strapless 1

Strapless es esencial asegurar un ajuste adecuado

Las prendas de ropa strapless (o sin tirantes) suelen ser muy bonitas, y desde años que reinan a la hora de comprar un vestido. Sin embargo, no son muy cómodas y no quedan bien a todo el mundo, por lo que es difícil decidirse a comprar una prenda de este tipo sin morir en el intento.

«Strapless» generalmente se refiere a un estilo de ropa o prenda que no tiene correas para sostenerlo. Se usa comúnmente para describir vestidos o blusas que exponen los hombros y el escote sin el apoyo de las correas de los hombros. Las prendas sin tirantes pueden ser elegantes y adecuadas para diversas ocasiones, como eventos formales, fiestas o bodas.

Al usar una prenda sin tirantes, es esencial asegurar un ajuste adecuado para evitar que se deslice hacia abajo. Algunos artículos sin tirantes incorporan deshuesado interno o cinta de agarre para ayudarlos a permanecer en su lugar. Además, las personas pueden optar por usar accesorios como copas adhesivas para sujetadores o cinta adhesiva para brindar apoyo y seguridad adicionales.

Vale la pena señalar que, si bien la vestimenta sin tirantes puede estar a la moda y ser atractiva, es posible que no sea adecuada para todos ni para todas las ocasiones. Es esencial tener en cuenta la comodidad personal, el tipo de cuerpo y el código de vestimenta del evento específico al elegir un atuendo.

La historia del strapless

La historia del strapless se remonta a varios siglos atrás, con evidencias de su uso en diferentes culturas a lo largo del tiempo. Aquí hay un resumen de la historia del strapless en la moda:

Antigüedad: Los primeros indicios de prendas strapless se encuentran en la antigua Grecia y Roma. En ese entonces, las mujeres usaban una especie de corpiño llamado «apodesmos» que se envolvía alrededor del busto para proporcionar soporte y realzar la forma.

Siglo XV: Durante el Renacimiento, las mujeres comenzaron a usar corsés con forma cónica, que no cubrían los hombros. Estos corsés podían ser ajustados y moldeaban la silueta, pero aún no eran prendas strapless en el sentido moderno.

Siglo XIX: A medida que avanzaba el siglo, se introdujeron corsés y bustiers más ajustados y estructurados. A veces, estos diseños no tenían tirantes y se ajustaban alrededor del busto para proporcionar soporte. Sin embargo, estos corsés a menudo se combinaban con mangas o chales, por lo que no eran completamente strapless.

Siglo XX: En la década de 1930, los diseñadores comenzaron a experimentar con prendas más reveladoras. Se crearon vestidos strapless con corsés ajustados y faldas voluminosas. La actriz Marlene Dietrich fue una de las primeras en usar un vestido strapless en una película en 1930.

Años 50: La moda de los años 50 vio un aumento significativo en la popularidad de los vestidos strapless. Con la introducción de telas más ligeras y nuevas técnicas de construcción, los vestidos strapless se convirtieron en una opción elegante para eventos formales.

Siglo XXI: Los diseños strapless siguen siendo populares en la moda actual, tanto en vestidos de noche como en ropa casual. Se han desarrollado nuevas tecnologías y materiales para mejorar el soporte y el ajuste de las prendas strapless, como el uso de sujetadores adhesivos, silicona y materiales elásticos.

A lo largo de los siglos, los diseños strapless han evolucionado para adaptarse a las tendencias y demandas de la moda, convirtiéndose en una opción elegante y atractiva para muchas personas.

Los mejores diseños de strapless en la historia de la moda:

Little Black Dress (LBD) de Audrey Hepburn: Uno de los diseños más icónicos y reconocidos de strapless es el vestido negro corto que Audrey Hepburn usó en la película «Breakfast at Tiffany’s» en 1961. Diseñado por Hubert de Givenchy, este vestido se convirtió en un símbolo de elegancia y sofisticación.

Vestido de novia strapless de Vera Wang: Vera Wang es conocida por sus hermosos diseños de vestidos de novia, y su versión strapless ha sido muy popular. Su estilo elegante y romántico ha influenciado la moda nupcial durante décadas.

