Parroquia Nuestra Señora del Rosario de la calle Bonpland 1987. Palermo Hollywood.

Compartí :-) .

Parroquia Nuestra Señora del Rosario

Bonpland 1987   CP: (1414)

Ciudad Autónoma de Buenos Aires. República Argentina

Tel: 4771-0861
SECRETARÍA PARROQUIAL: de Lunes a Viernes, de 17:00 a 20:00
Email: secrerosario@gmail.com

Desde 1902 la Parroquia la Señora del Rosario, acompaña al antiguo Maldonado, a Palermo Viejo y a Palermo Hollywood.

Una Iglesia hermosisima ubicada en el  corazón de Palermo Hollywood (por  Bonpland) en Buenos Aires.

Que dicen los vecinos y turistas: «El cura es muy amigable y hace la misa muuuy entretenida». «Es una gran Familia donde se respira amor y fraternidad.». «Pequeña parroquia, muy silenciosa y acogedora. Un hermoso lugar para reflexionar, meditar y encontrarse con uno mismo. El barrio que la rodea es muy lindo y pintoresco». «Excelente se siente mucha tranquilidad y el padre que da la misa es muy amable y alegre». «La ornamentación hermosa sin ser excesiva. Muy buena acústica. Ideal para ceremonias intimas. Recomendable cien por ciento».

NUESTRO LEMA:

«Ir saboreando en la memoria la dulzura de los Misterios de Jesús»

Historia de la Parroquia

Cuando Buenos Aires deja de ser “La Gran Aldea”, y comienza a expandirse, aparecen los nuevos suburbios, que con el paso del tiempo dejaron de serlo para convertirse en la  Gran Ciudad de Buenos Aires! Así vemos como era por ese entonces, desde 1850 hasta 1900, Buenos Aires. La Plaza de Mayo, que se llamaba Plaza de la Victoria. La Catedral, 8 veces reconstruida desde su fundación. Como eran las casas de renta a principios de siglo en el centro. La construcción de “La Redonda de Belgrano” a metros de la actual Cabildo y Juramento. Plaza Italia , donde el modelo de plaza redonda como esta hoy en día no existía.









Desde que se fundo Buenos Aires (año 1580) hasta entrado el año 1900 había en Buenos Aires solamente unas 25 parroquias, hoy en día hay casi 200!

Nuestra Señora del Rosario es la parroquia número 30  en ser creada dentro de estas casi 200, Y como todo en la vida,  nuestra parroquia tiene su historia, historia que va a cumplir 100 años en enero de 2013

¿Cuan importante es una parroquia? … no lo es por lo grande o por  pequeña, con recursos o sin ellos, vieja o moderna,  Una parroquia es como un barco en marcha que jamas se detiene y el capitán es el mismo de otros muchos barcos más: El capitán es Jesús.

La parroquia es la célula más importante que compone a “La Iglesia” en todo el mundo.

Familias enteras entran por sus puertas, a bautizar, a comulgar, a casarse, a despedirse…

Y aquí vuelvo a preguntar si nos damos cuenta cuan importante es una parroquia?

Una parroquia es más que “la casa de Dios”, que la Casa Grande de todos. Es un lugar Humano y  Sagrado, un lugar donde rezar, festejar, reír y llorar, cantar y gritar todo lo que somos.

A partir del año 1890 comenzó la división de la tierra  que se extendía al oeste del arroyo Maldonado (cuenta la leyenda que “La Maldonado”, era una mujer que vivió junto a Pedro de Mendoza en el año 1536, y fue abandonada a su suerte en el arroyo que luego tomaría su nombre…) Dejando la leyenda de lado, este Arroyo dividió en un tiempo a la ciudad, fue limite entre la capital y la provincia, fue también un gran generador de historias y dio gran cantidad de material a poetas y escritores, Fue protagonista de sainetes y de oscuras letras de tango.

Pero la realidad era otra, el arroyo Maldonado, con sus periódicas inundaciones significaba un elemento paralizador y negativo del progreso de la ciudad.

