Photinia Fraseri

Photinia Fraseri el arbusto decorativo de Buenos Aires.

Publicado por Pablo Editor

La Ciudad de Buenos Aires cuenta con una gran variedad de vegetación que es utilizada en los diferentes espacios verdes de acuerdo a sus características, atributos y aporte de beneficios ambientales; herbáceos, arbustos, árboles exóticos y nativos.En Buenos Aires hay 421.718 árboles, de los cuales 367.157 estan en las calles y 54.561 en espacios verdes, según el último censo fitosanitario realizado en 2018.

La Photinia  fraseri.

La Photinia  fraseri. Esta planta pertenece al género Photinia y es el ejemplar más común y popular de todos. Destaca por una gran resistencia y facilidad en su cultivo. Se trata de un híbrido con hojas de color rojo.

Las Photinias crecen hasta 3-15 metros de altura. con una corona irregular de ramas angulares. Las hojas son alternas, enteras o finamente dentadas, variando entre las especies entre 1,5-5 cm ancho y 3-15 cm de longitud. La mayoría de las especies son perennifolias pero hay varias de hojas caducas. Las flores son producidas en corimbos densos terminales, cada flor es de 5-10 mm de diámetro, con cinco pétalos. El fruto es pequeño, 4-12 mm de color rojo brillante y persiste durante el invierno. Los frutos son consumidos por los pájaros que dispersan sus semillas.

Photinia es un género de alrededor 40-60 especies de pequeños árboles y grandes arbustos perteneciente a la familia Rosaceae.  Crecen en regiones con temperaturas templadas de Asia, desde los Himalayas a Japón y al sur de la India y Tailandia, pero algunos botánicos incluyen las especies de Norteamérica Heteromeles arbutifolia en Photinia como Photinia arbutifolia.








El follaje de esta especie, aunque perenne, cambia de color según la estación.

Las hojas son alargadas o lanceoladas y miden entre 7 y 10 centímetros de longitud. En primavera presenta unas florecillas de color blanco crema.

Se planta en primavera, al sol o en sol-sombra, en un lugar protegido del viento. No es exigente con sustrato, pero prefiere los terrenos fértiles y bien drenados; tolera los calizos. Si se le administra un abono orgánico mineral al menos una vez al mes, crecerá mejor.

Conviene regarla dos o tres veces a la semana de forma moderada; en invierno es apenas necesario, salvo para evitar que el suelo se seque del todo. Debe podarse regularmente para que su follaje adquiera un color rojo más intenso. Se multiplica mediante esquejes, que hay que obtener en verano. Es una especie bastante resistente pero, como toda rosácea, propensa a los ataques de la falsa oruga del rosal, que provoca agujeros en las hojas (se controla con un insecticida polivalente).

La fotinia es una especie ideal para setos y pantallas vegetales muy decorativas, pero también luce como ejemplar aislado o en un macizo junto a especies de flor. La variedad P. x fraseri ‘Nana Select’ solo alcanza el metro de altura y es perfecta para cultivar en maceta.