Los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 se van a disputar del 6 al 18 de octubre en la Ciudad.

Las nuevas piletas olímpicas de Buenos Aires 2018, un lujo a nivel mundial.

Están validadas por el Comité Olímpico Internacional y respetan los más altos estándares mundiales en equipamiento deportivo. Detalles de su construcción y fotogalería de cómo quedaron.

Las nuevas piletas que se construyeron en el Parque Olímpico, una de las grandes atracciones de los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018, tienen una infraestructura deportiva de vanguardia y de alto rendimiento, validada por el Comité Olímpico Internacional y que respeta los más altos estándares mundiales en equipamiento deportivo.

El Pabellón C está conformado por una piscina de saltos de 25 x 25 mts. de lado y 5 mts. de profundidad sobre la cual podrán realizarse actividades de salto. Cuenta con infraestructura de plataformas de 3 mts., 5 mts. y 10 mts. de altura, y con trampolines de 1 mts. y 3 mts., respectivamente. A estos últimos se puede acceder por un sistema de escaleras. Cuenta, además, con una piscina de nado olímpico de 25 x 50 de lado y 2 mts. de profundidad que servirá para el entrenamiento y competiciones internacionales. Está conformada por ocho carriles centrales y dos laterales.

La obra, llevada adelante por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, ya está lista y se completó más de un mes antes de lo previsto. “La verdad que como argentinos estamos muy orgullosos de esto”, expresó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Las piletas (consideradas por los especialistas como las mejores del país) cumplen con los más altos estándares internacionales de cara a los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, a disputarse del 6 al 18 de octubre en la Ciudad.

El desarrollo de los trabajos respetó los rigurosos criterios de construcción sustentable, tales como la eficiencia energética, el uso racional de los materiales y recursos, y el cuidado de las áreas verdes y la reforestación.

“Este estadio acuático está homologado por el Comité Olímpico Internacional, lo que les va a permitir a todos los deportistas argentinos entrenar en las mismas condiciones en las que luego compiten en el mundo. Es un legado para el crecimiento del sur de la Ciudad pero también para la tradición olímpica argentina”, Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte.

La obra
Se excavaron más de 35 mil metros cúbicos de tierra y fueron reubicados dentro del mismo predio. Una vez que se ejecutaron todos los pilotes, se armaron con una grúa lateral, se montaron todos los pórticos y se realizó todo lo que es la cubierta. La cubierta, justamente, es un termopanel doble que permite tener una aislación superior a lo que sería una pared de 30 centímetros de ladrillo común.

“El Pabellón C del Parque Olímpico, denominado natatorio, está conformado por una estructura de hierro, que debimos montarla sobre pilotes que van a buscar resistencia en el suelo a treinta metros de profundidad, producto de este relleno sanitario de los últimos 50 ó 60 años”, describe Claudio A. Cané, Director General de Obras de Ingeniería y Arquitectura de la Ciudad.

Todo el perímetro del Pabellón C está conformado por policarbonato que fue traído del exterior, cuya aislación térmica, también tiene las mismas características que la cubierta.

El perímetro inferior, que es donde se va a desarrollar el movimiento del público, está hecho en doble vidrio para aumentar la calidad de la climaticación interior.

Para lograr la climaticación se instalaron tres calderas y hay 650 toneladas de refrigeración.

El sistema de la pileta es muy especial, que está conformada de una losa de hormigón armado, pero todo el perímetro está formado por paneles de acero inoxidable traídos especialmente de Europa. Su conformación viene con una placa de acero y una chapa de PVC. Viene en módulos de 90 centímetros. Toda la pared vertical, tanto de la pileta de salto como de la pileta olímpica, tiene armado todos estos tableros que fueron importados. Se colocaron más de 13 mil bulones para unir esos paneles. Y una vez terminada la colocación perimetal se hizo una manta de PVC que llega a unos 30 centímetros de la base para evitar cualquier tipo de filtraciones.

Las piletas llevan 5 millones de litros (2 millones y medio cada una) y, a lo largo de innumerables pruebas, no se comprobó ninguna filtración.

Entre medio de ambas piletas está la sala de máquinas, donde se encuentran los filtros y los intercambiadores de calor.

Todo el perímetro del Pabellón C está conformado por policarbonato que fue traído del exterior, cuya aislación térmica, también tiene las mismas características que la cubierta.

Piletas Olímpicas de Buenos Aires 2018 Foto de Matías Repetto / GCBA / gv

Bookmark and Share
error: Te queremos :-)