Hortalizas Verduras

Vegetarianismo

El vegetarianismo es un estilo de vida que cada vez suma más adeptos. Se estima que alrededor del 5% de la población mundial es vegetariana, y en Argentina el número es de 12%, lo que equivale a 5 millones de personas.

En Argentina, el 12% de la población es vegetariana o vegana, lo que representa unas 5 millones de personas. Los motivos que eligen para dejar la carne.

El 1 de octubre se celebra el Día Mundial del Vegetarianismo para promover cambios en la alimentación.

El país con más vegetarianos en el mundo es India, con aproximadamente 31%. Le siguen Suiza con el 14%, Israel con el 13%, Taiwán con el 12% y Alemania con el 10%. Esto nos dice que Argentina está entre los países con mayor cantidad de vegetarianos a nivel mundial.

¿Por qué las personas eligen esta forma de alimentación?

Hay diferentes motivos para ser vegetariano. Uno de los principales motivos es la cuestión moral y tiene que ver con oponerse al maltrato animal.

Los vegetarianos se niegan a consumir carne ya que no están de acuerdo con el trauma que viven los animales para que las personas coman carne, ya que se trata de seres que sienten dolor.

Otro motivo es la salud. Otros deciden dejar de consumir carne para llevar un estilo de vida más saludable. Además, debido a los procesos de producción, la carne contiene elementos negativos para el organismo, como el antibiótico que se le da a los animales.

Además, distintos estudios muestran mejoras con el vegetarianismo. La mayoría indica que hay menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, al consumir menor cantidad de grasa.

El vegetarianismo es el régimen alimentario que tiene como principio dejar de consumir cualquier tipo de carne. Con frecuencia, la dieta vegetariana no se reduce únicamente a la nutrición, ya que es probable que también se adopte una actitud y un estilo de vida que rechaza otras formas de utilización de los animales para producir bienes de consumo o para la diversión humana.

Dentro de la práctica vegetariana hay distintos tipos y grados.

Quienes no admiten ninguna ingesta de productos derivados de los animales (como el huevo, los lácteos o la miel de las abejas) son denominados veganos, vegetarianos estrictos o vegetarianos puros. Aquellos que sí consumen leche se conocen como lactovegetarianos, aquellos que consumen huevos son denominados ovovegetarianos, si consumen ambos productos, ovolactovegetarianos, quienes ni se alimentan de nada animal ni usan productos provenientes o testados en ellos, se denominan veganos. Finalmente quienes solo se alimentan de fruta practican el frugivorismo. En la dieta vegetariana sí se acepta la cocción de los alimentos y el consumo de productos refinados (los más comunes son el azúcar y la harina), además de pastas blancas, frituras y alimentos en conserva o a los que se le han añadido colorantes o conservantes. Esto lo diferencia de otros tipos de dietas, como la macrobiótica y la naturista.

La gastronomía vegetariana es aquella que utiliza ingredientes que cumplen los criterios vegetariano, excluyendo la carne. Para el ovolactovegetarianismo (el tipo más común de vegetarianismo de Occidente) están permitidos los huevos y los productos lácteos, tales como la leche y el queso. Las formas más estrictas de vegetarianismo son el veganismo y el frugivorismo, que excluyen todos los productos animales, incluyendo los productos lácteos y la miel, e incluso algunos azúcares refinados que se filtran y blanquean con carbón de hueso.

Los alimentos vegetarianos se pueden clasificar en varios tipos:

Los tradicionales, que siempre han sido vegetarianos: cereales, frutas, verduras, frutos secos, etcétera
Productos de soja, incluyendo el tofu y el tempeh, que son fuentes comunes de proteína
Proteína vegetal texturizada, hecha de harina vegetal desgrasada, incluida a menudo en receta de chili y hamburguesa en lugar de la carne picada
Sucedáneos de carne, que imitan el sabor, textura y apariencia de la carne y se emplean con frecuencia en recetas que tradicionalmente contienen carne
Sucedáneos de huevo y lácteos, empleados para hacer cremas, batidos y tortillas