“Universo Fascista” Eduardo Sanguinetti, Filósofo, poeta y performer argentino

El fanatismo “terrorista” en acto, de millones de habitantes del planeta, que siguiendo tendencias religiosas, inquisidoras, xenófobas, violentas, abusadoras, autoritarias, produjeron una hecatombe escatológica de final impensado, al elegir, con fervor inusitado al totalitarismo, a gobernantes fascistas, réprobos de la condición humana… psicópatas gobernantes, legitimados por voto popular, muy bien acomodados en sus cetros de Miserables Monarcas del Universo Fascista… ungidos, insisto, por millones de fieles, servidores de la podredumbre universal.

Deviene preguntarse, ante la alternativa y alteridad, en la urgencia del momento que soportamos, quienes somos amantes de la verdad en libertad y la diferencia en la relación, sin espacio para lanzar nuestras denuncias al fraude y la estafa, al omnímodo poder de los fanáticos asesinos, quienes nos silencian, eliminan nuestras obras sin piedad, nuestras trayectorias, asimiladas a operar en favor de la ética como bien universal.

¿Quiénes de los candidatos que se presentan en elecciones presidenciales en Argentina, no ha adherido a modelos del medioevo, excluyentes, chantajistas, represores y esclavizadores?, basta escucharlos en sus arengas excluyentes proselitistas, en medios mercenarios de todo tipo, incluso los que se autodenominan opositores, los agentes enmascarados del régimen, la recontrainteligencia al servicio de la estafa y el fraude… Sincerémonos, pues nada cambiará, si la verdad no es lo que prima… La mentira y la farsa, reinan, utilizando el miedo como medio de represión… Tener presente, que los pueblos temerosos, sin compromiso alguno con la libertad llegan a ser sojuzgados por dictadorzuelos, títeres de poderes oscuros y genocidas… de un modo u otro son cómplices del fraude y la corrupción, de la estafa y la eliminación de la ‘Libertad’, como el más trascendente legado, que se hace destino justificando nuestra existencia… la política, hoy, es simulación de un simulacro, ha muerto en su sentido asimilado a la pluralidad humana, que debiera haberse preservado en su concepción original de la relación, de unos y otros… la acción de cada individuo desde la singularidad, da sentido a la política.

Por lo expresado, no deseo hablar de la historia del espíritu, ni de las aproximaciones fisiológicas, psicológicas, sino del final de un ciclo… tampoco deseo tratar temas sobre realidades perturbadoras de genio e idiotez, de jerarquías y de amarguras… no deseo hablar de futuro, ni de religiones, de parlamentos, ni de academias, ni simpatías… ¿sería necesario que hablara de todo? Es imposible.

Por lo tanto sólo puedo decir todo aquello de lo que yo puedo hablar, lo que concierne a la filosofía, a la poesía… no puedo dejar de hacer mención de la ignorancia y la vergüenza, de la cobardía y la traición, de la hipocresía y de la mentira… quizás les pueda agradar que no hable aquí realmente de nada, pero no quiero dejar de mencionar el poder de los estúpidos, de los que sufren Síndrome de Estocolmo, de la avidez burguesa, la hipocresía de los políticos, la inflexión de los intelectuales arrastrados tras el lucro… tampoco puedo dejar de mencionar a Séneca, Shakespeare, Hölderlin, Novalis, Rousseau, Nietzsche, Dostoievsky, Kierkegaard, Benjamin, Camus, Doeblin, Joyce, Onetti, Bioy Casares, Arlt, Benedettí, Vian, Kerouac, Foucault, Derrida…¡Qué error! Una humanidad que no sospecha nada, hombres con cierta simplicidad y la bajeza y pobreza de sus necesidades… Los estados, los gobiernos, los pueblos, son estructuras condenadas sin cesar a la infamia, a la calumnia…la vida es desesperación en que se apoyan las filosofías, las que finalmente son prometidas a la demencia, al diseño y a la publicidad…instrumentos de la decadencia, criaturas de la agonía, todo es claro, nada comprendemos. ¿Pero entonces que queda?, se preguntarán… es evidente que la pregunta es completamente idiota… y lo que acabo de enunciar, ¿no es más trampa que salida? Afortunadamente no. Voluntariamente no.

