el Partenon de Atenas

El Partenón de Atenas

La historia del Partenón de Atenas se puede dividir en tres períodos principales: su construcción, su historia posterior y su estado actual.

La Acrópolis está situada sobre una roca de cima plana que se eleva 150 m sobre el nivel del mar en Atenas, con una superficie de unas 3 hectáreas. Los primeros artefactos datan del Neolítico Medio; se han documentado viviendas en el Ática del Neolítico Temprano (VI milenio a. C.).

La construcción del Partenón

FgQqyEHWYAgGRlI

El Partenón fue construido entre los años 447 y 432 a.C., durante el apogeo de la civilización griega. La construcción fue encargada por el gobernante ateniense Pericles, como agradecimiento a los dioses por la victoria de Atenas sobre los persas en la Batalla de Maratón.

El Partenón fue diseñado por el arquitecto Ictino y el escultor Fidias. El edificio está construido en mármol blanco del monte Pentélico, y es uno de los ejemplos más perfectos del orden dórico.

El Partenón estaba dedicado a la diosa Atenea, la diosa protectora de Atenas. El interior del templo albergaba una estatua de oro y marfil de Atenea Partenos, obra de Fidias.

FG5Pa8 XwAUuZPt

La historia posterior del Partenón

El Partenón sufrió daños durante la Guerra del Peloponeso, en el siglo V a.C., y fue saqueado por los romanos en el siglo II a.C.

En el siglo XV, el Partenón fue convertido en una iglesia cristiana, y en el siglo XVI, en una mezquita.

En 1687, el Partenón fue dañado gravemente por la explosión de un almacén de pólvora otomano.

En el siglo XIX, el Partenón fue objeto de un intenso saqueo por parte de los británicos. El diplomático Lord Elgin se llevó a Londres una gran cantidad de esculturas del Partenón, que actualmente se encuentran en el Museo Británico.

El estado actual del Partenón

FFzj8KzUUAUflD6

El Partenón sigue siendo uno de los monumentos más importantes de la civilización griega. Sin embargo, el edificio está gravemente dañado.

La estatua de Atenea Partenos fue destruida en la Edad Media, y la mayor parte de las esculturas que decoraban el exterior del templo fueron saqueadas por Lord Elgin.

El Partenón ha sido objeto de varias campañas de restauración, pero los daños son irreparables.

A pesar de su estado, el Partenón sigue siendo un símbolo de la grandeza de la civilización griega. El edificio es una visita obligada para cualquier persona que visite Atenas.

ROBO DE ESCULTURA POR PARTE DE LOS PIRATAS DEL GOBIERNO INGLES

ESCCQ2gXkAA0cMu

En primer lugar, las esculturas fueron extraídas del Partenón de Atenas sin el consentimiento del gobierno griego, que era el legítimo propietario de las mismas. El saqueo fue llevado a cabo por Lord Elgin, un diplomático británico, en el siglo XIX. Elgin afirmó que tenía permiso del gobierno turco, que entonces controlaba Grecia, para llevarse las esculturas. Sin embargo, este permiso ha sido cuestionado por muchos historiadores, que creen que fue obtenido bajo coacción.

En segundo lugar, las esculturas son parte del patrimonio cultural de Grecia. Representan un momento crucial en la historia de la civilización occidental, y su lugar legítimo es en Atenas, donde pueden ser apreciadas por el pueblo griego y por visitantes de todo el mundo.

En tercer lugar, la devolución de las esculturas sería un gesto de reparación histórica. El saqueo del Partenón fue un acto de colonialismo y imperialismo, y su devolución sería un reconocimiento de los errores del pasado.

En cuanto a la afirmación de que la devolución de las esculturas abriría la puerta a que se cuestione todo el contenido de los museos británicos, es una exageración. La gran mayoría de las obras de arte en los museos británicos fueron adquiridas de manera legítima, a través de compras, donaciones o intercambios. Las esculturas del Partenón son la única excepción.