Al comienzo del año 1900, muchas eran las familias que se habían instalado en los nuevos predios del Maldonado de Palermo. Fue tan pujante el crecimiento de la población  que en el año 1901 el cura párroco de San Miguel Arcángel  propuso a la comisión de la Conservación de la Fe la construcción de una capilla para atender las necesidades espirituales del vecindario. En diciembre de ese año se adquirió el terreno de la calle Bonpland y Nicaragua y a fines de ese mismo mes comenzó la edificación de una  capilla.

En agosto de 1902  el Arzobispo de Buenos Aires, Monseñor Mariano Espinosa, bendijo la nueva capilla con la advocación de Nuestra Señora del Rosario, dando lugar así a una vibrante manifestación de fe en todo el vecindario.

Por ese entonces no existían las parroquias de Don Bosco, Santa Adela, Resurrección, Sagrada Eucaristía. De esta capilla perdida en el tiempo no nos queda ninguna imagen, no sabemos como era, pero nos queda lo más importante la Pila Bautismal, data del 3 de agosto de 1902, donada por la feligresía del Barrio de Maldonado, realizada en mármol de Carrara, y en la actualidad esta en el presbiterio de nuestra parroquia.

Y esta foto vieja y deteriorada  que nos muestra como era la primer imagen de Ntra. Sra. Del Rosario que se venero en la capilla, Esta imagen que vemos forma parte de una estampa que se imprimió en 1952 con motivo de celebrarse el cincuentenario de la capilla  de 1902. El arzobispo de Buenos Aires, Mariano Antonio Espinosa, quien de joven fue capellán en la Conquista del Desierto, dio un gran impulso  y énfasis renovador a la creación de parroquias, sumando 18 nuevas entre 1901 y 1923.

Y aquí llega nuestra fecha, el 18 de enero de 1913, Nuestra Señora del Rosario se desmembra de la parroquia Inmaculada Concepción de Belgrano (La Redonda), deja des ser vice parroquia, y ese día el Arzobispo Mariano  Espinosa erige a la capilla en PARROQUIA, siendo el primer cura párroco el presbitero Miguel Molfese, quien continuó en ese cargo hasta 1915.

Ese mismo día de 1913, también se crearon las parroquias de: San Francisco Javier, Santa Julia y la tan querida parroquia de San Cayetano de Liniers!!!

En 1913 se inaugura la primera línea de subterráneo de Argentina , es la primera en su tipo en Iberoamérica, la línea A, acude a la inauguración el presidente de ese momento Victorino de la Plaza, en ese año se comienza a construir la capital de Australia, Camberra, En Europa se comienza a gestar el malestar que producirá la primer guerra mundial.

Para ese entonces el fútbol Argentino ya contaba con equipos entre ellos Boca, River, San Lorenzo. Podemos ver también como era el papel moneda de $1  moneda nacional.

En 1914 se inaugura el Mercado de Bonpland, que en realidad se llama “Torcuato de Alvear”, El gobierno porteño lo considera actualmente “Sitio de Interés Cultural”.

En 1914 se funda el “Club Palermo”, famoso décadas más tarde por su equipo de básquet.

Por esos años Buenos Aires tenia 1.500.000 habitantes, la mitad eran inmigrantes…

Vinieron de muchas partes del mundo,  llegaban al viejo puerto de Buenos Aires en buques que tardaban montones de días para cruzar el océano, la mayoría eran italianos y españoles, de arraigadas costumbres y tradiciones, quienes sintieron en la iglesia, en las parroquias estar en sus terruños, las desigualdades sociales eran notorias, y aveces se las hacían sentir demasiado.

Nuestra parroquia tuvo muchas familias inmigrantes, si bien la mayoría eran de clase trabajadora, hubo una, la del Doctor Celestino Lanza, de origen italiano, que eran de clase acomodada, la casa de esta familia es de una arquitectura elegante, estilo veneciano, que todavía no cayo bajo la piqueta del arrasante Palermo Hollywod, y la podemos admirar en la esquina de Guatemala y Carranza.. Esta familia cuando se comenzó a construir el templo nuevo, el actual, dóno  algunos de los vitreaux que actualmente tenemos en la iglesia.

