Procesaron a José Pedraza, acusado de intentar sobornar a quienes lo juzgan.

El juez de instrucción Luis Rodríguez dictó el procesamiento del titular de la Unión Ferroviaria por cohecho y otros cuatro acusados en el marco de una investigación por los delitos de tráfico de influencias y pago de sobornos durante el proceso por el homicidio del militante del PO Mariano Ferreyra. Además se les trabó embargo hasta la suma de 200 mil pesos.

Entre los procesados está el ex juez federal subrogante Octavio Aráoz de Lamadrid, el agente de la Secretaría de Inteligencia Juan José Riquelme, el secretario de la Cámara de Casación, Luis Ameghino Escobar, y el contador del gremio Ángel Luis Stafforini.

La causa por «tráfico de influencias» se originó a partir de escuchas telefónicas ordenadas por la jueza Wilma López cuando investigaba el homicidio de Mariano Ferreyra, lo que originó la investigación por el tráfico de influencias, a lo que se opone la defensa del gremialista Pedraza argumentando que es un hecho único por el que no puede ser juzgado dos veces.

Pedraza está siendo juzgado actualmente como el autor intelectual del homicidio de Ferreyra, en el marco de un juicio oral que lleva adelante el Tribunal Oral 21.

En la causa por tráfico de influencias, todos los procesados estaban involucrados en un intento de soborno a jueces de Casación con el que pretendían conseguir la libertad de los integrantes de la patota acusada de matar a Mariano Ferreyra el 20 de octubre de 2010.

En la causa constan escuchas telefónicas ordenadas por la jueza Wilma López que investigaba el asesinato y en los diálogos los mostraban exultantes, anticipando el alivio que conseguiría el propio Pedraza, por entonces muy cerca de ir preso también.

“Poné el champán en la heladera, te lo re-tomás y te vas a acostar, punto y aparte”, le habría dicho Riquelme, uno de los intermediarios, según las fuentes consultadas.

En este expediente, el juez Rodríguez investigó si el abogado y ex magistrado federal subrogante Octavio Aráoz de Lamadrid ofreció «interceder» ante integrantes de la Cámara Federal de Casación Penal para que el máximo tribunal en materia penal otorgase la excarcelación de Pedraza a cambio de un soborno.

Ahora el juez procesó al ex juez como autor responsable del delito de tráfico de influencias agravado, reiterado en dos oportunidades, y cohecho activo.