Es cierto que la devolución de las esculturas sería un precedente. Sin embargo, es un precedente que vale la pena establecer. Los museos deberían ser lugares de aprendizaje y comprensión, y las obras de arte que albergan deben ser accesibles a todos, independientemente de su origen.

Por supuesto, la devolución de las esculturas no es una tarea sencilla. El Museo Británico se ha opuesto sistemáticamente a su devolución, y es probable que haya que llegar a un acuerdo entre las dos partes. Sin embargo, es un objetivo que vale la pena perseguir.

ATENAS – El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, reiteró el jueves los llamamientos para que el Museo Británico devuelva las esculturas del Partenón a Atenas, meses después de una disputa diplomática con Gran Bretaña sobre las piezas de 2.500 años de antigüedad.

En su primera declaración pública sobre el tema desde noviembre, Mitsotakis dijo que su gobierno ha estado en conversaciones con el presidente del Museo Británico sobre un acuerdo para traerlos de regreso al Museo de la Acrópolis en el corazón de la capital griega.

«Permítanme ser claro: insistiremos en su reunificación por muchas razones. Pero una, en mi opinión, es la más importante: sólo siendo vistos juntos, in situ, a la sombra de la Acrópolis, podremos apreciar verdaderamente su inmenso importancia cultural.»

Atenas ha pedido repetidamente al Museo Británico que devuelva permanentemente las esculturas de 2.500 años de antigüedad, conocidas en Gran Bretaña como los Mármoles de Elgin, que el diplomático británico Lord Elgin retiró del templo del Partenón en 1806, durante un período en el que Grecia estaba bajo el dominio turco otomano. .

Aproximadamente la mitad del friso de 160 metros que adornaba el Partenón de Atenas se encuentra en el Museo Británico, mientras que 50 metros de las tallas se encuentran en el Museo de la Acrópolis.

En noviembre, durante una entrevista con la BBC en Londres, Mitsotakis comparó la separación de las esculturas con cortar la Mona Lisa por la mitad, caracterización rechazada por el gobierno británico.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, canceló posteriormente una reunión prevista con Mitsotakis, acusándolo de romper una promesa de no utilizar su viaje como oportunidad para abogar por la devolución de las esculturas.

Grecia ha dicho que estaría dispuesta a prestar antigüedades al Museo Británico a cambio de poder exhibir temporalmente las esculturas en Atenas.

EPXHKTbX0AEG4mE

El Museo Británico ha dicho que consideraría prestar las esculturas a Grecia si reconociera la propiedad de las esculturas por parte del Museo Británico.

Por otra parte, el Museo Británico y el Museo Victoria y Alberto de Londres anunciaron el jueves que, en virtud de un acuerdo de préstamo a largo plazo, enviarían a Ghana artefactos de oro y plata saqueados por soldados británicos de la corte real de Asante en África occidental durante el siglo XIX para su exhibición.

EJvDqCdXUAEouOE

Partenón de Atenas: Pericles

Pericles fue un importante jurista, magistrado, general, político y orador ateniense en los momentos de la edad de oro de la ciudad (en concreto, entre las Guerras Médicas y las del Peloponeso). Tucídides, un historiador coetáneo, lo denominó como «el primer ciudadano de Atenas». Pericles convirtió a la Confederación de Delos en el Imperio ateniense, y dirigió a sus compatriotas durante los primeros dos años de la Guerra del Peloponeso.

Pericles nació en Atenas en el año 495 a. C., en el seno de una familia aristocrática. Su padre, Calias, fue un importante político y general ateniense.

Pericles comenzó su carrera política como estratega, un cargo que le permitía dirigir la armada ateniense. En este cargo, Pericles jugó un papel decisivo en la victoria de Atenas sobre los persas en la Batalla de Salamina, en el año 480 a. C.

En el año 461 a. C., Pericles fue elegido arconte, el cargo político más importante de Atenas. En este cargo, Pericles llevó a cabo una serie de reformas que modernizaron la democracia ateniense.

