Carnaval de venecia 3

El corte de la cabeza del toro

El corte de la cabeza del toro
Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Ayer a la tarde, en el escenario de la Piazza San Marco, ha cobrado vida la recreación escenográfica del Decapitado del Toro, un espectáculo organizado por la Asociación «Compagnia L’Arte dei Mascareri», en colaboración con la compañía de teatro Pantakin y un delegación de la ciudad de Aquileia, que este jueves de carnaval consiguió dejar boquiabiertos a los asistentes al Carnaval de Venecia. Una historia que se remonta a 1162, cuando el dux Vitale II Michiel se ganó al patriarca Ulrico de Aquileia, que había intentado conquistar Grado, ciudad de la Serenissima, lo que dio lugar a un dicho veneciano que se ha vuelto universal: «etiquetar la cabeza de toro». ”.

Presente ante la administración municipal, el concejal delegado para la Protección de las Tradiciones Giovanni Giusto: «Esta recreación es una oportunidad para dar a conocer una antigua costumbre de la Serenísima, que luego se transformó en un dicho que todos conocemos y que todavía hoy usar. La tradición para nosotros es continuidad, es una forma de transmitir nuestra historia. Por eso el Carnaval no es sólo un acontecimiento que hay que soportar pasivamente, sino una oportunidad para vivirlo como protagonistas».

Junto a él, el alcalde de Aquileia, Emanuele Zorino, quiso celebrar en Venecia junto con sus conciudadanos que llegaron al Carnaval de Venecia para interpretar al patriarca Ulrich y a los doce señores feudales rebeldes: «Para Aquileia, esta es una manera de revivir nuestra historia común con Venecia a través de las tradiciones, porque el futuro tiene raíces antiguas».

La historia la narra la máscara de Pantalone, acompañada por su sobrina y la enfermera friulana, mientras la delegación de Aquileia, vestida con mantos negros con gorguera y máscaras de cerdo, reinterpretaba al patriarca Ulrico y a los doce señores feudales rebeldes. El histórico rito del «sacrificio» del animal que tuvo lugar en el escenario de la Piazza San Marco recordó la victoria del dux Vitale Michiel II sobre el patriarca Ulrico de Aquileia y sus doce señores feudales rebeldes, un triunfo obtenido con sangre y que costó Los traidores hicieron una promesa muy alta en ese momento. En memoria del intento de insurrección asfixiado en sangre, de hecho, cada año los sucesores del Patriarca también debían enviar un toro, 12 hogazas de pan y 12 cerdos bien alimentados como regalo y compensación al Dux en ejercicio. Luego, el toro-patriarca y los 12 señores feudales porcinos fueron objeto de burla en la plaza pública con un ritual que, en su culminación, incluyó el espectacular corte de la cabeza del toro.

En la representación histórica también protagonizan las 12 Marías del Carnaval de Venecia, que participaron en las celebraciones en el escenario de la Piazza San Marco junto con los numerosos personajes enmascarados que desfilaron por primera vez bajo los pórticos en el corazón de la Piazza San Marco.

Posteriormente los animales eran sacrificados y cocinados y su carne distribuida durante los banquetes entre los nobles, el clero, el pueblo y los prisioneros. De ahí la expresión «Tagiar la testa al toro», o «cortarle la cabeza al toro»: un dicho que se ha vuelto universal pero que nació en Venecia y precisamente durante la época del Carnaval. Su significado metafórico, como se sabe, es el de llegar finalmente a una decisión después de haberla discutido durante mucho tiempo.