River vs Boca: Tensa calma por la Copa Libertadores de América 2018

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aseguró que “el panorama es complicado y poco alentador” respecto del clima para este domingo.

La primera superfinal mundial re final de la Copa Libertadores 2018 entre Boca Juniors y River Plate, prevista para ayer sábado a las 17 y finalmente suspendida por lluvia, se jugará el domingo desde las 16 en La Bombonera, confirmó la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). A las 10:15 de la mañana una comisión arbitral de Conmebol partirá a la cancha de Boca para revisar el campo de juego. La idea es que a las 11:00 se informe que el partido se juega ya que es el deseo del organismo.

“El panorama es complicado, los registros superaron los 100 milímetros en siete horas cuando suele ser lo que llueve en todo noviembre”, explicó Christian Garavaglia, meteorólogo de turno del SMN.

“Puede haber mejoramientos temporarios, pero las lluvias van a seguir al menos hasta el martes. Es difícil decir cuánto puede llover de más, sí se sabía que iba a caer mucha agua este sábado”, agregó.

Por este motivo, el presidente de Boca, Daniel Angelici, anticipó que este domingo por la mañana se reunirá con sus pares Alejandro Domínguez (Conmebol), Rodolfo D´Onofrio (River) y Claudio “Chiqui” Tapia (AFA) para intentar evitar que la gente se traslade al estadio La Bombonera, si es que la lluvia “no afloja”.

El Servicio Meteorológico Nacional prevé para la Capital Federal durante toda la mañana lluvias y tormentas, algunas de fuerte intensidad, con abundante caída de agua en cortos períodos, ráfagas, actividad eléctrica y ocasional caída de granizo. Para la tarde indica que podría haber chaparrones, con mejoramientos temporarios del tiempo.

BOMBONERA
Brandsen 805, C1161 CABA

HOY
“Vamos a tener una reunión los cuatro presidentes a las 11. Primero tenemos que pensar en la gente de cómo llega al estadio, en el espectáculo y en los jugadores, que hay que cuidar su integridad. Asistiré a la reunión y ahí vamos a ver, yo lo dije hoy a la mañana, en lo primero que uno piensa es en la gente”, explicó Angelici

Las fuertes lluvias que cayeron desde la mañana del sábado en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense provocaron evacuaciones, anegamientos, cortes de luz, demoras en el servicio de trenes y el desvío de algunos vuelos en los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, informaron fuentes viales y de Defensa Civil.

Las fuertes tormentas a las 7, las 9, las 11 y de forma ininterrumpida desde el mediodía, provocaron el anegamiento de calles en toda el área metropolitana y obligaron a bomberos y personal de Defensa Civil a realizar evacuaciones en distintos barrios del conurbano bonaerense.

Tormentas fuertes con lluvias intensas y ocasional caída de granizo afectaron el área metropolitana de Buenos Aires, Córdoba, sur y centro de Entre Ríos, noreste de La Pampa, San Luis, sur y centro de Santa Fe , según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

El organismo informó cerca de las 15.30 que sobre el sur del área de cobertura se desarrollaron áreas de tormentas, algunas fuertes que generan fundamentalmente abundante caída de agua en cortos períodos, ráfagas, fuerte actividad eléctrica y ocasional caída de granizo.

En Lomas de Zamora, en el sur del Gran Buenos Aires, se debieron realizar “algunas evacuaciones domiciliarias en algunos sectores de Santa Catalina”, según confirmó el jefe de Gabinete municipal, Guillermo Viñuales.

Desde Defensa Civil de Avellaneda informaron que no hubo que realizar evacuaciones pero, a la hora de calificar la tormenta, aseguraron que fue de “gran magnitud, con más de 90 milímetros de agua caída y ráfagas de hasta 60 kilómetros por hora”.

Desde Merlo, en el oeste del conurbano, dieron cuenta de “zonas sin energía eléctrica por distintos desperfectos, árboles y postes caídos, algunas calles anegadas”, con más de 110 mm de agua caída en 7 horas.

Mientras tanto, en la Ciudad de Buenos Aires se contabilizaron 30 sucesos ingresados al Centro Único de Coordinación y Control, destacándose inundaciones en vía pública, ramas y árboles caídos y sumideros anegados.

La zona sur de la Capital Federal es la más afectada, en especial los barrios de Pompeya y Lugano.

Un sector de la avenida General Paz, a la altura de la avenida San Martín, registró acumulación de agua y el tránsito circuló con algunas demoras, pero no hubo que realizar cortes y lo mismo ocurrió en tramos de la autopista Panamericana.

Algunos vuelos que operaban esta mañana en los aeropuertos Jorge Newbery y Ezeiza tuvieron que cancelarse y se registraron también cancelaciones, demoras y desvíos a otras terminales aéreas alternativas.

La tormenta también provocó un aumento de los cortes de luz, ya que, pasadas las 15:30, en el área de cobertura de Edenor había más de 41 mil usuarios sin servicio, mientras que en la zona de Edesur fueron 58 mil los clientes afectados.

De acuerdo con el reporte de usuarios, se vieron afectados por las lluvias el servicio del ferrocarril Mitre, con demoras en zona de vías en los ramales Mitre y Suárez, mientras que el servicio que va a Tigre funcionó con normalidad.

error: Te queremos :-)