Fiestas

Chris Martin en el bar Rey de Copas de Palermo Soho. Gorriti 5176

El bar Rey de Copas al que fue Chris Martin

Desde su llegada a Buenos Aires para brindar 10 shows en el estadio de River Plate, el líder de Coldplay es noticia no solo por la amplia convocatoria del grupo, sino por su buena predisposición para con el público argentino.

Chris Martin, con mala onda a su llegada a un bar de Palermo

En los últimos días, las redes sociales se convirtieron en un muestrario de anécdotas que dan cuenta de los encuentros que los fans y vecinos de la Ciudad mantuvieron con el músico tanto en la calle como en bares y negocios. Si bien la mayoría de esos encuentros se caracteriza por contar con la amabilidad del cantante y todos los que se lo cruzaron quedaron encantados con su humildad y buen trato, este fin de semana se corrió con otra suerte. El ex de Gwyneth Paltrow visitó la noche porteña pero al descubrir a los paparazzi su reacción no fue la misma. Visiblemente enojado, trató de esquivar como pudo los flashes.

BJT, Gorriti 5176, C1414 Buenos Aires

Chris Martin estuvo reacio a ser capturado por las cámaras en su salida nocturna por el barrio de Palermo

Una vez finalizado su show en el estadio Monumental, donde lo acompañó Kim Seok-jin de BTS, el artista británico se retiró velozmente del predio en una camioneta. Alrededor de las 23.45 arribó a la zona de Palermo Soho y disfrutó del VIP del Rey de Copas Bar. El salón había sido cerrado al público general con el objetivo de desplegar una fiesta privada organizada por los integrantes de Coldplay.

Algunas personalidades de la farándula local fueron invitadas al exclusivo evento, entre ellas Cachete Sierra y Eleonora Wexler. También aprovecharon la ocasión todos los músicos, personas del staff y familiares que acompañan a la banda para distenderse en el pub y deleitarse con tragos y música.

En esta oportunidad, Chris Martin piso suelo argentino sin su pareja, Dakota Johnson, ya que al parecer la actriz de 50 sombras de Grey se encuentra en tierras mexicanas cumpliendo con compromisos laborales. Una de las primeras personas en retirarse del bar fue Jimena Barón, que fue vista en la esquina del lugar.

La seguridad de Chris Martin discutió con un fotógrafo que esperaba capturar la salida del artista

Antes de las 3 de la mañana, el vocalista se retiró del local y si bien no había ningún fan esperándolo a la salida, la seguridad privada del artista discutió y, al parecer, llegó incluso a empujar a un fotógrafo que estaba sobre la calle esperando retratar el momento.

La fachada de Rey de Copas, antes de la llegada de Chris Martin al lugar

Pasadas las tres y media de la madrugada, los integrantes de la banda británica llegaron al Hotel Faena, lugar en el que se hospedan en esta larga estadía porteña. Alrededor de 20 fanáticas se acercaron a la entrada y esperaban ansiosas lograr saludar a Chris y compartir un momento con su ídolo, pero Martin optó por entrar por el estacionamiento y evitarlas. Coldplay aún tiene por delante seis presentaciones más en River Plate y mucha tela para cortar.

El bar Rey de Copas al que fue  Chris Martin

Rey de Copas, el bar de Sebastián Páez Vilaró en el corazón de Palermo Soho. Arte, cuadros, murales y esculturas de Sebastián y Carlos Páez Vilaró, combinados con el mejor ambiente y excelentes cocteles y gastronomía.

En Septiembre del año 2012  abre por primera vez sus puertas Rey de Copas, un espacio ideado desde sus orígenes para combinar un ambiente único que fusiona las diversas artes y elementos culturales del mundo, obras de Sebastián Páez Vilaró, quien dio vida y forma al lugar,  y obras variadas de su padre Carlos Páez Vilaró, artista de gran impronta a nivel mundial, de quien también se tomaron influencias arquitectónicas que hacen a los espacios del lugar tan particulares.

Si bien desde sus inicios el lado artístico fue fundamental y el ambiente un referente del lugar, también lo fue la gastronomía. Más particularmente su inclinación a la buena coctelerÍa y los sabores tanto exóticos como populares, que completan la experiencia  junto a la cocina que lo acompaña.

La diversidad y confluencia cultural de la puesta en el espacio de objetos y obras que visten sus ambientes, tienen que ver con la curiosidad de Sebastián desde temprana edad hacia los símbolos y antigüedades provenientes de diversas partes del mundo.

No es casual sin embargo su interés por las culturas de otros continentes;  desde joven Carlos también fue un ávido viajante, explorador e investigador de las realidades y culturas de otros pueblos lejanos en el globo, así como aledaños rioplatenses y del continente que habitamos.

A través de los años que lleva recibiendo visitantes y amigos, Rey de Copas ha mutado y se mantiene en constante cambio, como si tuviera vida propia. De igual manera hay emblemas que lo identifican y permanecen desde el inicio por su valor simbólico e impacto en el espacio.

Las obras en bronce y cobre repujados de Sebastián, técnica que adopto desde joven como método principal creativo, y los objetos y obras de Carlos de diferentes momentos en su vida artística, se mantienen como símbolo particular e inamovible en el lugar, sosteniendo siempre el legado y renovando los conceptos con el mismo cuidado.

Dentro de las obras que podemos apreciar de Carlos se encuentran algunos frescos contemporáneos, collages en vidrieras de los 70`s de su época surrealista, tablones tallados del año 62`en su paso por el continente africano, y  objetos realizados con chatarra y metales, así como la propia impronta de los mobiliarios que se desprenden de las paredes, una clara referencia a sus tendencias arquitectónicas en Casapueblo y otras construcciones.