biblioteca1 1

Kokoro Libros polémica con Beatriz Sarlo.

Publicado por

Luego de que se conociera que la ensayista y escritora Beatriz Sarlo fue convocada por la mujer de Axel Kicillof, Soledad Quereilhac a través de un intermediario para recibir la vacuna contra el coronavirus en el marco de una campaña de vacunación a referentes, la librería kirchnerista Kokoro -ubicada en el barrio porteño de Palermo- utilizó sus redes para convocar a la quema de libros de la autora.



“Hoy 5pm quemamos los libros de Sarl@ en vivo (creo que tengo uno)”, escribió en su cuenta de Twitter Kokoro Libros. Y añadió: “Harta de esta señora. Que se atraganten en su mala leche”. Momentos después, una catarata de usuarios de la red social contestaron el mensaje con expresiones en rechazo. Entre ellos, el cineasta Juan José Campanella.

Dirección: Pringles 1152, C1183AEV C1183AEV, Buenos Aires

“En Kokoro Libros te atienden con camisa negra”, dijo Campanella, en una referencia a las camisas negras que utilizaban la milicia del líder fascista italiano, Benito Mussolini. “La pregunta es si el kirchnerismo creó a estos fascistas o simplemente los reclutó. ¿O las dos cosas?”, subrayó el director de cine.


La librería del barrio porteño de Palermo le puso candado a su cuenta de Twitter y, de esta manera, reservó su perfil sólo a sus seguidores.

Sarlo declaró como testigo en la causa que investiga el posible desvío de vacunas contra el coronavirus y señaló a la esposa del gobernador Axel Kicillof, Soledad Quereilhac: dijo que ella fue quien le ofreció, a través de un editor, recibir la vacuna antes de que le llegara su turno.

Autoridades gubernamentales de la provincia de Buenos Aires confirmaron que se convocó a Sarlo para la campaña vacunatoria que al final no prosperó.

La doctora en Letras Soledad Quereilhac aseguró este miércoles que ella «no tiene la potestad de ofrecer vacunas a nadie» y acusó a la escritora Beatriz Sarlo de «sobreactuar honestidad» y de «cacarear mentiras en los medios».

En un largo mensaje compartido desde su perfil de Facebook, remarcó que «no es funcionaria del gobierno de la provincia de Buenos Aires» y reveló que ella «no fue vacunada aún», por lo que está esperando su turno «como todo el mundo».

«Ni mi madre, ni mi suegra, ni ningún familiar ni amiga o amigo cercano recibió tampoco la vacuna. Todxs están esperando su turno, como corresponde», agregó Quereilhac, quien luego subrayó: «No fomentamos ni participamos de ningún privilegio ni de ningún trato ‘vip'».