Plaza Serrano

Plaza Serrano de la Ciudad de Buenos Aires.

Publicado por

Plaza Serrano de la Ciudad de Buenos Aires: Plaza Serrano Vs Placita Cortazar 


Plaza Serrano es la denominación más común que recibe  la Plazoleta Julio Cortázar, ubicada en el barrio de Palermo, en Buenos Aires.   Esta plazoleta es el corazón de Palermo Viejo, un tradicional barrio de Buenos Aires de casas bajas. La Plaza Julio Cortázar, antes Plaza Serrano, se ha convertido en el corazón del distrito de Palermo Soho

Jorge Luis Borges y Julio Cortázar

plaza%2Bserrano11Fundada bajo el nombre de Plaza Serrano

Fundada bajo el nombre de Plaza Serrano por estar ubicada entre las calles Serrano (ahora llamada J. L. Borges) y Honduras, esta plaza fue testigo del crecimiento cultural del barrio de Palermo durante la década de 1980. Este barrio, conocido por ser el epicentro de una explosión bohemia en la ciudad, sigue siendo hogar de escritores, pintores, filósofos y psicoanalistas. Entre sus miembros más ilustres se destacan Jorge Luis Borges, quien dedicó varias de sus obras al barrio de Palermo, lugar donde habitó durante años. En el año 1994, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió rebautizar la Plaza Serrano como Plazoleta Julio Cortázar, en honor a otro reconocido escritor argentino que también hizo referencia a este lugar en algunos de sus cuentos, como «Simulacros».

Entre las calles Serrano y Honduras

plaza%2Bserrano22Los sábados y domingos, en Plaza Serrano  funciona una feria de artesanías en la que participan los mejores artistas plásticos del barrio, y está declarada de Interés Turístico y Cultural por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Igualmente funciona a tope a partír de las 16 horas los días de semana.
Conocida como Plaza Serrano por estar ubicada en la intersección entre las calles Serrano y Honduras, la plaza fue rebautizada en el año 1994 como Plazoleta Julio Cortazar, en homenaje a este escritor argentino que dedicó gran parte de su obra al barrio de Palermo, donde vivió durante muchos años.

Plaza Serrano es Palermo Viejo

plaza%2Bserrano33Palermo Viejo antes y ahora Palermo Soho reflejan una Buenos Aires moderna en que en el mismo tiempo coexisten construcciones típicas del Buenos Aires de antaño como la Embajada de EEUU con modernos edificios de de departamentos.

Criollos aristócratas no. Barrio de obreros

Palermo nunca fue parte de la aristocracia porteña. NI aun hoy, Palermo es popular A pesar que los Bosques de Palermo, o Parque Tres de Febrero fueron diseñados para que los primeros criollos aristócratas porteños tengan un espacio de esparcimiento.

De Petit Hotels de alquiler de renta a  Bar

Aquí no se edificaron esos petit hotels de arquitectura afrancesada sino las llamadas «casas chorizo», tres ambientes, uno detrás del otro, con galería y patio. Hoy esas nobles casas de pisos de pinotea y puertas de cinco metros de alto, ya no vigilan el sueño de una familia de trabajadores, sino que son el refugio creativo de un diseñador de ropa, de un escultor o un bar.

Palermo en la década del ochenta fue invadida por diseñadores y artistas de ahi su nombre Palermo Soho

plaza%2Bserrano55En la década de los ochenta artistas y profesionales jóvenes se instalaron en el barrio atraídos por sus casas, tranquilidad, arboleda añosa, por la cercanía al centro y ¡por sus precios! Se podía ver arquitectos, pintores, músicos, escritores y bailarines, como Julio Bocca, entre otros desayunando al sol un domingo con su perro en la vereda. Este público ávido de vanguardia pedía bares atípicos, descontracturados, tiendas de ropa y de objetos hechos por gente de carne y hueso con quien hablar. Así se fue construyendo el espíritu bohemio y relajado que le valió la comparación con el Soho neoyorkino. Hoy se lo conoce como Palermo Soho y sus límites bien claros con las calles Scalabrini Ortiz, Godoy Cruz, Paraguay y la avenida Córdoba.

Palermo Viejo  plazoleta Julio Cortázar

plaza%2Bserrano44Palermo Viejo parece otra ciudad: esa impresión dan sus casas bajas, calles angostas y empedradas y frondosos árboles. La zona más movida de Palermo Viejo es la plazoleta Julio Cortázar, también llamada Plaza Serrano, entre las calles Serrano, a partir de allí llamada Jorge Luis Borges, y Honduras. Esta plaza es punto de encuentro para turistas y porteños, que cada fin de semana se reúnen allí para disfrutar de bares, pubs y confiterías muy alegres donde se puede disfrutar una rica cerveza y pasar un buen rato con amigos.

Primitivamente se pensò en llamarlo «Ciudad de los obreros»

Primitivamente se pensò en llamarlo «Ciudad de los obreros», pero finalmente se optò por Villa Alvear, que estaba limitada por las Avenidas Santa Fe, Canning (Scalabrini Ortiz) y Cordoba y la calle Godoy Cruz o las vìas del Ferrocarril al Pacìfico.

El Arquitecto Juan Antonio Buschiazzo proyectò esta villa en 1888 lo que hoy es Palermo Soho

Era un rectàngulo de catorce cuadras de largo y siete de ancho con una superficie aproximada de cien cuadras. El Arquitecto Juan Antonio Buschiazzo proyectò esta villa en 1888, tiempos del Intendente Alvear, por encargo del Banco Inmobiliario del cual Antonio Devoto era su presidente. Dentro de la villa habìa menores dimensiones: Con una superficie de ocho manzanas, desde las calles Cabrera a Costa Rica y de Gurruchaga a Thames, fuè dividida por pasajes y se trazaron plazoletas, como la de Honduras y Serrano, que le dieron al lugar una especial fisonomìa.

