Carlos Efraín Martínez

Carlos Efraín Martínez, el loco de Palermo

Carlos Efraín Martínez, el loco de Palermo

A Carlos Efraín Martínez, «la sociedad los marginó, no le dió oportunidades y la calle lo volvió loco». Así lo definió Rolando un Psicólogo de Palermo Sensible. «Vivir en la calle la locura llega inexorablemente en menos de 60 días, imagínate vivir más de un año y pasar lluvia, frio, sed, hambre, al lado de la gente que pasa al lado tuyo y te ignora, lo mínimo es, que te transformes en una bomba de tiempo, eso le pasó a Carlos. El estado lo abandonó, deberíamos pedirle disculpas.  Ahora imagínate que a un loco lo trates de delincuente, no es lo mismo un loco que un delincuente, para el estado Porteño es exactamente lo mismo, imagínate que Larreta no puede solucionar un problema de ruidos molestos, menos la indigencia y menos la locura y menos administrar el Borda». «El enfermo mental número uno de la Ciudad es Horacio Larreta, por eso le dicen «Guason», el folclore popular generalmente no se equivoca».

Carlos Efraín Martínez, el loco de Palermo

Volvieron a internar en el Borda y con custodia al hombre que atacó a una mujer policía

Lo decidió el juez luego de leer el informe médico interdisciplinario al que fue sometido el imputado, que indica que se trataba de un paciente con problemas psiquiátricos peligroso para sí y para terceros.

Carlos Efraín Martínez, el loco de Palermo



Carlos Efraín Martínez, el hombre que fue detenido el jueves luego de golpear con un fierro y robarle la pistola a una mujer policía ciclista en el barrio porteño de Palermo, fue internado nuevamente en el hospital neuropsiquiátrico José Tiburcio Borda, esta vez, con consigna policial, informaron fuentes de la investigación.

La «internación involuntaria» -como establece la Ley de Salud Mental número 26.657-, fue decidida por el juez en lo Criminal y Correccional 56, Alejandro Litvack, luego de que el informe médico interdisciplinario al que fue sometido el imputado, indicaba que se trataba de un paciente con problemas psiquiátricos peligroso para sí y para terceros.

Martínez (21) estuvo detenido unas horas en la Alcaidía 4 de la Policía de la Ciudad y luego fue trasladado al hospital Borda del barrio porteño de Barracas, aunque con consigna policial, aclararon las fuentes.

En febrero, luego de su detención por atacar a dos mujeres en el barrio porteño de Belgrano R, Martínez ya había sido derivado e internado en ese neuropsiquiátrico por orden de la justicia Penal, Contravencional y de Faltas de la ciudad, que lo declaró inimputable.

«De allí se fue en marzo y por ello volvió a estar en la calle», explicó   una fuente policial.

Carlos Efraín Martínez, el loco de Palermo

Ante el informe médico y su nueva internación, Martínez no iba este viernes a ser indagado en la causa que lo tiene imputado por la «tentativa de homicidio, lesiones graves y robo» contra la oficial Victoria Ponce (25), la bicipolicía atacada ayer en Palermo.

En tanto, fuentes de la Policía de la Ciudad informaron que la agente Ponce «evoluciona favorablemente» en el hospital Italiano.

Según el reporte, la oficial que se desempeña en la comisaría vecinal 14C, se encontraba «con mayor lucidez, habla más fluida y menor hinchazón de rostro».

En próximas horas se evaluará si es necesario intervenirla quirúrgicamente por las fracturas que padeció en el rostro.

La joven policía sufrió fractura de cráneo, contusiones y heridas en el rostro, entre otras lesiones provocadas por el imputado.

El ataque. (el acto de locura)
Lo más probable que le designen un curador y lo declaren iniputable.

Ocurrió cerca de las 6.40 de este jueves en el cruce de las calles Casares y Castex, en la misma manzana en la que hay un colegio y a dos cuadras del shopping Paseo Alcorta y del predio del Cuerpo de la Policía Montada de la Policía Federal Argentina (PFA), en la zona conocida como Palermo Chico.

Allí, Ponce realizaba una recorrida preventiva a bordo de una bicicleta, fue interceptada por un hombre en situación de calle que aparentemente se encontraba fuera de sí y que la golpeó con un fierro en la cabeza, tras lo cual le robó su arma reglamentaria.

El agresor huyó del lugar realizando al menos diez disparos al aire que no causaron heridos.

Rápidamente se emitió un alerta al 911 y policías a bordo de una patrulla vieron al sospechoso en la calle Jerónimo Salguero y avenida Del Libertador, donde el joven disparó nuevamente hacía los efectivos, pero éstos lograron reducirlo y detenerlo sin emplear sus armas.

Tras ser identificado en sede policial, se determinó que el detenido Martínez tiene diversos antecedentes penales por robo con arma blanca, amenazas, tenencia de estupefacientes y lesiones, y que debía estar internado en el Borda.