También estaba la familia Fosatti, quienes donaron mucho a la parroquia, La Casa Pastoral existe gracias a la donación de ese terreno, en realidad comenzó como el Salón o Teatro, pero para eso faltan que pasen unos años más…

Hasta la década de 1980, todavía podíamos ver en la parroquia abuelas vestidas de negro, con mantillas de encaje en sus cabezas, abuelos de bastón y gorra , quienes por más de tener muchisimos años en el país nunca perdieron el acento de sus idiomas de origen.

Las últimas de esta camada fueron Giorgina Amatuna, Doña Marcelina, una española que fue dueña de la panadería La Quinta Bollini, su nuera, Elena, todavía viene a la parroquia. También estaba Aurelia, rezaba el rosario todas las tardes con un acento bien gallego. María la de los Rosati, María de la vuelta, una calabresa vestida toda de riguroso negro y que no se le entendía nada, Adela Palenge que durante 60 años fue a la parroquia sin participar de ninguna tarea apostólica.

Al párroco Molfese, allá por 1913 a 1915 se le debe la fundación de varias instituciones parroquiales. Hay una carta de esos años que cuentan la anécdota de Las Damas de Beneficencia de la Conservación de la Fe, a quienes el Arzobispo les propuso la comisión de crear las capillas que luego serían parroquias (como San Francisco Javier y la nuestra) A San Francisco Javier ayudaban con $150 moneda nacional por mes, y a la parroquia del Rosario con sólo $60. El párroco Molfese escribió al Arzobispo para mediar ante semejante diferencia económica, ya que por entonces la parroquia del Rosario tenia Párroco, Teniente Cura y Capellán!

Después de algunos interinatos fue designado nuevo párroco el presbítero José Fariña, el barrio paulatinamente iba creciendo, modificando su fisonomía edilicia, lo que impulsó al nuevo párroco a transformar la vieja capilla en un templo  que representara no sólo el desarrollo espiritual, sino también el afán del barrio de elevar su lugar de culto. Comienzan las obras del edificio del templo actual. El párroco Fariña casó a los españolisimos padres de nuestra querida Niky.

Al padre José Fariña le sucede en 1927  el presbítero José Miguel Masana quien continua en el cargo hasta 1935. Uno de los actos de Masana al frente de la Parroquia, pasó a ser parte de nuestra historia, oficio el casamiento en 1929, de Juan Domingo Perón, quien contrajo matrimonio con su primer esposa, Aurelia Tizón , vecina del barrio de Maldonado.

Como hemos comentado al principio, paralelamente a la creación de la Parroquia del Rosario, el arroyo Maldonado existía a cielo abierto, Esto provocaba innumerables accidentes, desbordes de caudal en las tormentas, autos o carruajes que desbarrancaban y caían en las barrosas aguas del Maldonado.

Fue así que se decidió encarar una obra monumental para la época : entubar el mitológico arroyo en todo su trayecto capitalino. Las tareas de entubado comenzaron en 1928 y se fue realizando por etapas. En abril de 1936 el Municipio de Buenos Aires resolvió construir sobre el arroyo ya entubado una ancha avenida que, como todos sabemos, se llamó Juan B. Justo. En la esquina de Santa Fe y Juan B Justo estaba el bar La Paloma, decían por entonces: refugio de “malandrinos, malevos y atorrantes”, era un baluarte reo, donde se podía escuchar tango, dicen que Gardel en persona vino a cantar! Desapareció en la década de 1970. En octubre de 1934 se realizó en Buenos Aires un Congreso Eucarístico, muy cerca  de nuestra parroquia, en Av. Sarmiento y Av. Libertador. Vino de Italia el legado pontificio Eugenio Cardenal Pacelli, quien luego fuera Pio XII, presidió el Congreso y visitó la Basílica de Lujan. Los actos y Misas centrales se hicieron donde está el Monumento de los Españoles. Este monumento se tapo con una gran cruz  corpórea. La procesión con el Santísimo Sacramento salió de la parroquia del Pilar.

En 1935 se hace cargo de la parroquia el presbítero Norberto Fernández Villar, más que un párroco, una leyenda….

Luego de la momentánea paralización de las obras del templo, fue necesario  refaccionar lo construido y emprender una ampliación de lo proyectado.

