Un pescador de tarjetas de débito capturado en un cajero del Banco Supervielle

Publicado por

Está acusado de estafas reiteradas. Detienen a un pescador de tarjetas de débito en el barrio porteño de Palermo. Una vez más la Policía detuvo a un ciudadano brasileño que interceptaba tarjetas en un cajero automático del barrio de Palermo.

El hombre de 51 años, oriundo de Brasil, colocó un dispositivo que «pescaba» tarjetas de débito en un cajero del Banco Supervielle ubicado en la Av. Santa Fe y Gallo, del barrio porteño de Palermo.

Ante movimientos extraños detectados en la sucursal, personal de la Comisaría 19 detuvo al hombre que tenía varias tarjetas de débito en su poder y 80.700 pesos que había extraido de cuentas de los usuarios afectados, a quienes el cajero le había trabado sus tarjetas.

Cómo actúan los pescadores? Está bueno saberlo para no caer en la trampa.

Un integrante de la banda instala en la ranura del cajero automático un dispositivo de los denominados pescadores, que es una especie de cobertor plástico con la forma de la tarjeta y con una apertura que queda del lado de quien lo instala.
El dispositivo es prácticamente imperceptible. Cuando un cliente se dispone a retirar dinero e ingresa su tarjeta, este retiene la tarjeta. En ése momento, otra persona amablemente se acerca ofreciendo su teléfono celular para llamar al servicio de atención al cliente de la entidad bancaria y hacer la denuncia correspondiente.
La víctima de buena fe concreta el supuesto llamado al banco. Del otro lado de la línea, atiende un tercero que comienza a realizar preguntas para lograr que la víctima le informe su clave pin, o la accione a la vista de la persona que ofreció su teléfono.
Finalmente la víctima se retira, con la sensación de haber hecho la denuncia correspondiente. Mientras que otro integrante de la banda ingresa, retira el elemento pescador y se lleva la tarjeta que supuestamente había tragado el cajero. Una vez hecho esto, los delincuentes ya cuentan con la tarjeta y la clave para hacer las transacciones que requieran, que van de “extracciones, toma de crédito y transferencias entre ellas para lograr los retiros.

La realidad es que el sector Bancario no está dando las respuestas adecuadas a los clientes en materia de seguridad.