Se derrumba la industria argentina. Aumenta el desempleo.

El Gobierno confirmó una caída del 6% interanual de la industria en marzo y un aumento de la capacidad ociosa, impulsada por el sector automotor, según los datos que presentó el Indec ayer, en línea con las estimaciones de los privados.

Frente a febrero, la caída fue de 1,8% desestacionalizada y en el trimestre acumula una baja del 3,3%. También la tendencia del ciclo fue negativa, con una baja del 0,2%.

En ese contexto, el uso de la capacidad instalada de las fábricas descendió a 67,9% en marzo, la segunda marca más baja en el último año después del 63,7% de enero. Más allá del promedio, en el sector metalmecánico sólo se pone en marcha la mitad de la capacidad del sector y en el automotor esa proporción es del 57%. En alimentos, la capacidad instalada está al 65% y en tabaco en 62%, completando la lista de sector por debajo de los dos tercios de ocupación de las máquinas.

Se profundiza la crisis automotriz: General Motors suspenderá a 2.700 operarios. La empresa ratificó la medida ante el derrumbe del 20% en la fabricación durante el primer cuatrimestre. Se suma así a decisiones similares de la mayoría de las terminales.

DESDEPERADA A REPARTIR PLATA

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció un aumento del 40% en la Asignación Universal por Hijo, así como incrementos para asignaciones familiares de trabajadores registrados y un plan de viviendas «récord» para la Ciudad de Buenos Aires en el marco del plan Procrear.
Al hablar en el Salón de las Mujeres de la Casa de Gobierno, la Presidenta anunció un incremento «desde el mes de junio del 40% para más de un millón de familias», pasando de 460 pesos a $664 por cada niño o adolescente, lo que representará un beneficio para más de 3.414.759 niñas y niños, 82.531 mujeres embarazadas y un total de 1.887.920 familias.

Chau Créditos
EE.UU. dijo que no aprobará nuevos créditos para el país. Lo aclararon dos funcionarios de Obama ante el Senado; afirmaron que «no convalidan» el comportamiento financiero de la Argentina.

Pese al resultado negativo general, algunos sectores siguieron creciendo, como en el caso del textil, que avanzó 7,4% mientras que el sector de edición creció 8,6%. Las metálicas básicas aumentaron su producción en 9,8%, pero la industria metalmecánica bajó 2,5%, en parte asociado a la caída del sector automotor, que mostró la mayor caída de producción en 14,5% en marzo.

“En el primer trimestre del año la producción de automotores se ubica en las 147 mil unidades, muy por debajo del promedio de igual período de los últimos tres años, que resultó ser de 166 mil unidades, lo que refleja una caída de 11,4% anual”, detalló un análisis de la consultora de Orlando J. Ferreres sobre el principal sector de la industria, donde el cuadro continuó en abril y generó suspensiones, vacaciones y negociaciones por jubilaciones anticipadas ante la baja de la demanda interna y de Brasil.

La caída de la industria alimentaria, por su parte, fue del 0,6%, mientras que el sector de tabaco mermó 1,1%. La refinación de petróleo cayó 6,6%. La industria química bajó su producción el 5,6% mientras que el sector de caucho cayó 7,5%. En ese contexto, los empresarios que respondieron a la encuesta de expectativas que realiza el Indec se mostraron cautos. El 69,4% de las firmas anticipa un ritmo estable en la demanda interna para el segundo trimestre de 2014 con relación a igual período de 2013, mientras que el 17,5% de las empresas prevé una baja y el 13,1% vislumbra una suba.

Casi el 20% de los encuestados prevé una suba de las ventas al exterior y el 17% cree que bajarán. Para el 63% se mantendrá un ritmo estable.

CONSTRUCCION, UNA BURBUJA AL ESTILO ESPAÑOL A REVENTAR. SIN CREDITOS PARA LA GENTE.
CONSTUCCIONES PARA EL LAVADO.

El costo de la construcción en el Gran Buenos Aires subió un 7,5% en abril respecto a marzo y un 33,9% en un año, mientras de enero a abril acumuló un alza de 15,4%, informó ayer el Indec.

