news1212123 1223 1

Se inundo la Ciudad por dos gotas. «no se inunda más»

Calles inundadas, subte interrumpido, vuelos suspendidos y cortes de luz por las lluvias en CABA

Numerosas calles y avenidas de diferentes barrios porteños y varias líneas del subterráneo con servicio interrumpidos se registraron esta tarde en la Ciudad de Buenos Aires, donde cayeron más de 60 milímetros de lluvia en una hora, que también produjo la demora de decenas de vuelos y la cancelación de otro en el Aeroparque Jorge Newbery, según información oficial.

De acuerdo al último parte del Gobierno porteño, Palermo, Belgrano, el Aeroparque, Retiro y Constitución “fueron las zonas más afectadas con anegamientos temporarios que en la mayoría de los casos empezaron a drenar en cuanto la tormenta empezó a pasar”.


Los pasos bajo nivel de Yatay y de Salguero quedaron intransitables e inundados ante la copiosa cantidad de agua caída, indicaron.

“En la zona de Constitución cayeron más de 60 milímetros en una hora, una cantidad que no es usual”, señalaron.


En tanto, la tormenta dejó este mediodía en el Aeroparque Jorge Newbery una decena de vuelos demorados, uno desviado a Ezeiza y una cancelación, informaron a Télam fuentes aeroportuarias.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó en su cuenta de X que «las tormentas que afectaron recién al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) están desplazándose muy lentamente hacia el Río de la Plata y Uruguay».

Con una sensación térmica de 33,5 grados, había poco más de 90.000 usuarios sin luz en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, de acuerdo al reporte de las empresas Edesur y Edenor en la página del Entre Nacional de Regulación de la Electricidad (ENRE) emitido a las 14.20.

En tanto, la Línea A que cubre el recorrido Plaza de Mayo-San Pedrito, en el barrio porteño de Flores, se encuentra interrumpida, la Línea B (Alem-Juan M. de Rosas) opera entre cabeceras; y la Línea C (Constitución – Retiro) opera con servicio limitado entre Constitución y Diagonal Norte.

La Línea E (Retiro-Plaza Virreyes) registra doble servicio limitado entre Retiro-Entre Ríos y Boedo Virreyes, pero los trenes no se detienen en la estación Correo Central (CCK) y Belgrano, mientras que en la Línea H (Hospitales-Facultad de Derecho) el servicio limitado es entre Parque Patricios y Facultad de Derecho y las formaciones no se detienen en la estación Santa Fe, informó la empresa Emova.

En tanto, desde Ferrocarriles Argentinos indicaron que por el momento no había inconvenientes en los servicios de los trenes del área metropolitana como consecuencia de la tormenta.

En este contexto, el Gobierno porteño desplegó en toda la ciudad un operativo que incluyó mantenimiento de la Red Pluvial con 12 camiones y 9 camionetas, y con un personal afectado de 49 personas.

Además, en pasos bajo a nivel, 7 camionetas con un personal de 14 personas; en estaciones de bombeo, una camioneta y 12 personas; de la Dirección General Sistema Pluvial 9 camionetas y 27 personas.

También se aconsejó a los vecinos que en caso de encontrar alguna calle anegada, no circular por allí; no colocar macetas ni sillas de plástico y retirar las colocadas en ventanas o balcones que, por acción del viento, puedan ser arrastradas al vacío provocando en su caída consecuencias lamentables; y tener sumo cuidado con tendederos y todo elemento que pueda provocar riesgos a terceros.

Asegurar los elementos que se encuentren en obras de construcción, tales como chapas, ladrillos, tirantes; no manipular artefactos eléctricos que hayan estado en contacto con el agua; no arrojar latas, botellas u otros elementos que puedan obstruir los sumideros, ni depositar residuos en la vía pública, en los horarios y lugares no autorizados.

En caso de vientos fuertes o en momentos de lluvia, evitar trasladarse en zonas arboladas y no tocar columnas del alumbrado, cajas de luz, o cualquier tipo de cables que hubiera en la vía pública.

Las líneas A, E y H del subterráneo porteño se encuentran interrumpidas por «condiciones climáticas», debido a la intensa lluvia que cae sobre la ciudad de Buenos Aires, mientras que la línea B presta servicio limitado entre las estaciones Juan Manuel de Rosas y Dorrego, informó la empresa concesionaria Emova.

UNA GESTION DE DESASTRE

La línea A cubre el recorrido Plaza de Mayo-San Pedrito, en el barrio porteño de Flores, en tanto que la línea H va desde Facultad de Derecho a Hospitales, en el barrio de Parque Patricios.

La línea E corre desde Retiro a Plaza de los Virreyes-Eva Perón.

El servicio de las tres líneas está interrumpido desde poco después de las 13, según indicó Emova en las redes sociales.

Es importante recordar que en 2017, durante la presidencia de Mauricio Macri, se inauguró el Sistema Pluvial Aliviador del Arroyo Maldonado, con la promesa de que Palermo no se inundaría más. Sin embargo, las inundaciones del 8 de febrero han reavivado la controversia sobre la eficacia de este sistema.

Algunos argumentan que las obras no fueron suficientes para evitar las inundaciones, mientras que otros señalan que la lluvia fue excepcionalmente fuerte y que ningún sistema podría haber evitado los daños.

Lo que sí queda claro es que las inundaciones en Palermo son un problema complejo que requiere una solución integral.

Aquí hay algunos puntos a tener en cuenta:

Las obras del Sistema Pluvial Aliviador del Arroyo Maldonado aún no están terminadas. Se espera que la segunda fase del proyecto, que incluye la construcción de un túnel de 7 kilómetros, esté finalizada en 2025.

El cambio climático está aumentando la frecuencia e intensidad de las lluvias, lo que pone a prueba la capacidad de los sistemas pluviales.

La urbanización de Palermo ha reducido la capacidad de absorción del suelo, lo que contribuye a las inundaciones.

Es necesario un debate público sobre las mejores soluciones para evitar las inundaciones en Palermo. Este debate debe incluir a todos los actores involucrados, desde el gobierno hasta los vecinos y las organizaciones ambientales.

Aquí hay algunas preguntas que se podrían considerar en este debate:

¿Son suficientes las obras del Sistema Pluvial Aliviador del Arroyo Maldonado?
¿Qué otras medidas se pueden tomar para evitar las inundaciones?
¿Cómo se puede adaptar la ciudad al cambio climático?
¿Cómo se puede garantizar que las soluciones sean justas y equitativas para todos los vecinos de Palermo?
Las inundaciones en Palermo son un problema serio que requiere una solución urgente. El debate público es fundamental para encontrar las mejores soluciones para este problema.