En ese sentido se organizaron las cuatro ramas mayores de la Acción Católica, quienes junto a vecinos colaboraron y trabajaron para ampliar el edificio, así se construyo el coro, se termino el hermoso frente y la esbelta torre con sus tres campanas, las pilas de agua bendita para santiguarse, realizadas en mármol de Carrara. Estos trabajos se coronaron con la colocación de los 15 vitreax que narran los misterios del Santo Rosario. La bendición de las obras tuvieron lugar en 1939 y estuvo a cargo del Cardenal Copello, cuyo escudo esta realizado en bajo relieve en la fachada del templo, en la base del campanario.

Nuestra parroquia normalmente a sido llamada “de las de Copello” ya que las que se edificaron durante su mandato coinciden en el estilo Románico.

Como era la vida en el barrio durante esta época? Tranquila y pujante, En la esquina de la iglesia estaba la escuela Conservación de la Fe Nº 1, todavía no habían llegado de Italia las Hermanas Mínimas, esta escuela estaba construida en una sola planta, por Nicaragua entraban las niñas y por Bonpland los varones.

Había muchos vendedores ambulantes, el pan por ejemplo se podía comprar también en la calle, al carrito de la Panificación, lo mismo los helados.

Pasaba el lechero con la vaca. Estaba también el fotógrafo en las plazas, se podían comprar gallinas vivas y pasaba un señor que vendía gansos y pavos e iba arriándolos con un palo por la calle, estaba la lechería y las ferias callejeras, la última estuvo en la década de 1970 en Guatemala entre Carranza y Ravignani (esta calle antes se llamaba Andrés Argivel)

El tranvía, el 31, pasaba por el barrio, y cruzaba para el barrio de Belgrano por el puente de Ciudad de la Paz. El barrio tenía 2 cines El Argentino en Santa Fe y Humboldt y  El Nacional en Santa Fe y Arevalo. En Fitz Roy y Charcas  había una fabrica de dulces y mermeladas, Las Bodegas de Vinos de Juan B Justo daban trabajo a una gran porción de hombres del barrio, la fabrica de cigarrillos en Andres Argivel y Paraguay  daba trabajo a las mujeres, Lo mismo que la fabrica de medias Las Clavelinas que era de los Fosati. El Molino harinero Leticia en Dorrego era también otro polo laboral importante.

Tambien estaba “La Algodonera”, en Av Cordoba entre Dorrego y Concepción Arenal, empresa textil.

La catequesis infantil era impartida dentro del templo, por señoras o señoritas catequistas, y duraba un año, El padre Fernandez casi ni aparecía durante la catequsis. La parroquia tenia sacristán, se llamaba Manuel y usaba un guardapolvo gris. Las campanas sonaban  a las 6 de la mañana a las 12 del medio día y a las 6 de la tarde. Era el rezo del Angelus.

Los Carnavales se festejaban con un pequeño corso, en la cuadra de la parroquia. Igual los bailes más importantes en el barrio para los Carnavales eran en los Clubes del  barrio, en el Club Palermo y en el Estrella de Maldonado, entre estos dos había un poco de pica, pero para los carnavales ganaba el Estrella , este club fue fundado en 1936, y en la década de 1960 fue presidente del Club don Emilio, el papá de Niki.

Cuentan que viniendo en el tren, el San Martín, cuando ya se cruzaba Av. Cordoba, se divisaba de lejos la iglesia y su campanario.

Por ese entonces la televisión prácticamente no existía, las familias se reunían alrededor de la radio para escuchar radioteleteatros. Los cortejos fúnebres eran carrozas tiradas por caballos negros, esta costumbre era más factible en las familias un poco más acomodadas económicamente. Las cocinas eran de las llamadas económicas, a carbón o leña, eran de hierro. Las heladeras eran de madera, y no eléctricas, se les ponía una barra de hielo, hasta que se consumía el hielo y ya no enfriaban más…

Y si hablamos de política… el padre Fernandez era semi radical y anti peronista, No podemos dejar de hablar del caudillo radical que tuvo el barrio Julian Sancerni Giménez:

