Violenta represión e incidentes en el Congreso por Reforma Previsional

Publicado por

La oposición denunció que el Gobierno sentó a diputados que aún no habían asumido. Lo que no se logra por consenso, el oficialismo lo quiere imponer con balas de goma. El oficialismo logró un raro quórum esta tarde para tratar el proyecto de reforma previsional en el Congreso, en medio de incidentes y un clima de guerra. Pero se generó un revuelo entre los diputados y Carrió anunció el levantamiento de la sesión. En las afueras del edificio, legisladores de diferentes partidos de la oposición denunciaron que a muchos de los representantes de la cámara no les permitieron ingresar al recinto para el tratamiento del proyecto de ley de la reforma previsional. Los legisladores, al grito de «que se vayan», hicieron retroceder a los gendarmes y tras varios tensos minutos pudieron llegar a una puerta lateral que permite acceder a la Cámara, donde el oficialismo pretendía espera aprobar la reforma previsional. Durante los incidentes, el diputado fueguino Matías Rodríguez, del Frente para la Victoria, sufrió un fuerte golpe en la cabeza, que le provocó un desmayo, mientras que su colega Mayra Mendoza se recupera tras el gas pimienta que le arrojaron en su rostro. “La sesión era ilegal y la levantaron no por la violencia sino porque iba a repetirse lo del diputrucho», denunciaron esta tarde Leopoldo Moreau junto a otros diputados de la oposición.

Carrió: «Va a haber compensación a los jubilados, no asusten a la gente». La diputada nacional solicitó levantar la sesión por la Reforma Previsional para evitar el clima de violencia ya impuesto en la calle. Antes hizo una declaración sobre el futuro de los jubilados. «Nosotros no vamos a contestar a su violencia con nuestra violencia. Vamos a ganar la votación, será otra semana, pero la vamos a ganar», dijo Carrió y agregó: «Va a haber compensación, por eso estoy sentada acá, así que no asusten más a la gente».

En los medios de los enfrentamientos, el ex vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, que estabas en las afueras del Congreso, recibió un golpe que le generó un corte en la mejilla derecha.

La tensión se trasladó luego al interior del recinto, donde un escándalo impidió que se realizara la sesión. Finalmente, Elisa Carrió tomó la palabra y solicitó postergar la discusión.

Hubo una demora de más de media hora tras el pedido de la oposición de levantar la sesión especial para tratar la polémica iniciativa. Generó empujones, gritos e insultos entre los diputados opositores y personal de seguridad en el ingreso del recinto.

Una vez conseguido el quórum, tal como anunciaba el oficialismo, se generó un escándalo en el recinto que obligó a que la sesión se levantara.

Efectivos de Gendarmería Nacional, Prefectura y Policia continuaban esta tarde arrojando gases lacrimógenos, balas de goma y agua con un camión hidrante a los manifestantes que intentaban acercarse al Congreso Nacional.

Los gendarmes, con máscaras antigas y chalecos, se escudaban detrás de vallas colocadas sobre avenida Rivadavia, metros antes de avenida Callao, y desde allí intentaban disipar la protesta.

Dentro del Congreso, la sesión especial convocada por el oficialismo para tratar la reforma previsional se levantó, en medio de críticas de la oposición, que denunció que no había quórum.