Todo lo que viene aconteciendo, en este mundo violentamente banal, me lleva a meditar en comunidades temerosas de su ser y estar en un tiempo, donde la presión de oportunistas y fanáticos en creencias en dioses y demonios, jamás han dejado de imponer su criterio, de degradación, farsa y sojuzgamiento… Inquisición modelo tercer milenio, un tema para tratar de manera muy puntual y rigurosa, en cuanto al porqué y para qué de toda esta caterva de genocidas de la vida en libertad y verdad, en naturalidad y espontaneidad… conformadas por temerosos de la ‘Vida’, incluidos políticos, gobernantes, farándula, deportistas y toda la fauna que conforma, lo que tan a gusto, los medios informantes y esclavos del infecto sistema fascista inquisitivo, denominan “personajes de elite”, siendo solo, miserables de su propia avaricia y brutalidad.

Relaciono este tema de los serviles ‘creyentes’ de los más diversos templos, con el indiscutido avance de la ciencia, en estas décadas, que generó una grieta de dimensiones gigantescas, de quienes, en conocimiento y a favor de las corporaciones fantasmas, aplican la “inteligentzia” a las comunidades, que, sin poseer los elementos indispensables para poder refutar la manipulación, día a día, caen derrotados en un estado de impotencia y tristeza, ante la evidencia de ser esclavizados, desde todos los frentes.

La biología, la neurobiología y la psicología aplicada, adquiridas, por el “sistema” se solazan del conocimiento avanzado del ser humano: físicamente como psicológicamente. Las usinas de inteligencia, en este caso, ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Deviene pensar, meditando con huellas, que el sistema ejerce un enorme control y poder sobre los individuos, incluso mayor que el de los individuos sobre sí mismos… ¿trágico?, ¿dramático el estado de las cosas?, creo que deberíamos preocuparnos un tanto, sin dar espacio a confrontaciones estériles entre ideologías, hoy carentes de significado real, y paso a paso, desandar hasta el origen de todo este estado demencial, en que se debaten las comunidades.

Basta como muestra hacer un análisis mínimo del estado de las cosas en la aldea global, donde todo está articulado de tal manera que la espontaneidad y la naturalidad de nuestros actos son condenados y penados con el exilio y el silencio de quien actúa como aventador de “lo que vendrá”, atreviéndose a decir la palabra que las hipócritas y oportunistas corporaciones mediáticas de los fascistas genocidas silencian y excluyen del acontecer.

Estamos en situación de riesgo extremo, pues quien puede dudar que estamos siendo invadidos y sometidos, con peones del ajedrez planetario. Del mismo modo, como lo son los presidentes, tan funcionales a imperios y sus alfiles… siempre dispuestos a servir al invasor, instancia que en nuestra historia se replica hasta el hartazgo… la denominada justicia y sus mandaderos acompañan vilmente y siniestramente, toda la destrucción que se está llevando a cabo de nuestras identidades, destrucción de la voluntad de simplemente permanecer en paz y armonía, solidarizándonos con quienes lo precisan ahora-aquí-ya… pero no!, prohibido ser solidario, fraterno y asimilarse a la igualdad, como modo de convivencia, para de ese modo hacer frente al enemigo, que ya está entre nosotros.

Todo lo que he manifestado, me lleva a afirmar que para preveer el futuro, que es el hoy, por el que estamos transitando, hubiera sido trascendente, entender el pasado, sin engaños, como pretendieron y pretenden, inculcarnos los gobernantes, que sin dudas, por cobardía, oportunismo o vocación de esclavos, serviles al poder imperial, desdibujaron nuestra historia… los pueblos, como el argentino, pareciera dejaron de apostar a principios éticos de fraternidad, libertad y verdad, ya marchan, como fanáticos xenófobos, discriminadores fraudulentos , a que gobernantes ignorantes, totalitarios, decidan sobre sus vidas… no olvidemos que la perpetuación de la obra de William Shakespeare, reside en que logró tratar de manera magnífica, todas las grandezas y miserias del ser humano, con una audiencia de siglos que no se agota…

error: Te queremos :-)