Nació en el Barrio de Palermo el 28 de enero de 1903. Se afilió a la Unión Cívica Radical en 1918 en la Circunscripción 17ª, en el mismo barrio que lo vio nacer, en un local ubicado en la calle Guatemala muy frecuentado por vecinos muy mayores que él, quienes reconocieron en pocos años el fuego sagrado de este joven que a los 35 años fue electo Diputado Nacional por la Capital Federal para el período 1938/1942.
Perteneció por más de 30 años a la Obra de Don Bosco,. No fue conspirador contra el peronismo y su buena relación con Perón y con Mercante no impidió que la muralla resentida y vengativa lo persiguiera, hasta que, en 1949, optó por exiliarse. Fue un día preciso y después de cumplir una obligación que no podía eludir: era padrino de bodas de su amigo Atilio Zarriello. Llegó tarde, apurado y nervioso a la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, a tres cuadras de su casa, en la calle Bonpland y Nicaragua y, con el último amén y el beso a la novia, partió apurado  en busca de espacios de libertad, se exilio en Uruguay. Todo Palermo y gran parte de la Capital le debe algo a Don Julián. Nadie que se acercó a él quedó sin su respuesta humana y cálida y su generosidad de hombre humilde. El peso para el remedio, el nicho para los viejos, el trabajo salvador y la «dispensa» del comisario, fueron el alimento de una clientela hambrienta que nunca lo abandonaría. Cuando nada había, al menos una palabra, una promesa sincera y la puerta siempre abierta de la vieja casona de la calle Bonpland 2342. Falleció el 20 de mayo de 1981, apenas tres meses y medio antes que su amigo Ricardo Balbín, en la humildad de su casa y con la compañía de pocos viejos amigos. Dos años después, desde el cielo, vio recuperar la democracia el 30 de octubre de 1983 de la mano de Raúl Alfonsín. En esta historia que acabamos de contar nombramos un apellido, Zarrielo, otra de las familias del barrio y de la parroquia, Raul Zarrielo también fue diputado y senador radical.

Durante los largos años en que  estuvo el padre Fernández en la parroquia, se afianza y se consolida todo el ámbito parroquial. Rosa Maselli nos cuenta con gran emoción, que los niños y niñas aspirantes a la Acción Católica eran atendidos por las mujeres grandes, y los jóvenes varones eran preparados por los hombres. También funcionaba la Legión de María y el Apostolado de la Oración. Las dificultades que enfrentaban las familias dio lugar a la Creación de La Liga de Madres, institución que hizo mucho en nuestra parroquia.

En las decadas del 40 y del 50, siguen llegando inmigrantes, el barrio sigue creciendo. En el templo es una época de gran esplendor. De la mitad del techo de la nave de la iglesia colgaba una gran araña de caireles, el presbiterio tenia un comulgatorio de mármol (el comulgatorio era una baranda que separaba el área del altar del resto de la iglesia, y uno se arrodillaba ahí para comulgar, en el medio tenia una puertita doble de bronce). Sobre la izquierda del templo estaba el pulpito, que era de madera, y sobre la derecha había un gran cuadro de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, rodeada de candelabros con forma de ángeles , La cruz grande tenia a cada lado estatuas de San Juan y de Santa María Magdalena, el retablo mayor siempre tenia candelabros de bronces y estaba rodeado por más ángeles y más santos. El altar de mármol que actualmente esta en el presbiterio, estaba endosado al retablo mayor.

El salón que está delante de secretaria estaba decorado como un gran living, y los novios del barrio lo podían usar para sacarse fotos.

Las señoras y las niñas usaban mantillas para cubrirse la cabeza cuando entraban al templo, y los señores se quitaban el sombrero, Fueron famosas las “manguitas y capitas” que tenia el padre Fernández para tapar los brazos o escotes desnudos de las señoras y novias. Hablando de novias, la actriz Zully Moreno, se cazó con el director de cine Cesar Luis Amadori en nuestra parroquia, según nos contaba Niky quien la vio, estaba vestida con un traje negro. Las fiestas patronales de Nuestra Señora del Rosario por esa época se festejaban con procesiones, Misas cantadas, funerales solemnes, concursos de manchas, fiestas folklóricas y carreras de sortijas para las cuales se preparaba la calle Bonpland tirando arena sobre los adoquinados para que no resbalen los cascos de los caballos, para que estas fiestas se puedan realizar una de las familias que mas ayudaban eran los Fosatti.

