plaza de mayo rosada 1

Organizaciones de derechos humanos de Argentina marcharán el próximo domingo

Las organizaciones de derechos humanos de Argentina marcharán el próximo domingo en todo el país para repudiar las políticas del presidente Javier Milei, en el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia que conmemora el 48 aniversario del golpe militar ocurrido el 24 de marzo de 1976.

Las movilizaciones tendrán un cariz especial precisamente porque será la primera «marcha del 24» que se realiza durante el actual Gobierno, cuyos integrantes niegan, minimizan e incluso reivindican los crímenes cometidos por los represores.

Por eso, las convocatorias han estado plagadas de mensajes en contra del mandatario, ya sea por su negacionismo o por las políticas económicas y sociales que han profundizado de manera acelerada los niveles de inflación y empobrecimiento.

«30.000 razones para defender la patria. Nunca más miseria planificada», será uno de los lemas principales y título del documento que los organismos leerán en la Plaza de Mayo, en referencia al número de desaparecidos que dejó la dictadura y la histórica frase que selló los primeros juicios contra los represores.

Las marchas están marcadas por la conmoción que generó el ataque que sufrió una integrante de la red Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.), la organización de derechos humanos integrada por hijas e hijos de personas desaparecidas durante la última dictadura militar.

La activista fue agredida por dos individuos que la esperaban dentro de su domicilio, luego de forzar la puerta e ingresar ilegalmente. La ataron, golperaron y abusaron sexualmente, la amenazaron de muerte y en las paredes dejaron pintadas las siglas «VLLC» en referencia al lema «Viva la libertad carajo», que popularizó el presidente Javier Milei.

Es el hecho más grave, pero no el único. A las agresiones y medidas concretas contra las políticas de derechos humanos, el Gobierno añadió el jueves el anuncio de que promoverá cambios legales para que las Fuerzas Armadas puedan participar en tareas de seguridad interna, tal y como ocurría durante la dictadura.

Convocatorias
Como cada año, en la ciudad de Buenos Aires habrá una marcha masiva al mediodía y varios actos.

Por un lado, marcharán Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S, Asamblea Permanente por los Derechos Humano y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS).

unto con ellos estarán la Comisión de Memoria, Verdad y Justicia, Fundación Memoria Histórica Argentina, Liga Argentina de los Derechos Humanos y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

La novedad es que la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), que agrupan a la mayoría de los sindicatos del país, anunciaron que marcharán con las organizaciones de este bloque.

Esta reacción de unirnos y ser recibidas en esta casa de lucha obrera es una inyección de vida», señaló Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, durante la conferencia de prensa en la que anunciaron la alianza.

El secretario General de la CGT, Héctor Daer, explicó que decidieron marchar el 24 para defender la democracia, de la misma manera que lo hicieron los trabajadores durante la dictadura.

«Todos los sindicatos, cuerpos de delegados y todo el mundo deben hacer los esfuerzos necesarios para asistir a una movilización que reivindicará a los 30.000 desaparecidos y dirá: ‘la patria no se vende'», advirtió.

Desaparecidos
Otro sector de organismos de derechos humanos que se movilizará a Plaza de Mayo está encabezado por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y agrupaciones de izquierda.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo, por su parte, realizará un acto propio en el que, además de discursos, incluirá performances artísticas.

Las redes sociales también serán territorio de movilización. En los últimos días, los activistas debatieron cómo aprovechar estos espacios.

Un sector propuso, por ejemplo, un «apagón digital» durante el domingo para que las y los usuarios comprometidos con la conmemoración «desaparezcan» por un día de las plataformas.

«¿Qué pasaría si los desaparecidos fuéramos nosotros?, ¿Qué sucedería con nuestros perfiles en las redes sociales?», cuestionó la convocatoria que provocó una fuerte discusión, ya que otros colectivos advirtieron que ello implica «entregarles» esos espacios de comunicación a los negacionistas.

Las Abuelas de Plaza de Mayo, en tanto, convocaron a colmar las redes y las calles de pañuelos blancos, el símbolo de la lucha que han llevado a cabo durante cinco décadas para encontrar a sus nietos desaparecidos.