Perejiles: Fuerzas policiales porteñas y nacionales hicieron 394 arrestos por tenencia de drogas para consumo personal

Publicado por

El costo judicial de perseguir perejiles y perder el tiempo frente a los grandes carteles de narcotráfico, ya son una marca registrada de la Justicia Argentina, socia de los grandes carteles. Los Bares porteños de zona de tribunales cuentan que los fiscales comen milanesa con perejil. Detengámonos en la palabra: “perejil”. Sirve, exhaustivamente, a sus propósitos. Dice lo que se propone decir. “Perejil” es un ser silvestre, ingenuo. Es, claro, un “jil”. O, más exactamente, un gil”, con toda la carga despectiva que esa palabra tiene en la lengua coloquial argentina. Es, también, un anónimo. Un ser alejado del Poder, que ignora los mecanismos profundos de la historia, que no sabe por qué actúa, que cree saberlo pero que no lo sabe, ya que es un manipulado. Así, la palabra nos acerca a uno de sus significados más precisos: los “perejiles” son “Pérez giles”. Es decir; anónimos tontos.

En marzo de este año en la Ciudad de Buenos Aires en un solo turno policial de 15 días de una sola fiscalía de Comodoro Py fuerzas policiales porteñas y nacionales hicieron 394 arrestos por tenencia de drogas para consumo personal, lo que implica un aumento del 64% en seis meses. El promedio incautado fue de ocho gramos de marihuana por detenido.

El doctor Federico Delgado, titular de la Fiscalía Federal N°6, desde 2011 hace un relevo de casos. Remitió al Ministerio Público Fiscal su nuevo informe basado en el turno policial de la segunda quincena de marzo pasado bajo la firma del juez Rodolfo Canicoba Corral. Allí se advierte que de 467 causas en total, 331 casos correspondieron a violaciones de la ley de drogas. De esos 331 expedientes, 249 correspondieron a causas por tenencia de droga para consumo personal: el 53% por ciento de todo el trabajo de una fiscalía federal de Comodoro Py, explica Infobae.

El número de detenidos por fumar es récord: 394 en total, 138 arrestos más que en el turno judicial de octubre del año pasado y nueve más que en el turno de abril de 2016, el pico histórico anterior.

El relevo estadístico del turno de noviembre de 2015, por ejemplo, deparó 432 causas con 195 de ellas por tenencia para consumo personal; el de abril de 2016, 250, un incremento del 30 por ciento con respecto al turno anterior, añade el portal citado. El turno siguiente, agosto de 2016, tuvo 155 casos por tenencia de drogas para consumo, solo un 10% del total de las causas de estupefacientes fueron por venta. Los detenidos por tenencia para octubre del año pasado: 256.

Se incautaron 1.983 gramos de marihuana, un promedio de 8 gramos por detenido y 226 gramos de cocaína, 1,40 gramos por persona.

La Policía Federal y la Policía de la Ciudad registraron una suerte de empate en cuanto a expedientes: hubo 120 procedimientos de cada una, con apenas 5 por Prefectura, tres por PSA y uno solo por Gendarmería.

La División Ferrocarriles registró 37 casos en la línea Belgrano, la más golpeada. La línea de trenes Urquiza registra 32 expedientes, el ferrocarril Roca sigue con 22. El Mitre, apenas ocho. Retiro (Comuna 1), Constitución (Comuna 1) y Villa Soldati (Comuna 8) son las principales estaciones donde se arresta a consumidores. En cuanto a las comisarías de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, la 25°, que cubre partes de Villa Crespo (Comuna 15) y Palermo (Comuna 14) inició nueve causas, la 23° en Palermo registra otras siete.