De esta manera, en sólo un mes el Índice del Costo de la Construcción (ICC) en el Gran Buenos Aires aumentó más que en los tres meses anteriores juntos porque en el primer trimestre del año el costo de la construcción mostró un avance de 7,4%.

En marzo, el índice había registrado una desaceleración con un alza de sólo 1,6% frente al crecimiento de 4% de febrero. Sin embargo, el mes pasado el costo de la construcción en Gran Buenos Aires mostró el aumento mensual más importante desde junio de 2013 como consecuencia de la subas de 2,1% y 7,6% en los capítulos de Materiales y Gastos generales pero fundamentalmente debido al importante incremento de Mano de Obra que llegó a 11,6%.

En tanto, si se tienen en cuenta los datos del último año, el rubro que más aumento fue el de materiales (36,5%), seguido por mano de obra (32,6%) y luego los otros gastos (31%).

El aumento en el costo de la construcción se da en el marco de una caída en el nivel de actividad del sector. De acuerdo con los últimos datos oficiales, la construcción cayó en marzo un 6% interanual y acumuló una baja del 2,6% en el primer trimestre del año, el peor desde el segundo de 2012.

EMPRESARIOS EMPRESARIOS EN BAJA
La Unión Industrial Argentina (UIA) ratificó este martes su «preocupación» por el retroceso de la producción nacional, por lo cual informó que están «monitoreando» los movimientos en el sector fabril. El tema fue el eje de la reunión de la Junta Directiva de la entidad en la que participaron más de 40 referentes empresariales del país para analizar la caída de la actividad en marzo, que fue del 6,1% interanual, según un relevamiento de la entidad.

El extitular de la entidad y actual secretario, José Ignacio de Mendiguren, le dijo a NA que «hay falta de generación de empleo», por lo que insistió con la necesidad de «buscar modos de generar inversión» para salir de una «instancia complicada».

«Lo primero que queremos es mantener el nivel de actividad para mantener el empleo», enfatizó el también diputado nacional del Frente Renovador. Otro de los ejes del encuentro fue el proyecto de Ley impulsado por el Gobierno para promover el trabajo registrado, iniciativa que los empresarios consideraron importante aunque, actualmente, la lupa está puesta en la búsqueda del crecimiento para sostener los puestos de trabajo y evitar acudir a los despidos.

SE VAN LOS K A MASSA:
La incorporación del rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), Diego Molea, a filas massistas y las tensiones con el kirchnerismo que generó ese acercamiento al Frente Renovador se cobró su primera «víctima». Se trata de Santiago Aragón, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de esa casa de estudios, un reducto donde suele pisar fuerte, y desde hace años ya, el vicegobernador bonaerense, Gabriel Maritto.

El alejamiento de Aragón fue confirmado por fuentes universitarias al portal DiarioConurbano.com, que anticipó que el próximo viernes se conocerá el nombre del nuevo decano de la facultad lomense y en este contexto, existen versiones en el sur del Gran Buenos Aires que dan cuenta de la posibilidad de que el propio Mariotto asuma el cargo, en reemplazo de su ¿ex? amigo.

Aragón fue elegido por segunda ocasión para desempeñarse en ese puesto apenas a fines del año pasado, pero se distanció hace un tiempo de Mariotto -quien quería a Santiago Carreras para el cargo- y recibió el apoyo de Molea para sellar su reelección. Justamente la disputa política entre el rector universitario y el funcionario bonaerense terminó por asfixiar al decano y actual vicepresidente de la agencia oficial de noticias Télam.

Sucede que días atrás desembarcó en la casa de estudios el economista Martín Redrado de la mano del referente massista del distrito, una situación que terminó detonando la salida de Aragón, a quien Mariotto le reprochó no haber cuestionado al rector lomense por su acercamiento del Frente Renovador que lidera Sergio Massa. Ocurre que Molea, claro está, era el hombre que le había permitido renovar su cargo en la Facultad, pese a la oposición del vicegobernador.