MALVINAS ARGENTINAS

Veteranos de Malvinas realizaron una campaña arqueológica con fines terapéuticos en el fortín Miñana

Veteranos de la Guerra de Malvinas realizaron una campaña arqueológica con fines terapéuticos en el fortín Miñana, que estuvo ocupado durante el siglo XIX y formaba parte de la antigua línea de la frontera sur de Buenos Aires, informó hoy el Equipo de Arqueología Memorias de Malvinas (EAMM).

Raúl Torrecilla, Fernando Suárez, Pablo Conde y Gustavo Pedemonte fueron los veteranos que participaron como parte del programa «Arqueología, Veteranos de guerra y Salud Mental» organizado por el EAMM y el Grupo de Estudios de Arqueología Histórica de Frontera (GEAHF).

Único en su tipo en Latinoamérica, el programa está inspirado en las experiencias que llevaron adelante sólo Estados Unidos e Inglaterra.

Con herramientas como el cucharín para raspar y excavar meticulosamente la tierra o el detector de metales para barrer el terreno, los veteranos realizaron prácticas arqueológicas durante diciembre al aire libre, y aseguraron que generan «efectos positivos en la salud mental».

En la Argentina la iniciativa tuvo su primera campaña el año pasado, cuando un grupo de veteranos se trasladó hasta los campos donde se libró, en 1861, la batalla de Pavón, en el sur de la provincia de Santa Fe.

«Como soldado estar en ese lugar debe haber sido bravo en su momento. Sobre todo la soledad. Uno lo vivió allá en la isla, pero creo que no se compara con esto, sumado a la cantidad de tiempo que estaban en ese lugar», expresó Torrencilla en un video difundido por la EAMM en YouTube.

Por su parte, Suárez señaló que «con cada hallazgo algo me remitía a situaciones vividas en Malvinas. Estos soldados estaban acá lejos de un poblado cercano y de la Ciudad de Buenos Aires» y desde las grandes ciudades «ni sabían que estaban acá. Eso es algo que yo se que pasó con Malvinas».

«El fortín estaba muy desamparado y no había apoyo logístico y prácticamente no tenían recursos. Desde ese punto de vista vemos que hay muchas similitudes a través de la historia como un soldado o el miliciano quedaba muy desprotegido», apuntó Conde.

Pedemonte calificó la experiencia como «muy terapéutica» y remarcó la importancia de «el reencuentro con compañeros en un terreno desconocido», pero sobre todo el trabajo arqueológico que brinda la posibilidad de «encontrar algo que está ahí hace 150 años que quedó del pasado».

En el video se puede observar que durante la expedición los veteranos encontraron una medalla con una virgen y el Escudo Nacional con el gorro frigio.

Sobre la medalla, Conde señaló que en esos lugares donde «uno está solo y es muy inhóspito tener un apoyo místico y poder identificarte con algo te da la posibilidad de salvar tu vida».

Por último, Pedemonte apuntó que disfrutó conocer a otros veteranos y compartir esta experiencia ya que «somos idénticos» en cuanto a lo que han experimentado en Malvinas como «el lugar, el frío y todo lo que vivimos».

«Fue un placer trabajar con el cucharín rascando la tierra en las cuadrículas. Uno siempre estaba con esperanza de ver qué podía aparecer debajo de la tierra», concluyó Torrecilla.