Gastronomía al aire libre. Áreas peatonales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Compartí :-) .

Hace dos semanas, el Gobierno porteño comenzó con la reapertura de sectores peatonales en los barrios de San Telmo, Villa Devoto, Retiro, Recoleta, La Boca, Boedo, Belgrano, Villa Urquiza y Palermo.

El objetivo de la iniciativa, según señaló el comunicado de Larreta, es que los vecinos puedan resolver sus necesidades básicas y recreativas en su propio barrio, sin tener que movilizarse a través de grandes distancias para ir a lugares comerciales, algo que no ocurre, no ocurrirá y nunca ocurrió en la cuarentena.

A su vez, se informa que las intervenciones se realizarán en las 15 comunas de la Ciudad, para que todas cuenten por lo menos con un área peatonal transitoria. El Gobierno porteño informó que todas las áreas peatonales transitorias cuentan con cabinas sanitizantes (dispensers de higiene de manos).

Gastronomía al aire libre

Podrán pedir una habilitación los locales que no tienen permiso para poner mesas con servicio en las veredas. Esos espacios deberán ser autorizados previamente por el Gobierno de la Ciudad y de manera gradual según la evolución de la situación sanitaria.
El permiso se puede tramitar en este link de la web de la Ciudad. Se van a habilitar gradualmente.
También se podrán habilitar patios y terrazas para el servicio gastronómico. Cada uno de esos espacios deberá contar con una evaluación previa por parte de autoridades de la Ciudad, tanto de los espacios como de los accesos, que deberán contar  con un protocolo específico de circulación.








El uso de terrazas y patios se deberá tramitar en el link la web del GCBA El Gobierno de la Ciudad verificará el cumplimiento del “Protocolo para el Funcionamiento de Terrazas y Patios Internos de Locales Gastronómicos”.
No podrá haber servicio alguno en los salones internos.
Se debe inhabilitar el acceso a áreas de juegos.
Distancia entre personas de al menos 1,5 metro. Llevar al mínimo posible la convivencia simultánea en un mismo espacio físico.
Uso de tapabocas permanente para todos.
La circunferencia que delimite cada mesa debe separarse por 1,5 metro respecto de otra, tomado desde sus límites.
Las mesas deberán ser como máximo para cuatro personas.
Se debe colocar un punto de higienización con alcohol en gel o sanitizante en cada uno de los espacios.
Las mesas deberán desinfectarse luego de que se retire cada comensal y  previo a que se siente uno nuevo.
Para las mesas en veredas se debe contratar un seguro de responsabilidad civil para esos usos o ampliar el del local.
Se recomienda el uso de medios de pago electrónicos. Y la instalación de mamparas o pantallas en las cajas que aseguren la protección de vendedor/cliente.
Medidas de protección para los trabajadores, de limpieza, desinfección general y prevención en instalaciones, cocinas, salones y sanitarios, y tratamiento de residuos y recepción de mercaderías, según protocolo.

error: En que podemos ayudarte?