“Cielo pintado a mano” Eduardo Sanguinetti

Compartí :-) .

“Cielo pinado a mano” Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y artista argentino / Saludos Pablo!… si publicas mi foto, te lo agradecería, pues se asimila a este escrito con sangre y pulsión de ser. Gracias!

“Cielo pintado a mano”
Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y artista argentino

Permanecer enmascarado, sin dejar un flanco al descubierto, se han convertido en costumbres habituales en la Argentina del espectáculo… utilizar esas nuevas corazas propias de la represión fundamental: el simulado pudor, esa otra máscara que sella la boca ante las resistencias, rebeliones y remite al remolino de las palabras que se pudren por jamás haber sido pronunciadas y la irrisión, acompañada por estereotipos que se asimilan a ellas: “Demasiado fácil”, “No es nada”, “Te banco”, “Me lo banco”, etc… y las escuchas ilegales se cuentan por miles, dato entregado por la ONU… el fiscal panzón blindado como el muñeco del Mago de Oz, se entrega al juego Fashion de Py… clarinete arma sus máquinas de guerra contra el orden establecido por una Constitución en estado vegetativo.. y bien, machirulo, amado por el tilingos medio pelo, los “siempre presentes en el derrumbe” se prepara para su próximo balbuceo, pleno de falacias, apoyado por el periodismo AFI… y los trenes descarrilan en obras recién terminadas por gobierno calabrés… realidad en exteriores, con cielo pintado a mano.

La realidad es una gran docente… si la vida va cuesta abajo, si se nos priva de lo que más queremos y aún tenemos deseos de vivirla, aceptaremos pagar los costos y prolongarla asimilada a instantes de alegría, no dudo, deberíamos hacer lo imposible para que nada ni nadie nos prive el goce de existir, de ser y estar como nos plazca, llevar a cabo en acto, todo los que nos dicte la necesidad, sin que eso atente en lo más mínimo nuestra libertad… no mediremos en el tomar revancha de quienes nos niegan la posibilidad de permanecer en este mundo, en estado de igualdad, fraternidad y naturalidad… pues la única libertad con que contamos no depende más que de cada uno, la que poseemos, sin atrevernos a dejarla, si el deseo acompañe al acto de librarnos de quienes nos la niegan, reprimiendo y asesinando a comunidades aterradas, pero en condiciones de responderles a esos ungidos en elecciones bajo presión de democracias simuladas… esos que desde el poder “regalado” gobiernan, con desparpajo y ánimos imperiales, naciones colonizadas… nada más estúpido que aceptar órdenes de ignorantes mascotas, divorciados de la vida y de la verdad, en ser, deber y hacer…

Los valores que tenían valía, aunque más no sea por ser enumerados, en este milenio de la muerte del sentido, claudicaron… quizás las personas que uno frecuentaba ya no me interesan, incluso hijos/as asimilados a ideologías de ocasión, sus posesiones los poseen, ¿que interés podrían sentir por alguien como yo, tan pegado a mi mismo?, renunciador a todo lo vacuo y banal, con amor a una tierra, ya sin bandera, y ellos tan apegados al papel moneda grasoso, a las finanzas, a las frivolidades acompañadas de narcóticos y faranduleras escorts… traidores y cobardes, hoy pareciera valores supremos de este prostíbulo casual, donde todo se compra y vende, pero ¿y el amor?… ¿se podrá sobrevivir sin ese espacio, sin tiempo ni lugar, para las almas en pena, que ya no acuden a él, aunque más no se para dar nombre a su deseo?

Hoy todas las relaciones humanas se articulan alrededor de la depreciación ajena: para ser, es preciso que el Otro sea menos, o casi Nada… un regreso a Freud, el mundo habitado por humanos, es demasiado lento en instancias esenciales, como comprender al instante, dejando de lado las futilidades cotidianas, a las que nos tienen acostumbrados los burocráticos trámites que legitimen nuestra existencia, en identidad y pertenecer ¡Qué Imbecilidad!, la castración es una práctica que no termina de practicarse, por rutina, sin pausa ni tregua… cosas de la vida, de quién sigue nomadeando, con los bolsillos vacíos y durmiendo al “sereno”, espero vivan mis palabras en el corazón de quién me lee… tal vez alguien recuerde que todo lo manifestado lo ha escrito con pasión un argentino, que ha tomado el riesgo supremo de permanecer en esta tierra, donde pulsión y sangre, desgarro y herida, coraje y voluntad, son horizontes eliminados, para los que la habitan, tan estúpidamente coquetos, en sus gabinetes de la prisión en donde los han metido a patadas virtuales, de usuarios sin contraseña… cuando se empieza a repechar, el alma tira para delante, con envergadura de ser, luchando, dudando, indignándose, viviendo, buscando, esperando, gozando, sufriendo… franqueando indemne los círculos entrelazados de los 5 órdenes determinantes en mi vida: soñar, intuir, símbolizar, realizar, imaginar, sigo caminando, silbando las melodías que he aprendido, en mis años dorados de infancia.

error: Te queremos :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999