Biagi

Todo Es Amor de Rodolfo Biagi las manos brujas porteñas.

Publicado por Pablo Editor

Rodolfo Biagi nacido en Buenos Aires; 14 de marzo de 1906 y fallecido el 24 de septiembre de 1969, fue  director de orquesta, compositor y pianista argentino cuyo apodo era «manos brujas» y que es considerado una importante figura vinculado a la música de tango.

Todo Es Amor de Rodolfo Biagi las manos brujas porteñas.

¿Dónde está el por qué de mis ansias y mi fe? ¿Dónde la razón de mi intensa desazón? Dónde, sino en tus sueños que me alientan tanto, sino en tus labios que al brindar su encanto me dan las fuerzas de luchar por ti. ¿Quién le dio a mi voz el acento de tu voz? ¿Quién llenó de luz largas horas de ansiedad? Alguien que desde el cielo señaló el camino para poder unir nuestros destinos y así lograr nuestra felicidad. Todo es amor, la brisa y tú jugando en el rumor, y el ruiseñor cantando en una flor buscando amor, amor… Todo es amor, la rosa y yo trepando en tu balcón, después los dos temblando de emoción buscando amor, amor…

La Orquesta Romantica Milonguera volvió a calentar las Milongas antes de la Pandemia con su versión de Roberto Minondi.

Desde 1935 hasta 1938 se desempeñó como pianista de la orquesta de tango de Juan D´Arienzo. En 1938 fundó su propia orquesta típica.

Su estilo de ejecución tendió a favorecer al bailarín con un ritmo rápido. Como compositor se le recuerda especialmente como autor de la música del tango Indiferencia y de la milonga Campo afuera con versos de Homero Manzi.

Nació en el barrio de San Telmo y al terminar la escuela primaria se inclinó por el estudio de la música y, en particular, por el violín. Llegó a una solución de compromiso con sus padres, que querían que continuara sus estudios, y al mismo tiempo se inscribió en la Escuela Normal de Profesores «Mariano Acosta» y en el conservatorio del diario La Prensa, donde halló que prefería el piano al violín.

A los 13 años, y sin que sus padres lo supieran, comenzó a trabajar como pianista en un cine de barrio acompañando las películas, que en esa época eran mudas. En una ocasión cuando ya tenía 15 años lo escuchó Juan Maglio (Pacho), que lo invitó a tocar con él en el café El Nacional y más adelante integró la orquesta del bandoneonista Miguel Orlando, en el cabaré Maipú Pigall.

En 1930 junto al violinista Antonio Rodio y los guitarristas José María Aguilar, Guillermo Barbieri y Domingo Riverol acompañó a Carlos Gardel en la grabación para el sello Odeon de los tangos Viejo smoking, Buenos Aires y Aquellas farras, el foxtrot Yo nací para ti, tú serás para mí y el vals Aromas de El Cairo.

Biagi pasó más adelante por la orquesta de Juan Bautista Guido y luego por la de Juan Canaro, con quien actuó en el cine París e hizo una gira por Brasil. En esa orquesta conoció a Juan Carlos Thorry con quien compuso el tango Indiferencia.

En la orquesta de D’Arienzo

Biagi acostumbraba concurrir al cabaré «Chantecler» en el centro de Buenos Aires, donde actuaba la orquesta de Juan D’Arienzo, del que era amigo. Una noche el director, cansado de la impuntualidad de su pianista Lidio Fasoli, le propuso a Biagi que lo reemplazara. D’Arienzo, a quien se llamaba justamente «El rey del compás», se había propuesto un estilo de ejecución propicio para el bailarín, en tanto Biagi venía de la escuela de Juan Maglio y de los cánones rítmicos y melódicos propios de la Guardia Vieja. La incorporación, sin embargo, fue exitosa.

Además de las actuaciones en el Chantecler, trabajó con D’Arienzo en LR1 radio El Mundo, en bailes de clubes, en exitosas giras, actuó en la película Melodías porteñas dirigida por Enrique Santos Discépolo y grabó 71 piezas entre el 31 de diciembre de 1935 en que registró Orillas de Plata y el 22 de junio de 1938 en que registró Champagne tango.

En 1938, Biagi formó su propia orquesta

En 1938, Biagi formó su propia orquesta, con la que debutó el 16 de septiembre de 1938 en el cabaret Marabú, continuando con el mismo estilo propicio al bailarín. Luego de su actuación en Radio Belgrano, el Gerente de Publicidad de la firma Palmolive, el señor Juan Bautista Bergerot lo bautizó con el apodo de «Manos Brujas»,  que era un foxtrot de José María Aguilar con el que siempre iniciaba la actuación de su orquesta. En 1942 hizo una gira a Chile con gran aceptación del público. Al inicio de los ’50 fue una de las figuras que animó el famoso programa Glostora Tango Club de Radio El Mundo. Y al comenzar la televisión argentina su orquesta fue la primera en presentarse. Estuvo también como estrella del popular programa de Canal 13 «Casino Philips».

Como cantores tuvo a Teófilo Ibáñez, luego a Andrés Falgás y después a quien fue el cantor más exitoso en la orquesta, Jorge Ortiz, quien luego de un corto período en que se desvinculó para actuar con Miguel Caló volvió con Biagi. Se recuerdan en especial sus interpretaciones de Yuyo verde, Indiferencia, Pájaro ciego, Misa de once y Soledad la de Barracas.

Otros cantores que pasaron por la orquesta de Biagi fueron Alberto Lago, Alberto Amor y Carlos Acuña, del que se destacan sus versiones de los tangos A la luz del candil, Lonjazos y Uno. También estuvieron Carlos Saavedra, Carlos Heredia, Carlos Almagro y Hugo Duval, este último hasta la disolución de la orquesta.

Duval fue quien permaneció el mayor tiempo con Biagi, y es así ya que el cantante se había adaptado muy bien al estilo del brillante pianista.

Entre los músicos que han trabajado con Biagi en este período encontramos a los bandoneonistas Juan Migliore y Agustín Bergato; los violinistas Oscar del Fuente -que era también su arreglista- Naum Klotzman y Cayetano Nostro; el contrabajo Donato Calabrese.

Y entre los músicos que colaboraron con Biagi merecen citarse los bandoneonistas Alfredo Attadia, Miguel Bonano y Ricardo Pedevilla, los violinistas Marcos Larrosa, Claudio González y Oscar de la Fuente, quien además fue su arreglista. Además tenía un pianista, Juan Carlos Giampé, que lo reemplaza los domingos en la radio para poder ir al hipódromo.

Entre otras obras compuso el tango Cruz diablo; los valses Amor y vals, Como en un cuento y el tango Humillación todos con letra de Carlos Bahr; los tangos Gólgota, Magdala y Por tener un corazón en colaboración con Francisco Gorrindo; las milongas Campo afuera y Por la güeya  con letra de Homero Manzi; el tango Dejá el mundo como está junto a Rodolfo Sciammarella; el tango Oh, mama mia con Carlos Marín y el tango Indiferencia con Juan Carlos Thorry.

El 24 de septiembre de 1969 murió en forma repentina debido a un gran descenso de presión.

VERSIONES

LINKS INTERESANTES DEL BARRIO PORTEÑO DE PALERMO









LINKS INTERESANTES DEL BARRIO DE PALERMO

CIUDAD DE BUENOS AIRES: BARRIO DE PALERMO COMUNA 14