Luxury Noel en el Palacio Duhau Park Hyatt

Compartí :-) .

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Dejarse llevar por el clima navideño tiene algo de sofisticación y elegancia que se respira en la calma silenciosa del Palacio Duhau Park Hyatt. Su pâtisserie es uno de los reductos top de la ciudad.

Ponerle glamour a la navidad no es algo tan complejo cuando panaderos y pasteleros de un sitio tan emblemático como distinguido de la ciudad ponen su intelecto y delicadeza para amasar en sus propias cocinas durante todo diciembre y hasta la celebración de Reyes, las delicias más deseadas de cualquier mesa de altura.
Panettoni al estilo milanés, panes dulces, nougats, stollen, macarons de distintos sabores y colores y figuras de chocolate… una fiesta se se esconde en su hamper (canasta) de temporada.
“El Hyatt”, tal como se lo conoce en la ciudad, está conformado por dos edificios: un Palacio de 1934, restaurado en 2006, con entrada sobre la Avenida Alvear; y un edificio contemporáneo, construido en total armonía con la arquitectura original, con entrada sobre la calle Posadas. Amplios jardines privados y una galería de arte conectan ambos edificios. Sus 165 habitaciones, integradas armónicamente a la ciudad, combinan este pasado histórico con un diseño moderno.
Adentrarse en la belleza de Palacio Duhau, Park Hyatt Buenos Aires, es atravesar una experiencia a traves del sitio más parisino de la urbe.
Lo aparentemente barroco se vuelva clásico en la mano inteligente que sabe cernir, tal como en una buena cocina.

El secreto para pocos

Es el emprendimiento más joven de todo el Duhau, y está escondida en el corazón mismo del lugar. De la mano de su chef pastelero ejecutivo, Damián Betular, la Pâtisserie es un espacio selecto donde el público puede comprar las creaciones únicas: sus macarons con sello de autor, los chocolates y petit fours, petits gâteaux de temporada. No sólo se trata de productos que se sirven en los restaurantes del hotel, sino que funcionan bajo el sistema de take away, para -también- disfrutarlos en casa.
Una sintonía fina se ha tejido en la filigrana que enarbola el especialista a la hora de conjugar identidad nacional e internacionalidad. Betular expone una particular intención en ese ensamblaje que conjuga elementos como la leche de cabra o de oveja nacional, junto a la harina de algarroba o las manzanas ríonegrinas… elementos que terminan componiendo, por ejemplo, una reversión de algún elemento clásico francés.
Para no perderse la experiencia de esta mixtura delicada y soberbia, la canasta que propone la pâtisserie, contiene una versión de pan dulce casero imperdible. Todo se realiza en la cocina del hotel, la masa madre, el azucarado de las frutas y los frutos secos (avellanas, castaña de caju, pistachos, almendras), extracto natural de vainilla. Lleva un fermento no artifical de 48 hs. Una vez horneado, se viste con un glacé también realizado en el hotel. También producen, bajo la misma filosofía, Stollen y Panettone.
El hamper navideño se integra con un glorioso mix apto para familias numerosas: snowman de chocolate, cookies, tabletas de chocolate semiamargo, leche y blanco, té de Tealosophy con tetera, tres mermeladas, nougat, vino, caja de macarrons de 6 ó 12 unidades, espumante, tres bomboneras, una con trufas Neige
panettone, pan dulce. stollen, todo en una canasta de bronce.
Et la France est là!

error: Te queremos MUCHO :-) pero no nos copies. estamos trabajando en Palermo desde 1999