Antecedentes

Los registros policiales indican que el joven fue apresado el 30 de noviembre de 2018 por una tentativa de robo con un arma blanca y resistencia a la autoridad; el 17 enero del 2019 por amenazas y el 22 de diciembre de ese mismo año por tenencia de estupefacientes.

El 23 en noviembre de 2021, en tanto, fue detenido por una nueva tentativa de robo, mientras que vuelve a cometer otro hecho el 6 de febrero.

Este último hecho fue el ataque con un palo a dos mujeres en la esquina de La Pampa y Melián, en el barrio porteño de Belgrano R, el cual fue viralizado a través de las redes sociales.

En esa oportunidad, Martínez quedó filmado cuando caminaba con una extensa madera y, al pasar junto a una pareja, le partió el palo en la cabeza a la mujer y huyó.

El 11 de febrero fue finalmente detenido por este último episodio y el juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas 9 porteño lo declaró inimputable, le dio intervención a la Justicia Civil y se ordenó su internación por seis meses en el hospital Borda, la cual se concretó el 14 de ese mismo mes.

Tras ser identificado en sede policial, se determinó que el detenido Martínez tiene diversos antecedentes penales por robo con arma blanca, amenazas, tenencia de estupefacientes y lesiones, y que debía estar internado en el Borda.


En la primera evaluación que le hicieron en ese neuropsiquiátrico figura como diagnóstico presuntivo «descompensación psicótica», se informa que su pronóstico es «reservado» y como observaciones se asentó que el paciente estaba «sin conciencia de situación, ni enfermedad» y que había padecido un «episodio de heteroagresividad en vía pública», según consta en la comunicación de internación a la que accedió   este medio barrial.

Luego de ese informe, el Juzgado Civil 10 dispuso que el director del establecimiento debía informar «cada 30 días» la evolución del internado y reevaluar si persisten las razones para continuar con la medida de internación dispuesta.

Pero aclaró que «el alta, la externación o los permisos de salida son facultad del equipo de salud tratante y no requieren autorización judicial, debiendo dar inmediata comunicación al juzgado».

Si bien aún no hay precisiones oficiales, los investigadores creen que, como el Borda es un hospital con régimen abierto, es probable que Martínez haya escapado y que por eso estaba nuevamente en la calle.

Larreta un enfermo mental peligroso


La Asociación Argentina de Salud Mental (AASM) expresó su «profunda preocupación y su más enérgico rechazo» a las manifestaciones del Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez  Larreta, quien en Twitter definió como «delincuente» a «una persona que claramente está sufriendo graves problemas de salud mental y que viene siendo vìctima del tratamiento inadecuado». Lo hizo en un comunicado titulado: «El reino del revés. violencia y salud mental».

La institución se refiere a Carlos Efraín Martínez, quien este jueves golpeó con un fierro a una oficial de la Policía de la Ciudad y le arrebató su arma para disparar en pleno Palermo chico. En marzo se había escapado del Borda, aunque ahora cuenta con custodia permanente y fue reingresado.

En su comunicado, la asociación ante todo se solidariza «con la agente agredida» y espera «una pronta recuperación de las heridas recibidas». Y enseguida critican a Larreta por  «asociar la violencia y el delito al sufrimiento psíquico» que «no es más que un acto de violencia simbólica que refuerza la estigmatización, discriminación, exclusión y odio hacia un colectivo que, lamentablemente, no encuentra una respuesta adecuada en el sistema de salud de la ciudad, cuyas autoridades se resisten sistemáticamente a cumplir con la normativa vigente, tanto a nivel local, como nacional e internacional en materia de salud mental».

Larreta aprovechó el episodio para insistir con la aprobación del uso de las pistolas Taser en un largo hilo en el que calificó a este hombre como delincuente.

En el texto, señalan que «es necesario resaltar que la Ciudad de Buenos Aires, la más rica del país, es una de las pocas jurisdicciones que no han iniciado un proceso de reforma del sistema de salud mental. Insistir en culpar por los hechos sucedidos a una persona con graves problemas de salud mental en situación de calle, pareciera ser un intento de tapar las fallas que existen en la Ciudad de Buenos Aires con relación a la violación de derechos básicos, como son la vivienda, la justicia, la salud y el cuidado, cuya responsabilidad es exclusiva de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires».

En este contexto, «la AASM insta al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a iniciar un serio proceso de reforma para que los porteños y las porteñas gocen de un sistema de salud mental que contemple todos los dispositivos y apoyos comunitarios necesarios, como son los abordajes territoriales, hospitales de día, dispositivos habitacionales, culturales y sociolaborales, consultorios externos, acompañamiento terapéutico, atención domiciliaria e internación en todos los hospitales generales, tanto públicos como privados. No hay salud sin salud mental, no hay salud mental sin derechos».



Enlaces Populares del Barrio de Palermo

Entrada Popular en las cocinas del barrio de Palermo

Bustos del Paseo de los Poetas en el Rosedal del Barrio de Palermo
Calesita de Palermo Viejo. Calesita «Palermo Viejo».
Asado Argentino
La misteriosa calle Ombú.