Del padre Fernández en su momento se habló mucho, y no es para menos, estuvo 36 años! Era un cura de sotana como todos los de su época, muy caminante del barrio, era vox populi que ayudó a muchos, a más de uno lo saco de la comisaría… Cuando se retiró de la parroquia fue a vivir a la casa del clero, muchos feligreses como los Zarrielo, Elena Rodriguez y creemos que los Fossati también, colaboraron a sus sostenimiento con dinero en efectivo y el café que tanto le gustaba. En la década del 50 llegan desde Italia las Hermanas Mínimas de Nuestra Señora del Sufragio, Congregación fundadas por el beato Francesco Faa de Bruno. Salieron del puerto de Génova, en un buque transatlántico que tardaban 20 dias en cruzar el océano. Una de ellas era la hermana Pascualina, quien una vez nos contó  que en ese entonces era muy joven y que le comunicaron que partiría para Sur América sin muchos preámbulos, y así fue como preparan baúles, esconde miedos y afronta la partida, encomendándose  a Jesús. (pasamos de placa).

Al poco tiempo de llegar, y luego de un pequeño peregrinaje por Buenos Aires, llegan a nuestro barrio y se hacen cargo del Colegio Conservación de la Fe Nº 1 (actual Francesco Faa de Bruno, o mas popularmente conocido en el barrio por “Las Mínimas” ) Y apartir de allí trabajan incansablemente junto a la parroquia, obrando, rezando, educando. Dos años despues de la llegada de Sor Pascualina , llego a Buenos Aires Sor Maximiliana, quien tuvo una fuerte presencia hacia el final de su vida en la parroquia. Hermanas hubo muchas… más o menos ligadas a la parroquia, pero no podemos dejar de nombrar algunas, María Gracia, Concepción, Josefina, Benjamina, Pilar, Aloisia, María, Luz, Nieves, Anita, Isabel, María; Efisia, Lujan, Marílena  y tantas otras más que nos dieron su oración y su dedicación.

En 1963 la parroquia festejó el Cincuentenario, y una de los eventos fue una gran cena en el Hotel Savoy de avenida Callao! Al comienzo de la historia de nuestra parroquia la Casa Pastoral no existía. Su creación  se debe a la donación del terreno por parte de don Virgilio Fosatti , doña Luisa de Fosatti.  Y sus hijos. Quienes junto a muchos miembros de nuestra comunidad como Luca y Rosita Profetico hicieron posible la construcción del Salon Parroquial, era un hermoso teatro con 350 butacas, escenario alto  con telón y bambalinas de pana bordo, y pantalla de cine, Debajo del escenario había dos camarines. Al Salón se ingresaba por un gran portón de metal verde, se pasaba a un patio descubierto, que a la izquierda había una cocina. Luego venia una escalinata no muy alta, se pasaba a un patio techado por un toldo, donde estaba la boletería, luego había un hall de entrada y las puertas vaivén de madera, dando la entrada al teatro propiamente dicho. En cuaresma se proyectaba la Pasión, y durante el año se pasaba la película de la Virgen de Fátima, se hacían festivales u obras de teatro.

Llega la década del 70… década difícil, Después de muchos años el párroco Fernández se retira y asume el presbítero Norberto Catanese, Durante su estancia, en la que jamás escatimó una sonrisa, la parroquia tuvo un clima muy familiar, los niños y los jóvenes tuvieron un espacio muy valorizado y cuidado. A decir verdad, el padre Catanese fue padre y pastor de todos.