El vecino Jorge Luis  de la calle Borges

Jorge Luis Borges vivía a metros de plaza Serrano, limitado por la Avenida Córdoba, Godoy Cruz, Charcas y Julián Álvarez. En él deben considerarse dos partes: primero, entre Dorrego y el Arroyo Maldonado, el territorio de la antigua quinta Bollini; segundo, pasando el Maldonado y hasta Scalabrini Ortiz, Villa Alvear, que su centro en la llamada placita de Serrano (y Honduras).

Plaza Serrano de la Ciudad de Buenos Aires

Si bien la plazoleta se sitúa en la intersección de las calles Honduras y Jorge Luis Borges, existe una zona mucho mayor conocida como Plaza Serrano, delimitada por las calles Niceto Vega, Malabia, Guatemala y Godoy Cruz. Esta zona se caracteriza por ser un circuito comercial de gran movimiento tanto diurno como nocturno, debido a su feria artesanal central y a la gran cantidad de bares, restaurantes y tiendas de moda que la rodean. En la década de 1980, alrededor de la plaza comenzaron a abrir bares y restaurantes de moda; actualmente se multiplican los negocios de ropa y diseño vanguardista.

Plaza Serrano los fines de semana

PsiqueTodos los fines de semana, a partir del mediodía, artistas plásticos y artesanos exponen y venden sus obras en la Plaza Julio Cortázar de Palermo Viejo. La movida fue impulsada en la década del ochenta por la Sociedad de Fomento de Palermo Viejo y la Asociación de Comerciantes de la zona, quienes junto con los artistas invitan a conocer y disfrutar un nuevo espacio de exposición donde conviven distintas expresiones del arte contemporáneo argentino a través de técnicas como la pintura, el dibujo, el collage y el grabado.

El Barrio de Palermo

El Barrio de Palermo, de los más tradicionales de Buenos Aires, siempre se vio favorecido por un cierto aire bohemio que le concedieron los artistas que lo habitaron y lo amaron. A esta altura ya son clásicos los poemas y cuentos que le dedicó el escritor Jorge Luis Borges, probablemente el que más se ocupó de pensar y recordar Palermo. En honor a esta relación, un tramo de la que antes era la calle Serrano, donde él mismo vivió en una casa que no se conserva, ahora lleva su nombre. Desde comienzos de la década del `80 a esta parte, la zona comenzó a ser ocupada por distintas personas interesadas en el diseño, el arte, la indumentaria, los medios audiovisuales; se puso “de moda” y tomó el sobrenombre de “Palermo Soho”.

El Barrio de Palermo

casas de BorgesAunque en sus orígenes la Plaza Serrano fue un ícono del barrio conocido como Palermo Viejo, actualmente la misma zona toma el sobrenombre de Palermo Soho. Este término sugiere una referencia al barrio neoyorquino Soho, pues ambos han sufrido una experiencia en común: muchas de las antiguas casas y espacios residenciales comenzaron a ser reciclados por emprendimientos inmobiliarios para establecer bares, restaurantes, galerías de arte y espacios de diseño con aire joven e innovador. En la década de 1980, alrededor de la plaza comenzaron a abrir bares y restaurantes de moda; actualmente se multiplican los negocios de ropa y diseño vanguardista. Popularmente se la llama «Placita Serrano»; en 1994 se le dio el nombre de Cortázar en homenaje al escritor argentino (1914-1984) que usó Palermo Viejo como ambiente de muchos de sus cuentos (por ejemplo, «Simulacros»).

Curiosidades
¿Sabías que en la Plaza Cortázar existe un juego de rayuela que conmemora la obra homónima de este gran escritor?

https://palermonline.com.ar/wordpress/a-37-anos-de-la-muerte-de-julio-cortazar/  

Julio Cortázar el vecino de Palermo

vino 2Julio Cortázar nació accidentalmente en Bruselas en 1914, su padre era funcionario de la embajada de Argentina en Bélgica, se desempeñaba en esa representación diplomática como agregado comercial.

Hacia fines de la Primera Guerra Mundial, los Cortázar lograron pasar a Suiza gracias a la condición alemana de la abuela materna de Julio, y de allí, poco tiempo más tarde a Barcelona, donde vivieron un año y medio. A los cuatro años volvieron a Argentina y pasó el resto de su infancia en Banfield, en el sur del Gran Buenos Aires, junto a su madre, una tía y Ofelia, su única hermana.

Realizó estudios de Letras y de Magisterio y trabajó como docente en varias ciudades del interior de la Argentina. En 1951 fijó su residencia definitiva en París, desde donde desarrolló una obra literaria única dentro de la lengua castellana. Algunos de sus cuentos se encuentran entre los más perfectos del género. Su novela Rayuela conmocionó el panorama cultural de su tiempo y marcó un hito insoslayable dentro de la narrativa contemporánea.

En 1983, cuando retorna la democracia en Argentina, Cortázar hizo un último viaje a su patria, donde fue recibido cálidamente por sus admiradores, que lo paraban en la calle y le pedían autógrafos, en contraste con la indiferencia de las autoridades nacionales. Después de visitar a varios amigos, regresa a París. Poco después François Mitterrand le otorga la nacionalidad francesa.

El 12 de febrero de 1984 murió en París a causa de una leucemia.