Palermo Chimichurri, Salsa para parrilladas

Compartí :-) .

Tomillo, orégano, ají molido, morrón, ajo, cebolla, laurel, pimienta negra, mostaza en polvo, perejil y cebolla de verdeo aceite y vinagre, se agita y listo.

CHIMICHURRI
(Salsa para parrilladas)

1/2 taza de aceite de oliva
2/3 taza de vinagre de vino (puede ser vinagre blanco pero no de manzana)
1/2 taza de cebolla blanca picada, picada, picada (tiene que quedar en trozos bien chicos o “trozitos chiquititos” como decimos los argentinos)
1 cucharadita de ajo picado muy fino
1/8 taza de perejil seco o 1/4 taza de perejil fresco picado fino
1/8 taza de oregano seco
1 cucharada de aji molido (menos si se lo quiere menos picante o se puede eliminar por completo)
1 y 1/4 cucharadita de sal

Mezclar todos los ingredientes y dejar reposar un dia (nunca menos de dos horas) para que tome sabor.

Una vez que la han provado pueden variar los ingredientes y ajustarla a su gusto. Hay quienes le agregan albahaca o tomillo o no usan oregano. De esta salsa hay tantas variantes como argentinos. Todo es valido en tanto les guste.

Hasta mediados del siglo XIX el chimichurri se hacía con salmuera, luego ésta fue substituida por el vinagre. La preparación del “chimi” o chimichurri es la siguiente: como ingredientes base se utiliza aceite y vinagre.

Luego a gusto se agregan todos los condimentos que el cocinero crea necesario, aunque las recetas típicas llevan: tomillo, orégano, ají molido, morrón, ajo, cebolla, laurel, pimienta negra, mostaza en polvo, perejil y cebolla de verdeo entre otros. Todos los ingredientes sólidos deben pasar por el mortero para desmenuzarlos al máximo, luego de este proceso son vertidos en la emulsión de aceite y vinagre, ésta se agita enérgicamente a fin de configurar la salsa. Se guarda para macerar en una botella o frasco transparente en un lugar fresco por al menos 15 días.

Se diferencian dos clases de chimichurris, los suaves y los fuertes, los segundos se caracterizan por tener en su composición una mayor proporción de pimentón y ají, en especial el ají putaparió o eufemísticamente “ají de la mala palabra”, denominado así por la sensación cáustica que produce en los paladares no habituados.

Etimologías dudosas

La palabra chimichurri tiene su origen entre los prisioneros británicos tras las Invasiones Inglesas luego afincados en territorio argentino, según esa opinión los británicos pedían los aliños para el asado frecuentemente con una palabra compuesta de vocablos aborígenes (che), españoles e ingleses con remota etimología hindú (“curry”): che-mi-curry (por “che-mi-salsa”) o bien give me curry ( “dame condimento” ).

Aún más incomprobable es la suposición según la cual la palabra “chimichurri” deriva de un comerciante británico conocido como Jimmy Curry, el cual supuestamente inventó esta salsa.

Chimichurri en Palermo. En realidad por todos lados.

Después conviene probar las provoletas grilladas con morrón, la colita de cuadril con papas, la clásica tira de asado o el vacío del fino, un corte especial difícil de conseguir en otros lugares. Más allá de la comida, el principal encanto del Chimichurri; En Palermo, sobre todo en las noches de calor, es casi imposible no ver a grupos de turistas europeos ávidos por probar -como aquel Jimmy inglés del siglo XIX- los mejores cortes de la carne argentina.

Fuente https://palermonline.com.ar/

error: En que podemos ayudarte?