David Lebon

David Lebón en el Gran Rex

David Lebón en el Gran Rex

David Lebón se presenta en el Gran Rex en un repaso de su carrera y con invitados

El 26 de noviembre subirá al escenario con un show que contará con invitados especiales, que servirá para presentar algunos temas de su nuevo disco «Lebón & Co. Vol 2», para luego repetir la experiencia en Rosario y Córdoba.

El cantante y guitarrista David Lebón confirmó hoy su presentación del viernes 26 de noviembre en el Teatro Gran Rex, en lo que se anuncia como «un momento para sentirse cerca, volver a emocionarse y reafirmar que la música nos une ante cualquier adversidad».

David Lebón en el Gran Rex
David Lebón en el Gran Rex

El músico, quien perdió la semana pasada a su hija mayor Tayda Lebón, anunció que llegará al mítico teatro de la calle Corrientes para repasar varios clásicos de todos los tiempos y de todas sus bandas emblemáticas.

Contará también con algunos invitados y se presentarán temas del nuevo disco “Lebón & Co. Vol. 2”, según se informó a través de un comunicado de prensa.

Luego de un 2020 tan especial para el ex Serú Girán, en el que su disco «Lebón & Co» tuvo 8 nominaciones para los Premios Gardel de las cuales ganó en 6 categorías, entre ellas Gardel de Oro; y donde pudo seguir conectado con su público en shows en streaming, autoshow y aire libre en Obras, llegará el momento de reencontrarse finalmente con el público en uno de los ámbitos que más disfruta para tocar.

«Atravesamos tiempos distintos, pero con la música de David llegando a los corazones. Como siempre, ‘nos veremos otra vez'», añadieron.

Junto al Rex, fueron también confirmadas sus presentaciones del 29 de octubre en el Auditorio Fundación Astengo de Rosario y el del 18 de noviembre en el Quality Espacio de Córdoba.

El Gran Rex un ícono Porteño

El Gran Rex es un teatro ubicado en la Avenida Corrientes (nº 857), a menos de 200 metros del Obelisco de Buenos Aires, Argentina. Es uno de los grandes teatros del mundo y con mayor capacidad de Sudamérica y forma un corredor junto al Ópera y al Tabarís, que funcionan en la misma cuadra.

Su capacidad es para 3.262 espectadores.

El edificio, propiedad de la familia Cordero terminado en 1937, después de tan solo seis meses, es un exponente arquitectónico del estilo racionalista, obra del arquitecto Alberto Prebisch, el mismo que creó el Obelisco de Buenos Aires, y del ingeniero civil Adolfo T. Moret.

En sus inicios contaba con altoparlantes en el vestíbulo que permitían a los espectadores llamar a sus coches, que se encontraban en la estación de más de 200 coches situada en los dos subsuelos. También poseía un bar que ocupaba tres pisos, un bowling y billares en el subsuelo.

El teatro Gran Rex quedó inmortalizado en la canción de Joaquín Sabina «Dieguitos y Mafaldas».

El Gran Rex constituye uno de los hitos de la Arquitectura Moderna, a la par que es el punto más alto dentro de la vasta producción del autor, Arq. Alberto Prebisch. El sobrio lenguaje que exalta las líneas estructurales, planteando el aventanamiento integral en el plano de la fachada, es otro de los méritos de este edificio memorable.

La estructura del edificio fue realizada en hormigón armado, y el techo de la sala en cabriadas metálicas.

La imponente fachada es un sencillo rectángulo de gran volumen revestido en travertino romano sin lustrar y carente de motivos ornamentales, con una gran superficie vidriada que muestra los interiores del edificio a la gente que pasa por la vereda, y es cortada en mitades por una fina viga sostenida de arriba por tensores redondos de hierro recubiertos en bronce dorado.

El interior es del mismo estilo racionalista, y el hall tiene un doble juego de escaleras pensadas para vaciar la sala rápidamente y un conjunto de ascensores que comunican con las cocheras.

Posee una sala asimétrica, producto de haber sido construido en un terreno irregular. Por ello está dispuesta en forma oblicua a la línea del frente.

Esta sala es una gran cáscara dividida en fajas encimadas, inspirada en el Radio City de Nueva York. Los materiales son mármol Botticcino italiano, revoque, madera enchapada y bronce. Los espectadores se disponen en tres niveles: platea, primer balcón y segundo balcón. Tanto las butacas como los telones y alfombras originales fueron de color tierra siena quemada, y las paredes fueron pintadas a la témpera de color ocre ligeramente rojizo.

VINOS

Cabernet Sauvignon
Torrontes el Blanco de Palermo
El Malbec de Palermo