Patricia Bullrich

Patricia Bullrich y sus mil caras de fracasada

Patricia y sus mil caras de fracasada

Montonera, Menemista, Frepasista, Nueva Dirigencia, Alianza Unión por Todos, Lilita de la Coalición Cívica, Unión por la Libertad, Unen, Cambiemos Del PRO, Juntos por el Cambio, Libertaria. Las mil castas de Patricia Bullrich.

Patricia Bullrich es una de las figuras políticas más controvertidas de la Argentina. A lo largo de su carrera, ha pasado por diferentes partidos políticos y agrupaciones, y ha ocupado diversos cargos públicos, sin que haya logrado gestionar nada exitosamente.

De montonera a menemista

Bullrich comenzó su carrera política en la década de 1970, como militante de la agrupación Montoneros. En 1977, fue detenida y torturada por la dictadura militar. Tras su liberación, se exilió en España, donde se convirtió en una defensora de la democracia.

En 1989, Bullrich regresó a la Argentina y se afilió al Partido Justicialista. En 1991, fue elegida diputada nacional por la provincia de Buenos Aires. Durante el gobierno de Carlos Menem, ocupó el cargo de ministra de Trabajo.

De frepasista a aliada de la Coalición Cívica

En 1999, Bullrich se distanció del menemismo y se afilió al Frente Frepaso. En 2001, fue elegida diputada nacional por la provincia de Buenos Aires. Tras la crisis de 2001, se convirtió en una crítica del gobierno de Néstor Kirchner.

En 2003, Bullrich se unió a la Coalición Cívica, liderada por Elisa Carrió. En 2007, fue elegida diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires.

De Lilita a líder del PRO

En 2015, Bullrich se convirtió en la líder del PRO, el partido político fundado por Mauricio Macri. En 2015, fue elegida ministra de Seguridad durante el gobierno de Macri.

Durante su gestión como ministra de Seguridad, Bullrich fue criticada por su política represiva. En 2018, fue denunciada por el uso de la fuerza policial durante las protestas contra el gobierno de Macri.

De candidata presidencial a fracasada


En 2023, Bullrich fue candidata presidencial por Juntos por el Cambio. En las elecciones primarias, quedó en segundo lugar, detrás de Horacio Rodríguez Larreta. En las elecciones generales, quedó en tercer lugar, detrás de Alberto Fernández y Rodríguez Larreta.

Una carrera política de fracasos

A lo largo de su carrera política, Patricia Bullrich ha pasado por diferentes partidos políticos y agrupaciones, y ha ocupado diversos cargos públicos. Sin embargo, nunca ha logrado gestionar nada exitosamente.

En su gestión como ministra de Trabajo, Bullrich fue criticada por su inacción ante la crisis laboral. En su gestión como ministra de Seguridad, Bullrich fue criticada por su política represiva. Y en su campaña presidencial, Bullrich fue criticada por su falta de propuestas y su constante enfrentamiento con otros miembros de la coalición opositora.

Patricia Bullrich es una política que ha fracasado en todo lo que ha hecho. Es una figura polémica que ha contribuido a la polarización política en la Argentina.

Macri juega a todo o nada. Rompe el PRO y Juntos por el Cambio. Si gana Milei, quedará empodera durísimo, si pierde, no le va a contestar el teléfono ni Juliana.

Milei afirmó que «está contemplada» una eventual derrota en el balotaje

Pese a la necesidad de sumar adhesiones para la segunda vuelta, el candidato de LLA aclaró que tiene «límites» que alcanzan a los que «no representan la libertad, los colectivistas, los estatistas, los que les gustan los carguitos».

En ese sentido, apuntó contra el gobernador de Jujuy, el radical Gerardo Morales, cuyo partido integra JxC. «En la provincia de Morales, gente de Morales destruía nuestras boletas», denunció y lo acusó de haber apoyado la candidatura de Sergio Massa: «Una parte jugó esta semana. ¿Quién perdió votos y quién los ganó? Más claro échele agua… Perdió votos JxC. Los ganó Unión por la Patria».

Por último, Milei afirmó que «está contemplada» una eventual derrota en el balotaje: «Si esto no sale bien, no tengo problema de volver a [la Cámara de] Diputados».

Javier Milei, candidato presidencial de La Libertad Avanza (LLA), despejó las versiones sobre su potencial renuncia al balotaje en Argentina. «Bajo ningún punto de vista», dijo el martes 24 de octubre, a la vez que volvió a pedir que se deje de «revolver el pasado» y se llegue a un acuerdo con Juntos por el Cambio (JxC).

«Pensar que me voy a bajar implica no conocer lo que es la lógica del individuo en cuestión. Yo soy naturalmente un gladiador. No concibo otro resultado distinto que morir con las botas puestas», expresó y aclaró que los «rumores» sobre su posible renuncia «se hicieron correr antes de las PASO [Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias] y en los debates».