Se realizó la Audiencia Pública por la ley que regula los centros culturales

Compartí :-) .

Participación ciudadana. Recibió apoyo del público la ley que da un marco legal a estos establecimientos barriales. En otra Audiencia se expuso la norma que establecede estacionamientos gratuitos para bicicletas que podrán dejarse en espacios públicos, edificios, comercios y viviendas.
La ley que regula los centros culturales recibió apoyo hoy en la correspondiente Audiencia Pública realizada en el salón San Martín de la Legislatura porteña. Esta norma dio respuesta a la necesidad de darle un marco legal a la habilitación de centenares de espacios culturales que funcionan en la Ciudad de Buenos Aires. Fue sancionada el 18 de diciembre del año pasado con el consenso de todos los bloques y define como Centro Cultural “el espacio no convencional y/o experimental y/o multifuncional en el que se realicen manifestaciones artísticas de cualquier tipo, que signifiquen espectáculos, funciones, festivales, bailes, exposiciones, instalaciones y/o muestras con participación directa o tácita de los intérpretes y/o asistentes.

Integrantes de diversos centros culturales barriales participaron para promover la sanción definitiva de la ley. “Para que no se repita la cantidad de clausuras sufridas el año pasado en los espacios de cultura”, sostuvo Claudio Gorenman del Club Cultural Matienzo. Mismo argumentos sustuvieron la treintena de representantes de los establecimientos que fueron escuchados por los diputados Gabriela Alegre, Lorena Pokoik (FpV), Pablo Ferreyra (FIT), Gabriela Seijo, Daniel Presti y Lía Rueda (PRO).

El diputado Ferreyra participo y dijo hacerlo “como ciudadano que creció en los centros culturales” . El legislador sostuvo que “incluir en el cuadro de usos de planeamiento urbano a los centros culturales es completar la ley. Va a proteger a quienes hacemos cultura” y finalizó “los centros culturales tienen el rol de contener al entramado de vecinos”. Luego la diputada Pokoik afirmó que “la Audiencia es un momento de celebración por la ley de amplia participación y consenso y convoco a realizar un proceso de descentralización de la cultura”.

Una cuestión contraria al proyecto fue planteada por el Presidente de la Cámara de locales bailables, Jorge Becco, quien pidió que en la ley “no sea incluida la palabra baile como una actividad permitida en los centros culturales y, de ser incluida que cumplan con los mismos requisitos que los locales bailables”. En este sentido, algunos de los representantes de los centros culturales sostuvieron que estos fueron regulados de forma distinta por realizar en forma diferente la actividad de baile.

En dichos establecimientos, según la ley en cuestión, podrán realizarse ensayos, seminarios, charlas, talleres, clases y/o cualquier actividad de carácter formativa relacionada con todas las manifestaciones tangibles e intangibles del arte y la cultura. Dichas actividades pueden ser realizadas en cualquier parte del establecimiento. La actividad de baile no podrá ser la actividad principal de los Centro Culturales.

La ley establece la clasificación de los Centro Culturales en cuatro categorías según su capacidad de asistentes. El Centro Cultural “Clase A” podrá recibir hasta 150 personas; el “Clase B” de 151 a 300 personas, no pudiendo ser la superficie de piso mayor a 500 metros cuadrados; “Clase C” desde 301 hasta 500 personas, no pudiendo ser la superficie de piso mayor a 1000 metros cuadrados y “Clase D” aquellos que superen las 500 personas con una superficie de piso mayor a 1000 metros cuadrados. Además deberán inscribirse en el Registro de Usos Culturales, dependiente de la Subdirección de Regímenes de Promoción Cultural de la Dirección General Técnica Administrativa y Legal del Ministerio de Cultura, y presentar un informe anual de las actividades que se desarrollaron en cada espacio.

Otros aspectos que regula la ley son: algunos usos accesorios como la venta de libros y discos, galerías de arte, entre otros; la venta de bebidas y alimentos; la accesibilidad; los planos, mobiliario y escenario; ventilación e iluminación; instalación eléctrica y primeros auxilios. Los establecimientos tendrán un plazo de 6 meses para adecuar sus instalaciones a lo dispuesto por esta normativa.

En tanto, también fue tratada en la Audiencia Pública de hoy y volver a ser aprobada en forma defintiva otra ley en consonancia con la anterior que modifica el Código de Planeamiento Urbano incorporando las diferentes tipologías de centros culturales. Este texto, al igual que la ley que regula los Centros Culturales, fue consensuado en base a los expedientes de los diputados/as Pablo Ferreyra (SL), Gabriela Alegre, Jorge Aragón, Gabriel Fuks, Dante Gullo, María Rosa Muiños, Claudia Neira, Paula Penacca, Lorena Pokoik, María Rachid, Jorge Taiana (FpV), Susana Rinaldi (MC), José Cruz Campagnoli, Gabriela Cerruti, Edgardo Form (NE), Aníbal Ibarra (FPP), Claudio Palmeyro (SP), Gabriela Seijo (PRO) y de la Defensoría del Pueblo de la CABA.

Ley para la insalación de estacionamientos gratuitos para bicicletas

El proyecto de ley que contempla la insalación de bicicleteros de uso libre no recibió oposiciones en la correspondiente Audiencia Pública que tuvo lugar esta tarde. La ley había sido aprobada en forma inicial el 13 de noviembre del año pasado pero debía pasar por la instancia de participación ciudadana. Ahora deberá ser tratada nuevamente en sesión para su sanción definitiva.
El expediente contempla la disposición de la infraestructura y el equipamiento necesarios para el estacionamiento de bicicletas en la vía pública y en edificio públicos, comerciales y de viviendas de la ciudad de Buenos Aires. La norma establece que en los edificios públicos serán ubicados bicicleteros, excepto en los que tengan imposibilidades espaciales. En tanto, los nuevos edificios que se construyan sean públicos o privados de uso comercial (con más de 500 m2 de superficie ocupada en planta baja) o los de viviendas colectivas (con una superficie cubierta total mayor a 500 m2) deberán contar con un estacionamiento para bicicletas.

Todos los bicicleteros que se emplacen en el espacio público serán de uso libre. Y las personas físicas o jurídicas que deseen instalarlos en la vía pública deberán contar con la autorización emanada del Poder Ejecutivo porteño.

El proyecto, presentado por los diputados Oscar Moscariello, Juan Pablo Arenaza (PRO) y Hernán Arce (PS), contó con despachos favorables de las comisiones de Planeamiento Urbano, Protección y Uso del Espacio Público y Presupuesto. Fue aprobado con 55 votos positivos, en primera lectura. Son objetivos de la ley, según los fundamentos de los despachos, “ofrecer a la población la opción de poder transportarse en bicicleta, teniendo la seguridad de que podrá contar con el estacionamiento”. Además, los legisladores afirmaron que “la iniciativa es una expresión más de la necesidad de responder a las demandas, y de la obligación de dotar a la ciudad de un fuerte rasgo de seguridad e inicio de pacificación del tránsito, promoviendo una mejora en la calidad de vida urbana y ambiental”.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999