Vestido de noche strapless de Christian Dior: En los años 50, Christian Dior introdujo el «New Look», que incluía vestidos strapless con faldas voluminosas y corpiños ajustados. Estos diseños se convirtieron en símbolos de la feminidad y la elegancia de la época.

Vestido de noche strapless de Versace: Donatella Versace ha creado diseños strapless impactantes y atrevidos que han sido usados por muchas celebridades en la alfombra roja. Sus vestidos suelen destacarse por cortes ajustados, detalles llamativos y colores audaces.

La historia de los diseños strapless en la moda se remonta a siglos atrás, aunque se ha vuelto más prominente en el siglo XX. Durante la década de 1950, en particular, los vestidos strapless ganaron popularidad, en parte gracias a la influencia de diseñadores como Christian Dior. Desde entonces, han seguido siendo una opción elegante y glamorosa para muchas mujeres en eventos especiales, desde fiestas hasta bodas. La evolución de los diseños ha llevado a la incorporación de diferentes materiales, adornos y siluetas para adaptarse a las tendencias y preferencias cambiantes de la moda.

Hay muchas actrices que han lucido vestidos strapless en películas icónicas. Aquí hay algunos ejemplos destacados:

Audrey Hepburn: Como mencioné anteriormente, Audrey Hepburn usó un vestido strapless negro en la película «Breakfast at Tiffany’s» (1961), creando uno de los momentos más emblemáticos de la moda en el cine.

Marilyn Monroe: En la película «The Seven Year Itch» (1955), Marilyn Monroe protagonizó una famosa escena en la que llevaba un vestido strapless blanco, sosteniéndolo mientras se levantaba por el aire proveniente de una rejilla de ventilación del metro.

Keira Knightley: En la película «Expiación» (2007), Keira Knightley interpretó a Cecilia Tallis y lució un vestido strapless verde esmeralda, creando una imagen icónica en la escena de la fuente.

Julia Roberts: En la película «Pretty Woman» (1990), Julia Roberts usó varios vestidos strapless, incluido un icónico vestido rojo de gala que lleva en la escena del gran final.

Estos son solo algunos ejemplos, pero hay muchas otras actrices que han lucido vestidos strapless en el cine a lo largo de los años, agregando estilo y elegancia a sus personajes y dejando una impresión duradera en la moda cinematográfica.

Contras de usar strapless

Aunque los diseños strapless pueden ser elegantes y atractivos, también tienen algunas consideraciones y contras que vale la pena tener en cuenta:

Falta de soporte: Al no tener tirantes, los diseños strapless pueden carecer del soporte adecuado para el busto. Esto puede resultar incómodo para algunas personas, especialmente aquellas con bustos más grandes, ya que pueden experimentar falta de sujeción y sensación de inseguridad.

Ajuste inadecuado: Debido a la falta de tirantes, los vestidos o tops strapless pueden ser propensos a deslizarse o caerse si no tienen un ajuste adecuado. Es importante encontrar el tamaño correcto y considerar opciones como boning interno, agarre en el interior o utilizar accesorios de soporte adicionales para evitar problemas de ajuste.

Restricciones de movimiento: Los vestidos strapless, en particular los que tienen corpiños ajustados, pueden restringir ligeramente el movimiento de los brazos y los hombros. Esto puede ser una preocupación si necesitas estar activa o si prefieres una mayor libertad de movimiento.

Limitaciones para ciertos cuerpos: Los diseños strapless pueden no ser adecuados para todos los tipos de cuerpo. Algunas personas pueden sentirse incómodas o inseguras al mostrar sus hombros o sentir que no obtienen el soporte adecuado para su busto. Es importante elegir estilos y cortes que se adapten a tu cuerpo y te hagan sentir cómodo.

En resumen, si bien los diseños strapless pueden ser atractivos y elegantes, es importante considerar las limitaciones que pueden tener en términos de soporte, ajuste y comodidad. Cada persona tiene diferentes preferencias y necesidades, por lo que es esencial encontrar el equilibrio adecuado entre estilo y comodidad al elegir prendas strapless.