Esta es de cierta manera una década quiebre o bisagra, según como se mire, ya no llegan inmigrantes, la tecnología avanzó bastante, y las costumbres y la educación cambiaron un poco… se ablandaron. El Concilio Vaticano II terminó, y los aires de ese Concilio se expandieron por todo el orbe, llegando a todas las parroquias. Ya se había dejado de utilizar el latín para los oficios religiosos, la Misa se da celebrada de frente, la tecnología como dijimos antes avanzó, por lo que llegaron los micrófonos  a las iglesias y de esta manera se deja de utilizar el púlpito. Se comienzan a realizar los primeros pesebres vivientes, representaciones de la Pasión, las vigilias de Pentecostés…Los jóvenes de ese entonces ponían mucho ímpetu en estas cosas, aparecieron las primeras guitarras en los cantos, las hijas de María Luisa de Isaac, María Elena y María Angélica animaban a los más chicos, así comenzaban los grupos infantiles de “Perseverancia” La catequesis infantil para la primera comunión se programa en 2 años de, en la parroquia como no había demasiado espacios ni aulas para esto, se comenzó a utilizar el teatro parroquial para dar la catequesis, también se utilizo un cuartito que hay en el coro, debajo del campanario, las catequistas de la época eran algunas de las Hermanas Mínimas, y señoras de la parroquia como María Luisa de Zarrielo, El padre Catanese tomaba lección a los niños a fin de año, a veces el lugar de lección era en la Boletería del teatro! En el  patio del Salón Parroquial se hacían cada tanto Kermesses, las Patronales de estos años se festejaban el mismo día 7 de octubre, y venia la Banda de Patricios a tocar marchas.

Después del Año Santo de 1975 se realizó la reforma en el presbiterio y quedó casi tal cual lo vemos hoy, se quito el comulgatorio, se retiro el altar de mármol del retablo mayor, se quito el púlpito, se comenzaron a simplificar las formas.

El padre Catanese fue muy amigo del barrio, integrador de los matrimonios a la iglesia, como el compuesto por Carmen y Walterio Riobo. Durante el tiempo que estuvo el padre Catanese con nosotros podemos recordar que tuvimos al último Sacristán, Don Victor. Fue la última época en que las campanas del Rosario sonaban todos los días de semana también, llamando a Misa.Todavía el resto de la casa parroquial, y la Sacristía eran territorios casi “vedados” para todos, a la Sacristía se entraba con permiso, y la casa del párroco era casi desconocida para la mayoría. Asomaba 1980, y el padre Catanese fue trasladado a otra parroquia.

En el Rosario nombraron al presbítero Roberto Sajoux como Ecónomo, nunca tuvo el nombramiento de párroco, Fue una época un poco difícil, con falta de renovación y empuje, las instituciones parroquiales quedan un poco estancadas, igualmente entre ellas logra destacarse la Liga de Madres, y un grupo de jóvenes no muy numeroso pero si bastante perseverante puso un poco de alegría, se formó un coro y se realizaron las primeras y pequeñisimas misiones para Navidad en La Reja acompañados por las hermanas Lujan y Maria de las Nieves.

También por esta época se crea la Guardería Materno Infantil Parroquial, que surge de la necesidad de las madres que trabajan afuera. La guardería funcionaba sin fines de lucro y era mantenida con los pocos aportes que las madres podían dar y gracias a la caridad de muchos en el barrio y de algunas empresas.

La guardería estaba ubicada en la entrada del Salón Parroquial, no era el lugar más indicado, pero es el que había, para ese momento todo ese espacio, junto con la casa del párroco estaban muy deteriorados y llenos de humedad. La Guardería Materno infantil fue lo más loable de esos años, era un lugar donde se daba ternura y se enseñaba a crecer con Dios, de la mano de Margarita, Celia, Rosalía la cocinera, Cecilia, la Sra.de Canfora entre otras. El padre Sajoux es el que nombra al primer ministro extraordinario de la eucaristía que tiene la parroquia, el Dr, Eugenio Marzullo, quien estaba casado con Albina. También el padre Roberto se esmera en que los catequistas tengan una buena formación, enviándolos a realizar seminarios para tal fin. Habían pasado ya unos cuantos años desde la creación del templo y el Salón Teatro estaban muy deteriorados, Ya habían dejado de cumplir las funciones para las cuales habían sido creados, la parroquia necesitaba urgente otros espacios, aulas, etc. Fue así que el padre Roberto  consigue elaborar un proyecto, y conseguir ayuda económica de ADVENIAM de Alemania, pero lamentablemente por decirlo de alguna manera fuimos estafados, y por otra parte  el Señor llamo a su presencia al padre Sajoux en enero de 1988.

Durante la presencia del padre Roberto hubo una revalorización por la liturgia y los cantos. Durante los meses que siguieron hasta el nombramiento del próximo párroco, la hermana Maximiliana tuvo una dedicada presencia en el templo y sacristía.

