«Toma pacífica» en el Ministerio de Ciencia y Tecnología

Publicado por

Ante el fracaso de la cuarta reunión de la Comisión Mixta de Seguimiento y ante las maniobras dilatorias de las autoridades, los científicos despedidos, junto a las organizaciones gremiales del sector como Jóvenes Científicos Precarizados, la Red de Afectados y ATE-Conicet, decidieron tomar el hall del Ministerio de Ciencia y Técnica.

Alan Szalai, becario del Conicet e integrante del grupo Jóvenes Científicos Precarizados, advirtió hoy que mantendrán la «toma pacífica» en el Ministerio de Ciencia y Tecnología que iniciaron ayer si es que no reciben respuestas a sus reclamos.

«Se va a decidir en la asamblea, pero es probable que si no hay ningún tipo de respuestas, seguiremos ocupando porque parece ser la voluntad mayoritaria, pero se va a decidir en la asamblea», afirmó.

En diálogo conla prensa, Szalai explicó que la medida es por la falta de cumplimiento «de dos puntos básicos que estaban contemplados en el acuerdo que se firmó en diciembre», relacionados con la continuidad laboral de los investigadores.

En ese sentido, cuestionó la actitud del ministro Lino Barañao al asegurar que «solo concurrió una sola vez a la mesa de diálogo» y que, incluso, suspendió esas reuniones durante tres meses.

«Sus funcionarios dicen que ellos no tienen los tiempos o no pueden escuchar este reclamo a esta altura, pero hubo nueve meses y permanentemente los convocamos a todas las instancias de negociación y diálogo. Y estuvo tres meses interrumpida esta mesa porque el ministerio no la quiso llamar», explicó.

Alrededor de 120 investigadores del Conicet pasaron la noche en el edificio ubicado en la calle Godoy Cruz 2320, en el barrio porteño de Palermo, y a las 9 realizarán una conferencia de prensa para dar a conocer detalles del conflicto.

“Vamos a mantener la ocupación pacífica del ministerio hasta que vuelvan a llamar a una reunión y respondan uno por uno los puntos planteados. Invitamos a todos los compañeros a que se acerquen y pongan el cuerpo. La única garantía que tenemos hoy y que hemos tenido siempre es estando acá adentro”, dijo Lucía Maffey, de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP). La medida fue votada en asamblea por los investigadores que ingresaron al hall del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT) tras no llegar a un acuerdo en la reunión de la Comisión Mixta de Seguimiento, considerada como “un gran retroceso” en las negociaciones por la incorporación de los casi 500 investigadores que quedaron afuera del CONICET en diciembre.

Es la tercera vez que los científicos realizan una toma pacífica del MINCYT. La primera fue en diciembre de 2016, duró cinco días y tuvo como resultado el acta-acuerdo que establecía que los científicos serían reincorporados en condiciones laborales (salario, estabilidad, tareas, lugar de trabajo, posibilidad de promoción) equivalentes a la planta permanente del CONICET que ganaron por concurso. La segunda se realizó el pasado 8 de agosto, debido al incumplimiento de varios puntos del acuerdo y ante la propuesta de incorporar a los afectados como docentes en universidades nacionales con un cargo de Jefe de Trabajos Prácticos, que deberán volver a concursar dentro de dos años y con un salario menor al de que se tiene al ingresar a la Carrera de Investigador del Conicet (CIC).

La reunión de la comisión mixta pautada para este martes 12 en el MINCYT comenzó a las nueve de la mañana. Mientras tanto, en la explanada, los científicos armaron un panel donde algunos referentes del sector, entre los que estaban Alberto Kornblihtt, Alicia Massarini y Diego Hurtado, disertaron sobre los problemas que enfrenta el área desde que asumió el Gobierno de Cambiemos. Hurtado enumeró la paralización de proyectos de gran envergadura como la producción pública de medicamentos, la fabricación de vagones de carga y la construcción de Atucha III. “Lo que demostró la movilización de nuestro sector es que podemos torcer las medidas que está tomando este Gobierno y que no vamos a permitir el desguace del sector científico-tecnológico”, sostuvo.

Al mediodía, Lucila D’Urso, de JCP, interrumpió el panel para anunciar que la reunión, en la que el ministro Lino Barañao no estuvo presente, había terminado. “No nos ofrecieron absolutamente nada. Ni siquiera está garantizado el presupuesto para la incorporación de los compañeros en las universidades nacionales, con los cargos precarizados que de por sí nos ofrecen”, dijo e invitó a los colegas a ingresar al MINCYT para exigir respuestas. La entrada estaba vallada y custodiada, por lo que los científicos debieron ejercer presión para poder entrar.

Una vez en el hall, los colegas que habían estado en la reunión informaron sobre el diálogo con las autoridades del MINCYT. “Denunciamos que están incumpliendo todos los puntos que se comprometieron a seguir en el acta-acuerdo de diciembre. Hace unos días, el ministerio publicó en el Boletín Oficial el programa de inversión final sin incluir ninguno de los puntos que habíamos reclamado en la reunión anterior. El único formato que nos queda para incorporar los reclamos es una adenda. Entonces, elaboramos una adenda con los puntos reclamados, que tienen que ver con garantizarnos estabilidad laboral y equidad salarial respecto de los cargos para los que concursamos, pero rechazaron la propuesta”, contó Florencia Arancibia, de la Red de Afectados.

“Está circulando entre las universidades un contrato que entregó el MINCYT, que en su artículo número 10 dice que si por algún motivo el Ministerio de Educación se queda sin fondos en el período de esos dos años, el cargo desaparece automáticamente. Ni siquiera nos garantizan la estabilidad de los dos años de interinato. Retrocedemos: de una mesa a otra cada vez es menos lo que nos ofrecen. Y se acabó el tiempo: el 30 de septiembre nos obligan a firmar un contrato que nos deja totalmente desamparados”, sostuvo Arancibia.

Alan Szalai (JCP) agregó: “Queremos repudiar la presencia policial que hubo hoy en la explanada del MINCYT con dos camiones de infantería, teniendo en cuenta la experiencia que ya tuvimos hace un mes, cuando ingresaron al hall del ministerio y desde la reunión pedimos que sacaran a la policía, que recién se fue cuando intervinieron las autoridades”. Nuria Giniger, de Científicos y Universitarios Autoconvocados (CYUA), afirmó: “Está claro que el MINCYT no tiene vocación de resolver el conflicto”.

QUE PIDEN

La mesa de seguimiento en el MinCyT fue un nuevo fracaso. El Ministerio no mejoró su propuesta, no asegura los puestos de trabajo para lxs despedidxs y no dio lugar a los reclamos de lxs afectadxs que llevaron tres puntos:

– Que se garantice la continuidad laboral cuando terminen los dos años;
– Que se equiparen los salarios a los de carrera CONICET;
– Que se asegure el financiamiento para las lineas de investigación.

Ante la dilación de las negociaciones, decidimos, los afectadxs y las organizaciones gremiales, ocupar el Ministerio de forma pacífica hasta que nos reciban y cumplan esas demandas.