Locura, el disco del ex vecino del Barrio de Palermo, Federico Moura. A 35 años de «Locura».

Compartí :-) .

Virus fue la primera banda argentina que aprovechando las últimas tecnologías de aquel entonces, hizo uso de sintetizadores para su música, así como bases de secuencias MIDI, rompiendo los esquemas de la típica formación voz-bajo-batería-guitarra.








Hace 35 años, el recordado grupo Virus lanzó «Locura», su quinto disco de estudio, que con clásicos como «Pronta entrega», «Una luna de miel en la mano» y «Sin disfraz», entre otros, se convirtió en la placa que lo consagró a nivel popular en toda América Latina y en uno de los álbumes claves de la década del `80 en el rock argentino.

Sus letras irónicas y divertidas, en las que con juegos de palabras se criticaba al rock nacional, sus composiciones con arreglos complejos y pegadizos que invitaban a la gente a divertirse, su moderno y potente sonido new wave y su peculiar estética en el escenario, lograron que la banda posea una personalidad definida dentro del rock argentino de la época, que era muy «solemne» y «acartonado». Por esta razón, lograron acaparar tanto elogios como críticas de los medios masivos. Sus críticos los tildaron de «escandalosos», por la transgresión impuesta por el grupo, como en las letras en referencia al sexo.

Si bien el combo comandado por Federico Moura ya gozaba de una gran repercusión para ese entonces, gracias a canciones como «El probador», «Wadu-Wadu», «Hay que salir del agujero interior» y «En mi garage», por citar solo algunos; «Locura» le otorgó a la banda una masividad que la ubicaría entre los grandes números de la escena local y continental.

«Tomo lo que encuentro», «Pecado para dos», «Destino circular», «Dicha feliz» y «Lugares comunes», además de los tres temas mencionados antes, fueron las composiciones que conformaron un registro plagado de hits.


Con clásicos como «Pronta entrega», «Una luna de miel en la mano» y «Sin disfraz», entre otros, «Locura» se convirtió en la placa que consagró al grupo a nivel popular en toda América Latina y en uno de los álbumes claves de la década del `80 en el rock argentino.

El disco marcó además el debut en el grupo de Daniel Sbarra, un tecladista con larga trayectoria que ya había compartido otros proyectos con Moura y había sido pieza fundamental de Nada, el grupo que acompañó a Miguel Abuelo en su famoso disco grabado en Francia.

De esta manera, la banda que completaban los hermanos Marcelo y Julio Moura, Mario Serra y Enrique Mugetti comenzaba a transitar un sonido más ligado al pop de sintetizadores y tomaba distancia de la new wave con la que había irrumpido en escena a principios de la década.

Desde las líricas, en su mayoría producto de la pluma del artista plástico Roberto Jacoby, Virus ahondaba en una sensualidad que jugaba con los límites de la ambigüedad, algo poco usual hasta el momento en el rock local.

Prueba de ello son la oda a la masturbación que resulta el gran hit «Una luna de miel en la mano»; «Pecado para dos» y, especialmente, la bailable «Sin disfraz», una creación de Federico Moura como respuesta a las recomendaciones de la compañía discográfica de ocultar sus preferencia sexuales para mantener el público femenino que se acercaba por la atracción física que le generaba la figura del cantante.

La edición de este disco llevó al grupo a realizar una gira latinoamericana, lo que lo ubicó en el pelotón conformado por Charly García, Miguel Mateos, Soda Stereo y Los Enanitos Verdes, de artistas locales con proyección internacional.

«Locura» sería además el penúltimo disco grabado por Federico Moura, antes de su fallecimiento en diciembre de 1988 a causa del Sida, luego de completar con gran esfuerzo la placa «Superficies de placer».

Federico José Moura fue un músico, cantautor, compositor, productor discográfico y diseñador de ropa argentino, considerado uno de los más influyentes y reconocidos músicos del rock hispanoamericano. Líder de Virus, banda de rock fundamental dentro del estilo musical new wave de los años 1980 en Sudamérica.​

El Pasaje San Mateo del Barrio de Palermo. Enigmas y misterios vecinales.

La banda estaba conformada en sus comienzos por Federico Moura (voz), Marcelo Moura (teclados, segunda voz y coros), Julio Moura (guitarra), Ricardo Serra (guitarra), Mario Serra (batería) y Enrique Mugetti (bajo). No obstante, luego habrían cambios de integrantes.

Debido a que Federico fue diagnosticado de HIV en 1987, decidió alejarse de la banda, ordenándole a sus compañeros que continuaran y que Marcelo Moura ocupe el rol de cantante. Finalmente, Federico falleció en 1988 y la banda se separó poco después.

Virus pasó a la historia como una de las más emblemáticas bandas del rock en español, recibiendo la aclamación de la crítica: el ranking de las 500 mejores canciones iberoamericanas de rock por la revista estadounidense Al Borde en 2006 premió sus canciones «Una luna de miel en la mano» (131°) e «Imágenes paganas» (35°); el de las 100 mejores canciones del rock argentino por la Rolling Stone Argentina y MTV en 2002 les dio los puestos 62° y 21° respectivamente.

El ranking de los 250 mejores álbumes del rock iberoamericano por Al Borde en 2006 premió su álbum Locura (158°); y el ranking de los 100 mejores álbumes del rock argentino por la Rolling Stone Argentina en 2007 premió sus álbumes Wadu Wadu (54°) y Superficies de placer (18°).

Su álbum en vivo Vivo consiguió el puesto 3° en el ranking de los 10 mejores álbumes en vivo de la historia del rock argentino, realizado por la revista Rolling Stone Argentina en 2007. ​

error: ¿En que podemos ayudarte?