de la Acción Política Conservadora (CPAC), el encuentro anual que reúne a referentes de la derecha, una reunión en la que también hablará el exmandatario estadounidense y aspirante a la nominación del Partido Republicano para un segundo mandato, Donald Trump.

«Lo va a terminar de definir con Karina (Milei, su hermana y secretaria General de la Presidencia) y Santiago Caputo (asesor presidencial e integrante de la ‘mesa chica’ del jefe de Estado), pero el eje central será en tono duro, reafirmando los lineamentos generales de su pensamiento», explicó la fuente de la Casa Rosada.

Esos lineamientos se basan en darle «mayor libertad» a los ciudadanos, a través de las desregulaciones en todas las áreas económicas y de la sociedad, y la premisa de «achicar el Estado».

Milei está «más que satisfecho» con el desarrollo de la gestión que lleva poco más de dos meses, en los que ya se alcanzó el objetivo de «bajar el gasto y generar superávit», según las fuentes.

Por eso, uno de los puntos que se analiza abordar en su discurso en el Congreso es el tema fiscal, que estaba contenidos en la frustrada Ley Bases -que contenía decenas de proyectos- y que se eliminó en medio de su tratamiento a principios de febrero en la Cámara de Diputados, por disidencias con los gobernadores.

El jefe de Estado está «convencido» de bajar impuestos, tal cual lo pregonó insistentemente durante la campaña electoral y esperará el momento oportuno, una vez logrado el «equilibrio del gasto, como lo está haciendo», que podría ser durante el tercer trimestre del año, cuando podría haber cambios en impuestos como «retenciones, IVA e ingresos brutos».

«La reforma tributaria es tan o más importante que la Ley de Bases», graficó la fuente oficial.

De esa forma, la economía tendrá un capítulo destacado en su discurso ante la Asamblea Legislativa, pero también piensa remarcar el cambio drástico de modelo con anteriores gobiernos, renovar la crítica a la «casta política» y reafirmar una nueva visión desde el mundo liberal, nutrida de su admiración y preferencia doctrinaria por el pensamiento de Juan Bautista Alberdi, el autor intelectual de la Constitución de 1853.

El inicio de las sesiones ordinarias, el 1 de marzo -que se extiende hasta el 30 de noviembre- es el acto institucional más importante normado por la Constitución al que debe asistir un Jefe de Estado, y Milei tiene previsto dar su discurso al mediodía ante el pleno de 72 senadores y 257 diputados.

El artículo 99 de la Carta Magna, en su inciso 8, establece que el Presidente «hace anualmente la apertura de las sesiones del Congreso, reunida al efecto ambas cámaras, dando cuenta en esta ocasión del estado de la Nación, de las reformas prometidas por la Constitución, y recomendando a su consideración las medidas que juzgue necesarias y convenientes».

En esa dirección, Milei hablará en su mensaje sobre el estado de «desastre» que dejó el Gobierno de Alberto Fernández y en el ojo de la tormenta pondrá a los senadores y diputados, especialmente a algunos de estos últimos, que responden a gobernadores aliados al Gobierno pero que plantearon discrepancias en algunos artículos de la ley Bases.

La vuelta a comisión de ese conglomerado de proyectos de ley es analizada día a día hace una semana por la mesa chica del Gobierno, que -en principio- teje la hipótesis de tratar de ponerlos en práctica por área temática, ya sea por decretos, resoluciones o disposiciones del Poder Ejecutivo.

Por ahora no se plantea volver a tratar el paquete de proyectos de ley en comisiones para insistir luego en el recinto, según anticiparon las fuentes oficiales consultadas por Télam.

La Ley de Bases -junto al DNU 70/23, las dos grandes normativas impulsadas por Milei en su corta gestión- había sido aprobada en general en la Cámara baja el 3 de febrero y una semana después se había empezado a discutir en particular hasta que se llegó al artículo cuarto, cuando se plantearon disidencias insalvables, por lo que -al haber ido a comisión- ahora tiene que volver a aprobarse en general si se decide enviarlo nuevamente al recinto.

El regreso de Milei al Congreso -la única vez que estuvo allí fue el 10 de diciembre, al jurar como Presidente, aunque habló afuera del recinto- genera expectativa, no solamente por el tono de su discurso, sino también por cómo recibirán el mensaje los legisladores; sobre todo de la oposición, quienes criticaron severamente al jefe de Estado por tratarlos de «delincuentes» y de ser parte de un «nido de ratas».

El Presidente, por su parte, tiene previsto dejar en claro que tanto la frustrada Ley de Bases como el DNU 70/23 tienen el objetivo de «eliminar las trabas» del Estado y llevar a los argentinos a un «camino de libertad, sin regulaciones».

Por eso, tal cual lo hizo en campaña electoral, nuevamente hará blanco en la «casta política», que a su criterio es la que impide el desarrollo y crecimiento del país durante décadas.

La idea de la ‘mesa chica’ de Milei -que integran Caputo; el secretario de Legal y Técnica, Javier Herrera Bravo, el asesor Federico Sturzenegger y el vicejefe de Gabinete, José Rolandi- es tener definido para el 1 de marzo un eje central del plan de proyectos que, en principio, se intentará implementar mediante normas del Poder Ejecutivo, dijeron los informantes.

Mientras tanto, el ministro del Interior, Guillermo Francos, intenta -paciente y silenciosamente- «recomponer» la relación con los gobernadores, no solo los ‘aliados’, para sondear el envío de proyectos de ley al Parlamento que tengan asegurada una sanción, algo que se vió empañado cuando ayer el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, amenazó con cortar el suministro de gas y petróleo por la caída de la coparticipación, y recibió luego el respaldo de todos los mandatarios del país, con excepción del tucumano Osvaldo Jaldo.