Pidieron la detención del jugador de Boca Centurión, imputado por amenazas y lesiones

Publicado por

Diego Storto, abogado de Melisa Tozzio, la mujer que denunció penalmente al delantero por violencia de género, aseguró que «la justicia imputó al jugador bajo los cargos de amenazas y lesiones agravadas por ser cometidas contra una mujer» y aseguró que se presentaron «las pruebas suficientes» por lo que «en breve le notificarán la imputación y no podrá salir del país».

La madre de Centurión, Beatriz Seguí, «también será imputada y llamada a declarar para responder al cargo de amenazas», señaló el letrado, quien aclaró que el futbolista «ya está imputado, ahora no puede salir del país y en breve lo llamarán a declarar».

La defensa de Tozzio presentó esta mañana oficialmente ante la UFI 10 del partido bonaerense de Quilmes un «pedido de detención» para el jugador por considerar que «existen pruebas suficientes para entender que el acusado tiene problemas con el alcohol y no sabemos cómo puede reaccionar».

«La fiscalía, para imputarlo, tiene que corroborar a través de pruebas que es cierta la acusación, lo que se pudo confirmar con los informes policiales y médicos, así como también la gravedad de las lesiones», acotó Storto.

El abogado explicó que «hoy nos presentamos con el dictamen pericial del médico legista, que es un médico del Estado, no un perito de parte; además sumamos dos testigos más a la causa», y añadió que Tozzio «deberá ampliar su declaración el próximo lunes».

«Presentamos toda la artillería de pruebas. Se trata de en escrito donde se cuenta todo lo que pasó donde se adjuntaron audios y capturas de pantalla donde el mismo Centurión acepta las agresiones que le produjo a mi defendida y dice que la va a llevar al médico», manifestó el letrado.

El martes pasado Tozzio realizó una denuncia por amenazas y lesiones en la Comisaría de la Mujer de Quilmes a raíz de la cual el fiscal Alejandro Ruggieri (UFI 10) pidió la entrega de un botón antipánico para la joven.

Más tarde Marcelo Javier Goldberg, a cargo del Juzgado N°3 de Quilmes, emitió una orden de restricción perimetral de 500 metros para el jugador de Boca y su madre.