Por el frio y la década ganada se cortó la luz en media Ciudad. Falta de inversión y decidia Marca Cristina.

Un gigantesco apagón afectó este viernes a unos 250 mil usuarios de los barrios porteños de Villa Pueyrredón, Villa Urquiza, Belgrano, Palermo, Núñez, Barrio Norte, Barrio Parque y Chacarita y los partidos de Vicente López, Olivos, Florida y San Martín.

La zona afectada correspondió al área cuya distribución está a cargo de Edenor, que emitió un comunicado sobre el motivo del megacorte de energía que provocó la queja de miles de usuarios.

Rápidamente, las redes sociales explotaron con las quejas de los usuarios y las complicaciones que en cada caso generó la falta de suministro.

Además, el corte se dio en una hora pico, lo cual agravó más la situación porque muchos semáforos quedaron fuera de servicio y los viernes habitualmente más gente viaja en sus autos particulares a la Capital.

La caída de una subestación eléctrica de Edenor provocó un gran apagón en la zona norte de la Ciudad. No hubo luz en amplias zonas de los barrios de Recoleta, Palermo, Belgrano, Colegiales, Núñez, Saavedra, Villa Urquiza, Agronomía y Villa del Parque, entre otros.

Según Edesur, de a poco, el servicio eléctrico se fue restableciendo y a las 18.40 quedó prácticamente normalizado.

La línea D de subte estuvo interrumpida por falta de suministro eléctrico y ahora presta un servicio corto entre Palermo y Congreso de Tucumán.

En Edenor informaron que el apagón se debió a un desperfecto en la red de alta tensión. «Hubo un problema con un interruptor en la subestación Malaver, que también arrastró a otras subestaciones y a una máquina generadora de energía ubicada en la zona portuaria. Pero la situación ya se está normalizando. Sólo quedan sin energía algunos sectores de Palermo y Barrio Norte», explicó Alberto Lippi, el vocero de la empresa.

También hubo algunos barrios afectados del área de Edesur, como Flores y Villa Devoto, que son alimentados desde subestaciones que fueron afectadas por el problema.

En Metrovías, informaron que la línea D quedó interrumpida desde las 18.04, aunque poco después pudieron restablecer un servicio corto entre Congreso de Tucumán y Palermo.

Por el momento, el resto está funcionando con normalidad, alimentadas por las subestaciones distribuidas en la traza de las líneas.