Se realizó marcha del orgullo gay bajo el lema “Basta de femicidios”

La Marcha del Orgullo LGBTIQ de Buenos Aires, Argentina es una manifestación que se celebra anualmente en la capital de Argentina que busca la igualdad de derechos para las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queers, y es el principal acto público de la comunidad LGBT de la Argentina.

Se realizó por primera vez en el año 1992 y se celebra el primer sábado de noviembre de cada año, en conmemoración de la creación de Nuestro Mundo, el primer movimiento homosexual en Argentina. Además, la semana previa a la marcha se lleva a cabo la Semana del Orgullo, con una serie de conferencias y charlas relacionadas a la temática LGBT. La primera Marcha del Orgullo LGBT en 1992 contó con la presencia de apenas 250 personas, entre ellas Fernando Barrera un gran participante de la cultura LGBT en Argentina, y los manifestantes marcharon con caretas de cartón, ya que temían perder sus empleos.

La principal reivindicación de la marcha sigue siendo la lucha por la igualdad y visibilizar los reclamos, las conquistas y el orgullo de la comunidad LGBT por su orientación sexual, identidad y expresión de género.

Las principales conquistas de la comunidad LGBT en Argentina son el matrimonio entre personas del mismo sexo, la implementación de la ley de identidad de género y la derogación de los Códigos Contravencionales, que explícitamente criminalizaba a travestís y homosexuales.

En 2015, la marcha contó con la presencia, según los organizadores, de más de 200.000 personas, superando ampliamente la cifra del año anterior. En esa ocasión, la consigna fue Educación en la Diversidad para crecer en Igualdad, exigiendo la aplicación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral en todas las provincias y Ciudad de Buenos Aires.

En 2016 la consigna es Ley Antidiscriminatoria Ya! exigiendo la ampliación de la Ley Antidiscriminatoria vigente para incluir la orientación sexual y la identidad de género como pretextos discriminatorios, entre muchos otros pretextos, agilizar el acceso a la justicia, legitimar a la sociedad civil para denunciar y fortalecer al INADI.
La marcha parte todos los años desde la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del poder ejecutivo nacional y culmina en la Plaza de los Dos Congresos, donde se encuentra el Congreso Nacional.

La convocatoria se realizó en Plaza de Mayo para reivindicar los derechos de la comunidad LGBTIQ (Lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y queer) con una celebración que continuó hacia el Congreso Nacional.

“basta de femicidios a travestis, transgéneros y transexuales”, se realizó hoy la 26° Marcha del Orgullo Gay.

“Pedimos respeto a nuestra identidad. Sistemáticamente nuestra población ha sido violada, mutilada y asesinada frente a un Estado indiferente. La población travesti, transexual y transgénero ha sido víctima de un genocidio cuya única causa es el deseo de vivir en libertad”, planteó el discurso que dio inicio a la Marcha del Orgullo.

Para exigir el fin de la violencia y la discriminación, la comunidad Lgbtiq convirtió la Plaza de Mayo en una fiesta con música, banderas y la ya tradicional alegría que cada año desde 1992 recorre el centro de la ciudad de Buenos Aires.

“Con orgullo, nos juntamos desde hace 26 años con el fin de reivindicar cada uno de nuestros derechos y alcanzar una igualdad real, que además de estar en las leyes, esté en las calles. Nos proponemos seguir celebrando los derechos conquistados y seguir luchando con fuerza por los que siguen pendientes”, leyeron los activistas de la diversidad desde un escenario montado a un costado de la Pirámide de Mayo.

El documento también repudió el “protocolo policial para registrar a las personas Lgbtiq”, por considerar que “habilita y legitima la violencia policial” contra ese colectivo social.

El 30 de octubre último, el Ministerio de Seguridad estableció y publicó en el Boletín Oficial el “Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas Pertenecientes al Colectivo L.G.B.T”.

En otro tramo del texto leído por miembros de Libre diversidad, Red de Adolescentes y Jóvenes Argentinos Positivos, Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas, Federación Argentina LGBT, entre otras organizaciones, se reclamó el “urgente cumplimiento del cupo laboral trans en la provincia de Buenos Aires y la sanción de una ley de cupo laboral trans a nivel nacional”.

Enfatizaron “que nuestros cuerpos no sean motivo de despido”, al tiempo que pidieron “alternativas laborales para las personas en situación de prostitución”.

La Red de Adolescentes y Jóvenes Argentinos Positivos, por su parte, denunció la “falta de medicamentos, de reactivos y de políticas de prevención de ITS (infecciones de transmisión sexual) que los medios callan mientras toda la comunidad sigue afectada por una epidemia que no retrocede”, y rechazó los test de VIH en análisis preocupacionales.

Por su parte, la comunidad Lgbtiq pidió la “aplicación efectiva de la ley de Educación Sexual Integral y la actualización de sus contenidos, porque a 11 años de su sanción -aseguró- los ministerios de Educación la desconocen”.

Palermonline

Palermonline Noticias info@palermonline.com.ar

error: Te queremos :-)