¿Qué come la gente en la oficina? Derribando mitos

Compartí :-) .

Por Nicolás Peria, socio de Gama Gourmet (www.gamagourmet.com.ar)

Si se le pregunta a muchas personas qué se come en las oficinas, dirán que los empleados viven a sándwiches. Sin embargo, según un estudio realizado durante los meses de junio y julio a 200 empleados de oficina, que en ese lapso consumieron en total 6.211 raciones de alimentos, la opción elegida por 1 de cada 4 personas fue pollo.

Dentro del servicio gastronómico que recibió la empresa, las alternativas ofrecidas eran carnes de distinto tipo (vacuna, pollo y pescado), distintas ensaladas, sándwiches, pastas con diversas salsas, variadas tartas y platos fríos.

Y a despecho del imaginario social – que suele asociar las horas de oficina con las harinas y las calorías – sumando el consumo de ambos meses los empleados eligieron 1.638 porciones de pollo (en Junio se pidieron 849 platos, es decir el 25,61 % de los pedidos de ese mes, y en Julio fueron 789 porciones, representando el 27,24 % de las elecciones realizadas).

En segundo y tercer lugar los oficinistas eligieron carne vacuna (1242 porciones) y ensaladas (1299). Entre ambas, en Junio sumaron el 40,66%, mientras que en julio sumaron el 49.41%.

Recién entonces aparecen las pastas con salsas, sumando en total 1087 porciones. Respecto a las tartas, la suma de ambos meses arrojó la cifra de 428 porciones. Los platos fríos fueron pedidos en 393 ocasiones, y los sándwiches recibieron solo 92 pedidos en total. En último lugar aparece el pescado, que fue solicitado en 32 ocasiones (recibió solo el 0,57% de los pedidos en junio y el 0,45% de los pedidos en julio).

Este estudio indica que aún en los meses más fríos del año, el personal de oficina cuida su alimentación, y desmiente el mito que asocia el trabajo de oficina con un mayor consumo de calorías y “comida chatarra”.

Cabe señalar que según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la mala alimentación en el trabajo puede causar pérdidas de hasta el 20% en la productividad. Esto puede deberse tanto a la desnutrición por falta de calorías, vitaminas y minerales como a la obesidad y sobrepeso producidos por el exceso de alimentos y una vida sedentaria.

No cabe duda de que si el personal se alimenta de una manera más equilibrada, se sentirá mejor y probablemente será más productivo. Teniendo en cuenta la cantidad de horas que los empleados permanecen en un mismo ámbito, el lugar de trabajo resulta el espacio ideal para implementar propuestas para una mejor alimentación.

Aunque los nutricionistas y médicos laborales siguen impulsando el consumo diario y variado de frutas, lácteos y hortalizas, las costumbres adquiridas, la urgencia del día a día y los costos mas accesibles de la comida rápida, hacen que la comida suministrada por la empresa pueda ser la única oportunidad de la que disponen los trabajadores para consumir una alimentación equilibrada.

Para las organizaciones, atender a este concepto puede producir varios efectos positivos: reducir el ausentismo; mejorar la salud en general de los empleados, y comunicar al personal mediante acciones concretas que se preocupa por su bienestar.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999