Llega el padre Enrique Vaccaro, con su madre Doña Ester, La casa parroquial esta en pésimo estado, y el arzobispado decide refaccionarla por completo, Deja de ser una casa chorizo antigua, con la cocina atrás de todo, y el baño en el fondo del patio.

El padre Vaccaro trae con el un estilo bien barrial y campechano, vuelve a haber un párroco caminante del barrio. La vida ha cambiado bastante, comienzan a prosperar en el barrio los Geriátricos o Casa de Ancianos, como son muchos y para poder atenderlos adecuadamente el padre Vaccaro nombra unos cuantos Ministros de la Eucaristía que comienzan con la gran misión de llevar a Jesús a los ancianos y enfermos, vale recordar a Pedrito, y  a Caroprese el cuñado de Tito Valls. El padre Vaccaro decide cerrar la Guardería Materno Infantil, no solamente es difícil mantenerla, se carece de permisos municipales etc Vaccaro es también el primer párroco que comienza a celebrar Misa en los geriátricos.

La parroquia comienza a salir puertas afuera, Hubo unas fiestas patronales que se festejaron en el Club Estrella de Maldonado, donde se realizo una cena Show con la participación de grupos, animadores. Grupos de la parroquia también improvisaron alguna actuación o cantos. Por primera vez se llevó la imagen de Ntra Señora al Club Estrella. El 23 de octubre de 1994 el párroco Enrique Vaccaro invita al entonces obispo zonal Mons. Héctor Aguer para la Solemne Consagración del templo Parroquial, fue una celebración cargada de ritos solemnes y muy sentida por la feligresía.

Por estos años se realiza una de las ultimas reformas en el presbiterio, la antigua pila bautismal que estaba emplazada en el Bautisterio, este quedaba al lado de la secretaria  parroquial, donde actualmente se encuentra el despacho del sacerdote vicario o capellán. La pila bautismal fue llevada al presbiterio, donde está ahora, bajo el altar secundario de Santa Teresita.  El ambon era un atril de madera (el que actualmente se usa para guiar) , el padre Vaccaro mandó construir el que esta ahora de cemento.

Durante la estancia del padre Vaccaro , robaron de la iglesia un relicario en forma de custodia, que estaba en el templete del retablo mayor y que se decía tenia unas astillas de la Cruz de Cristo. Nunca se le dio demasiada credibilidad a dicha reliquia pero se la respetaba como imagen de devoción.

En 1988 la parroquia celebró el 75 aniversario.

A mediado de los años noventa el padre Vaccaro es trasladado y asume en la parroquia el padre Cristían Ramirez, quien trae un estilo totalmente diferente, se revaloriza el canto Gregoriano y se crea un coro, que es la raíz del coro actual.

Con el padre Cristian tenemos una liturgia mucho más cuidada, una catequesis más centralizada y una meditación más profunda. Dejan de escucharse las guitarras dentro del templo.

Por este entonces la parroquia se da cuenta que hay un gran ausente: No tenemos CARITAS parroquial. Así comienza la comunidad a tomar conciencia de la ayuda y la asistencia a los carenciados del barrio. La inmigración de Europa hace rato que termino, pero hay una nueva, la de nuestros hermanos Latinoamericanos, muchos de ellos llegan en situaciones en las cuales necesitan ser asistidos. El padre Cristian fue trasladado antes de Jubileo del año 2000, del queda el recuerdo del ultimo cura que uso sotana en la parroquia, que cantaba a la perfección el Evangelio en las fiestas solemnes y que ahondo en la espiritualidad de algunos parroquianos.

Desde el 02 de febrero de 2003 hasta el 1 de marzo de 2015 asume como párroco el presbítero Alejandro Puíggari.

El 1 de marzo de 2015 asume el presbítero Hernán Pablo Fanuele.

El 8 de Marzo de 2020 asume el actual párroco de la comunidad del Rosario, el presbítero Santiago Aduriz.

Ver esta publicación en Instagram

Me gusto la arquitectura de esta iglesia I liked the architecture of this old church

Una publicación compartida de Adolfo Henry Nietsch (@adolfonietsch) el

error: En que podemos ayudarte?