Presionados por «la mafia de las inmobiliarias» la Cámara de Diputados tratará la ley de alquileres que no quiere tratar.

Publicado por

El tratamiento en la Comisión de Legislación General del proyecto de ley de alquileres se pospuso para hoy por la sesión especial realizada hoy en la Cámara de Diputados. Será a las 17 horas en la Sala de Reuniones N°1 del 2° piso del Anexo “A”.

Luego de 30 años, la Cámara de Diputados vuelve a discutir una ley para regular los alquileres de vivienda. Se trata de una oportunidad histórica para los siete millones de inquilinos del país que destinan la mitad de sus ingresos en el pago del alquiler y todos sus ahorros en las renovaciones.

Es fundamental que los diputados que conforman la comisión entiendan la urgencia que tiene este proyecto para la vida de los inquilinos. Desde hace años los precios de los alquileres aumentan sin ningún tipo de parámetro y por encima de cualquier índice de inflación, lo que está generando severas dificultades para los inquilinos para afrontar los pagos mensuales.

Sabemos que desde el oficialismo están haciendo el intento de frenar el tratamiento de este proyecto, tardaron seis meses para convocar a reuniones de comisión y solo lo hicieron cuando comenzamos a denunciar públicamente esta situación. Además, están intentando introducir modificaciones, entre ellas la implementación a nivel nacional del Alquilar se Puede, un programa que fue un rotundo fracaso en la Ciudad de Buenos Aires. Con estas modificaciones logran que nuestro proyecto tenga que volver a Senadores y de esa forma, que el tiempo y el año electoral terminen por quitar de agenda política la problemática de los inquilinos. Por eso, apelamos a que el conjunto de la oposición acompañe la iniciativa tal cual fue aprobada en el Senado y sea tratada en la Cámara de Diputados de la forma más rápida posible.

El proyecto de ley de todas las organizaciones de inquilinos del país viene a generar reglas claras en relación a las actualizaciones de precios de los alquileres. Se desplaza al mercado inmobiliario de la toma de decisiones respecto a los aumentos y se genera un índice objetivo para aplicar a todos los contratos de alquiler. De esta forma, intentamos evitar una crisis habitacional en el futuro, en la cual los inquilinos no puedan pagar y los propietarios no puedan cobrar. Si el oficialismo quiere introducir mejoras para los inquilinos, somos los principales interesados en escucharlas y discutirlas, pero tiene que ser con la tranquilidad de tener una ley sancionada y reglamentada. Los inquilinos no tenemos tiempo para seguir esperando.