Apareció muerto un joven en la Costanera

Según la Policía, la víctima fue asesinada a puñaladas. Tenía heridas en el cuello y en el tórax. Fue hallado por trabajadores de limpieza a la altura de la avenida Cantilo, en inmediaciones del Aeroparque Metropolitano

El cuerpo de un joven acuchillado fue encontrado esta mañana, en avenida Cantilo y Costanera, por trabajadores de limpieza de la zona.

En principio, todo apuntaría a que fue asesinado a cuchilladas en medio de una pelea, aunque los policías investigan aún los motivos del homicidio.

El cadáver fue hallado a las 6 en un terreno ubicado cerca del complejo de Parque Norte, en el barrio porteño de Núñez. Efectivos de la comisaría 51, que intervienen en el caso, trataban de establecer si el joven fue asesinado producto de un robo o de una pelea, según se indicó.

Un joven de unos 25 años fue hallado asesinado a puñaladas en la vía pública, a metros de la cabecera norte del Aeroparque Jorge Newbery, en la costanera porteña, y los investigadores procuraban identificarlo y establecer las circunstancias del crimen.

Fuentes policiales informaron que el cuerpo del joven fue encontrado frente al restaurante «Clo Clo», ubicado en La Pampa, entre Costanera Norte y Cantilo, por dos barrenderos que -cerca de las 6- trabajaban en la zona y alertaron al 911.

Poco después se presentaron en el lugar efectivos de la comisaría 51a., con jurisdicción en la zona, y de la Policía Científica, quienes encontraron el cadáver tendido en el suelo, sobre el cordón de la vereda y con abundante sangre alrededor.

Si bien inicialmente los pesquisas acudieron al lugar pensando que se había tratado de un accidente de tránsito, al llegar constataron que el joven había fallecido a raíz de heridas cortantes que presentaba en el cuello.

Según las primeras apreciaciones de los forenses que trabajaron en el lugar, las heridas que presentaba la víctima aparentan haber sido realizadas con un elemento punzocortante de bordes irregulares, como algún tipo de arma blanca o una botella rota.

Además, de acuerdo a los expertos, la muerte del joven se produjo durante la madrugada, según se desprende del estado en el que se hallaba el cuerpo.

Mientras que los peritos tanatólogos trabajaban sobre el cadáver, efectivos inspeccionaron un radio de unos 40 metros a su alrededor, tanto sobre la vereda y la calle como los terrenos adyacentes pertenecientes al Aeroparque.

Es que además de esperar encontrar pistas útiles para la investigación, los policías no descartaban que para deshacerse del arma homicida el asesino la hubiera arrojado entre los pastizales aledaños a las pistas de aterrizaje.

No obstante, por el momento el arma no fue encontrada en ninguno de los procedimiento realizados por la policía.

Los pesquisas también recorrieron la zona en busca de cámaras de seguridad que hayan podido grabar lo ocurrido y de eventuales testigos que pudieran haber presenciado el ataque o alguna situación que les llamaran la atención, como corridas o gritos, indicaron los voceros.

Una de las hipótesis que manejaban los expertos es que la víctima, cuya identidad aún no fue determinada, haya estado involucrada en una pelea con otros jóvenes al salir de alguno de los boliches de la zona.

Un investigador policial consultado por Télam manifestó que el joven asesinado no tenía aspecto de ser indigente y que es posible que viviera en la zona, al tiempo que aclaró que por el momento no se localizaron testigos que acrediten que había salido de un boliche.

De acuerdo a lo manifestado a Télam por vecinos que circulaban esta mañana por el lugar, «hay peleas constantemente entre los chicos que salen borrachos» de bailar de «Tequila» o «Pachá», ubicados a pocos metros de donde fue hallado el cuerpo.

Cerca de las 9.50 y luego de los peritajes correspondientes en la escena del hallazgo, los médicos forenses retiraron el cadáver para llevarlo a la morgue judicial, donde durante el transcurso del día se le realizará la autopsia que confirme la causa de la muerte.

El hecho es investigado por la División Homicidios de la Policía Federal, de la seccional 51 y de la Unidad Fiscal Norte de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de José María Campagnoli.

Como el joven no tenía documentación personal entre sus pertenencias, uno de los investigadores dijo a Télam que la «prioridad es identificarlo», para luego poder avanzar con la pesquisa.

Las fuentes consultadas dijeron que hasta esta tarde nadie se había presentado ante la policía para identificar el cuerpo.