Pericles también fue un gran mecenas de las artes y las letras. Bajo su patrocinio, Atenas se convirtió en el centro cultural de la antigua Grecia.

Pericles murió en el año 429 a. C., durante la Guerra del Peloponeso. Su muerte marcó el comienzo del declive de Atenas.

Pericles es considerado uno de los más grandes líderes de la historia de la civilización occidental. Su legado sigue siendo admirado por su visión política, su compromiso con la democracia y su apoyo a las artes y las letras.

EdUIQSIXsAE t0y

Robos y delincuencia en el Museo Británico

El Museo Británico es uno de los museos más grandes y visitados del mundo. Su colección alberga más de 8 millones de objetos, que abarcan un período de tiempo de más de 2 millones de años.

A pesar de sus estrictas medidas de seguridad, el Museo Británico ha sido víctima de varios robos y actos de delincuencia.

El caso más famoso es el del robo de las esculturas del Partenón, que fueron extraídas del templo griego por el diplomático británico Lord Elgin en el siglo XIX. Elgin afirmó que tenía permiso del gobierno turco, que entonces controlaba Grecia, para llevarse las esculturas. Sin embargo, este permiso ha sido cuestionado por muchos historiadores, que creen que fue obtenido bajo coacción.

En 2023, el Museo Británico fue noticia por el robo de 2.000 objetos de su colección. Los objetos, que eran pequeños y no estaban expuestos, fueron robados por un curador del museo. El curador fue detenido y acusado de robo.

Otros casos de robo y delincuencia en el Museo Británico incluyen:

El robo de una estatua de oro de la diosa hindú Kali en 1964.
El robo de una espada del siglo XIII en 1974.
El robo de un collar de diamantes en 2000.
El robo de un manuscrito del siglo VIII en 2006.

El Museo Británico ha tomado medidas para mejorar la seguridad de su colección, pero los robos y los actos de delincuencia siguen siendo una preocupación.

Robos y delincuencia en el Museo Victoria

El Museo Victoria es otro museo importante que ha sido víctima de robos y actos de delincuencia.

En 2005, un grupo de ladrones robó 170 objetos del museo, entre ellos una estatua de oro de la diosa hindú Lakshmi. Los ladrones fueron detenidos y condenados a prisión.

En 2011, un hombre robó un diamante de 6,3 quilates del museo. El hombre fue detenido y condenado a prisión.

Otros casos de robo y delincuencia en el Museo Victoria incluyen:

El robo de un collar de diamantes en 1991.
El robo de una pintura del siglo XIX en 1993.
El robo de una estatua de bronce del siglo XVII en 2002.

El Museo Victoria ha tomado medidas para mejorar la seguridad de su colección, pero los robos y los actos de delincuencia siguen siendo una preocupación.

Factores que contribuyen a los robos y la delincuencia en los museos

Hay varios factores que contribuyen a los robos y la delincuencia en los museos, entre ellos:

El valor de las obras de arte: Las obras de arte, especialmente las antiguas o las únicas, pueden tener un valor muy elevado, lo que las hace atractivas para los ladrones.
La facilidad de acceso: Los museos suelen ser lugares públicos y abiertos, lo que facilita la entrada a los ladrones.
La falta de seguridad: Los museos pueden tener medidas de seguridad inadecuadas para proteger sus colecciones.

Medidas para prevenir los robos y la delincuencia en los museos

Para prevenir los robos y la delincuencia en los museos, se pueden tomar una serie de medidas, entre ellas:

Mejorar la seguridad: Los museos deben implementar medidas de seguridad más estrictas, como sistemas de vigilancia, guardias de seguridad y controles de acceso.
Educar al público: El público debe ser educado sobre la importancia de proteger las obras de arte y sobre cómo denunciar cualquier actividad sospechosa.
Cooperar con las autoridades: Los museos deben cooperar con las autoridades para investigar los robos y la delincuencia.

E5jFJreXwAMnXhb